ACTUALIDAD

Alumbra: Violencia sexual infantil, problema de orden público

Durante la pandemia, los agresores están más cerca de las víctimas, pues pasan 24 horas, 7 días de la semana. Hay riesgos en el ciberespacio.

México
0
Alumbra: Violencia sexual infantil, problema de orden público
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO

La violencia sexual infantil es una problemática de la cual todavía se desconocen sus alcances en México, y está lejos de ser erradicada en el país , ya que parece que cada vez va en aumento.

De acuerdo con Valeria González Ruiz, coordinadora del Área de Asuntos Públicos de Early Institute, que creó el proyecto colaborativo Alumbra, cuyo objetivo es la prevención del abuso sexual infantil en México, esta violencia ejercida contra niñas, niños y adolescentes, es una problemática que nos compete a todos, pues es de orden público.

“Una de las principales herramientas para prevenir es la información. No se puede prevenir algo que no se conoce”, dijo Valeria González en entrevista para AS México, en el marco del tercer aniversario de Alumbra.

Destacó que aún no se sabe la cifra exacta de cuántos niños sufren violencia sexual en México no obstante, hay indicadores que confirman que es un cifra alarmante.

Bases de datos de Alumbra, que trabaja en conjunto con 50 organizaciones de la sociedad civil, demuestran que las denuncias van incrementándose, por lo que se podría concluir que la problemática está aumentando o que cada vez más gente habla y denuncia

Alumbra: Violencia sexual infantil, problema de orden público

Valeria González menciona que de acuerdo con la Encuesta sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh), que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los principales agresores son el tío, primo, hermano y padrastro.

“Con todo este tema de la pandemia y el aislamiento, nosotros sabemos y hay muchos datos y comunicados de organizaciones que se visualiza que la violencia en contra de niños, niñas y adolescentes se ha incrementado”, comentó para AS México.

Esto, debido a que están más cerca de sus agresores, pues pasan 24 horas, los siete días de la semana en el hogar. Otro de los factores que han influido es que las niñas, niños y adolescentes están más tiempo en internet.

Valeria González aseguró que existen muchos riesgos en el ciberespacio para los menores y es muy poca información preventiva. “También tenemos estos datos se han incrementado bastante con la pandemia”.

Comentó que según End Violence Against Children uno de cada tres usuarios de internet son niñas o niños y el segundo grupo de edad en donde el internet está más generalizado, es de los 12 a 17 años.

“Con respecto a la actividad de pornografía infantil de marzo a abril de 2020, que comenzó la pandemia, se incrementó en un 73%”, dijo.

Por otro lado, sobre la conveniencia del regreso a clases presenciales, de niños y adolescentes que sufren violencia sexual en sus hogares, opinó que las escuelas fungen, en muchos casos, como espacios seguros, así como se pueden observar ciertas conductas de comportamiento grupal y que los niños encuentren a alguien de confianza con quien puedan comentar su problemática.

Es por eso, enfatizó que no aplica la frase ‘los trapitos sucios se lavan en casa y ahí se quedan entre familia’, “¡no!, es un problema de orden público que tiene que resolverse, hablarse, difundirse, romper el silencio e informarnos”, finalizó.