CORONAVIRUS

¿Pueden las niñas y niños contagiarse de coronavirus?

La Organización Mundial de la Salud recomienda no descuidar a los más pequeños, pues también pueden padecer del COVID-19, aunque su riesgo de desarrollar un caso grave sea menor.

¿Pueden las niñas y niños contagiares de Coronavirus?
RAYNER PENA R EFE

El Coronavirus acumula ya cuatro muertos en México y la Secretaría de Salud ya levantó la fase 2 de contingencia a nivel nacional. En días recientes, se ha mencionado que los adultos mayores y los pacientes con otras enfermedades como la diabetes o la obesidad son más propensos a tener el COVID-19. Sin embargo, esto no exenta a nadie de ser contagiado por esta enfermedad, ni siquiera a lo y las más pequeñas en la familia.

¿Pueden los niños contraer el coronavirus?

Sí, todas y todos pueden contraer el Coronavirus. Pensar que esta enfermedad sólo afecta a los adultos mayores es un mito. La OMS recomienda no descuidar a niños, niñas ni adolescentes a pesar de que representan el menor porcentaje de afectados. Lo ideal es seguir llevando a cabo las acciones preventivas emitidas por las autoridades sanitarias.

¿Cómo ayudar a los niños a gestionar el estrés durante la cuarentena por coronavirus?

Otro factor que puede afectar a las niñas y niños es la preocupación y el estrés que la situación global genera. Algunos de los síntomas más frecuentes es que se muestren más dependientes, enojados o que tiendan a encerrarse en su habitación. También, la Organización Mundial de la Salud ha publicado una serie de recomendaciones para ayudarles a pasar este momento de crisis y de aislamiento social.

  • Mostrarse compresivo ante sus reacciones y alentarlo a hablar de lo que lo aterra siempre con comprensión y respeto. El cariño y la atención siempre son el primer paso.
  • Pase más tiempo con el o ella. Trate de acercarse a través de algo que le gusta y hágale saber que cuenta con usted sin importar la adversidad actual.
  • También, es importante que cuando se comunique, lo haga con amabilidad y tranquilidad.
  • Se recomienda también mantener la rutina en la medida de lo posible. Los horarios de desayuno, estudio, limpieza y de descanso deben respetarse para que pase lo más normal posible para el niño. También, establezca momentos de juego y de relajación.
  • Explique la situación actual, lo que está pasando y el posible escenario en el futuro. Si su hijo o hija tiene claro el panorama actual y ve a sus padres tranquilos, es más probable que lo asimile con mayor facilidad.