Autos

¿Qué papel jugarán los automóviles en las ciudades del futuro?

A pesar de crecer en número, la tecnología permitirá que existan menos embotellamientos.

Mexico City
0
¿Qué papel jugarán los automóviles en las ciudades del futuro?

Es evidente que, como parte de la evolución de la humanidad, el mundo cada vez es más urbano. De hecho, se pronostica que para 2050, ocho de cada diez personas vivirán en ciudades.

Ante este vaticino que gran parte de la población habitará en urbes, los gobiernos deben poner atención en el futuro para irse adaptando y con ello evitar problemas cuando esta situación de haga presente.

Aunque son pocas, existen ciudades que se están volviendo inteligentes por lo que han comenzado a usar tecnologías basada en la nube para analizar y administrar datos que ayuden a mejorar la calidad de vida.

Hasta el momento, esto se ha basado fundamentalmente en datos compartidos que facilitan la vida en la ciudad o resuelven ciertos problemas.

En Ámsterdam, por ejemplo, se comparten los datos de tráfico y transporte con desarrolladores externos para crear aplicaciones de mapas que se conectan a los sistemas de transporte. Desde luego que esto facilita la movilidad independientemente del medio de transporte que se elija.

En este rumbo, Copenhague está haciendo todo lo posible para convertirse en una capital neutral en carbono para 2025. Además de la movilidad eléctrica, esta ciudad trabaja en el intercambio de datos que tiene como objetivo mejorar los servicios de la ciudad.

Por medio del uso inteligente de datos inalámbricos de teléfonos móviles, GPS en autobuses y sensores en alcantarillas y contenedores de basura, se podrá cumplir con los objetivos de la ciudad de reducir la congestión, la contaminación del aire y las emisiones de CO2.

El automóvil conectado juega un papel transcendental

Con el intercambio de datos aumentando en ciudades de Europa, todo se volverá cada vez más inteligente. No obstante, una pieza fundamental para que esto funcione es el automóvil.

Aquellos vehículos que estén conectados con el mundo que los rodea optimizarán significativamente la forma en que se trasladan por la ciudad.

Desde garantizar que el tráfico siga en movimiento, hasta reducir la congestión en horas pico y mantener las carreteras en buenas condiciones, es lo que podrá hacer todo automóvil conectado.

Esta tecnología, combinadas con el uso de vehículos eléctricos y autónomos, junto con los esquemas de micro movilidad contribuiría aún más a convertir las ciudades en entornos sostenibles.