NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Atlas

Vetan por un juego al Estadio Jalisco por grito homofóbico

El Estadio Jalisco se convirtió en el primer escenario del futbol mexicano vetado por culpa del grito homofóbico. Jugará con Tijuana sin público.

Guadalajara (México)Actualizado a
Vetan por un juego al Estadio Jalisco por grito homofóbico
Cristian de MarchenaMEXSPORT

El Estadio Jalisco se convirtió en el primer escenario del futbol mexicano vetado por culpa del grito homofóbico. El castigo de un partido por parte de la Comisión Disciplinaria se anunció este lunes, por lo que Atlas deberá jugar su próximo partido de la Liga MX, frente a Xolos de Tijuana el 31 de enero, a puerta cerrada. Así, se llega a este extremo por primera vez desde que se modificó la regla en busca de acabar con dicha expresión de la tribuna.

“La Comisión Disciplinaria informa que se ha determinado sancionar con un partido de veto al Estadio Jalisco para el encuentro Atlas vs Tijuana (Jornada 4, 31 de enero), del Torneo Clausura 2020; en seguimiento al protocolo definido para manifestaciones ofensivas, debido al comportamiento de los espectadores en la tribuna durante el encuentro de la jornada 2 entre el Atlas y el Puebla”, sentenció el comunicado.

El viernes pasado, durante el encuentro entre Atlas y Puebla, la afición rojinegra explotó de manera reiterada con el prohibido grito de “eh, puto”. Cuando el portero visitante, Nicolás Vikonis, se disponía a realizar un saque, la grada se unía en una sola voz. Ante lo sucedido, el árbitro Adonai Escobedo siguió con el protocolo que establece el nuevo reglamente para este tipo de situaciones.

En el primer grito, se hizo una recomendación a través del sonido local de que dejara de hacerse. Al segundo, el silbante paró brevemente el encuentro. Ante la reiteración de una tercera exclamación por parte de la tribuna, el árbitro mandó a los equipos a los vestidores, para frenar el partido por un lapso más largo. El capitán del Atlas, Martín Nervo, se acercó a la cabecera norte, donde se ubica la barra, para pedir que frenaran el “eh, puto”.

Tras algunos minutos, el partido se reanudó pero el grito que prohíbe la FIFA por considerarlo homofóbico, explotó una vez más en la tribuna. Eran los últimos instantes del encuentro que Atlas perdió por 1-0 frente al Puebla y Adonai Escobedo ya no lo detuvo, pues así lo marca el reglamento. En la cuarta aparición de dicha expresión, sólo se avisó por el sonido local que el caso sería turnado a la Comisión Disciplinaria para que se estableciera el castigo.

El reglamento contempla directo un partido de veto para el estadio. Así, Atlas tendrá que jugar a puerta cerrada por culpa de su propia afición. “Lamentable lo ocurrido en el Jalisco. El orgullo de que aquí nació el grito debiera de cambiarse porque aquí muera. Acataremos decisión de la FMF”, explicó el presidente de Grupo Orlegi, Alejandro Irarragorri.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?