CORONAVIRUS

Regreso a clases presenciales: por qué Delfina Gómez ha dicho que es necesaria la vuelta a las aulas

Según la SEP, en el regreso a clases, los alumnos encontrarán un lugar donde se sientan seguros en un ambiente saludable.

México
Regreso a clases presenciales: por qué Delfina Gómez ha dicho que es necesaria la vuelta a las aulas
Imágenes Getty

Delfina Gómez, secretaría de Educación Pública (SEP), comentó que el regreso a clases presenciales no es obligatorio, pero hizo un llamado a los docentes para que tengan sensibilidad y compromiso moral para hacer ejercer el derecho a la educación; asimismo indicó que en algunos hogares hay violencia familiar, por ello es necesario el regreso a clases presenciales porque la escuela es una “lucecita” para los estudiantes.

 “Los niños tienen que llegar a un ambiente seguro en salud, pero también lo que se refiere a que sea seguro emocionalmente. Les digo a los maestros que la escuela es un espacio que tienen los niños de una lucecita que pueden tener durante el día.

“No podemos cegarnos a que hubo momentos u hogares en donde hubo violencia familiar, y lo hay porque lo tenemos registrado, y que el niño que llega a la escuela y que esté unas dos horas o tres horas o cinco horas, lleno de cariño, de atención y de esa parte humana, claro que le da otro tipo de expectativa ante la vida”, dijo la secretaria en conferencia de prensa desde Palacio Nacional.

Regreso a clases servirá para evaluar instalaciones escolares

Además, la Funcionaria indicó que el regreso a clases servirá para hacer una evaluación diagnóstica a las instituciones educativas. “Ahorita que han ido padres de familia, a través de la instalación del comité, perciben las necesidades que hay en cuanto, por ejemplo, la limpieza o en cuanto la falta de agua o en la cuestión de jabón o en cómo van a acomodar las bancas, porque hay escuelas en donde tienen precisamente 50 butacas y que ahorita con la sana distancia tenemos que acomodarlas de tal manera que sean algo funcionales".

Finalmente, destacó y agradeció a los padres de familia que asisten con sus cubetas y sus escobas a los planteles para escombrar, arreglar, pintar; es decir, dejar algo bueno y bonito para sus niños.