NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Capitanes CDMX
81
Fuerza Regia
66
Finalizado

Capitanes CDMX 81-66 Fuerza Regia

“MVP Rigo” adelanta a Capitanes en la final de la LNBP

Los Capitanes derrotaron 81-66 a Fuerza Regia para poner las finales de la LNBP 2-1 a su favor. El dominicano Rigoberto Mendoza la figura, con 21 puntos.

Ciudad de MéxicoActualizado a
“MVP Rigo” adelanta a Capitanes en la final de la LNBP
Twitter @CapitanesCDMX

¡MVP! ¡MVP! Le canturreó la feligresía del Juan de la Barrera. 21 puntos, incontables pinturas, el tesón de siempre y la esperanza de nunca antes. Un descomunal y Westbrookiano Rigoberto Mendoza desbalanceó la final de la LNBP a favor de Capitanes e hizo valer el “Territorio Capitán”. La final tiene historia aún, claro, pero “Rigo” es el elegido a escribirla.

La combustión de Jorge Gutiérrez, autor de 7 de los 10 primeros puntos de Capitanes, encendió a un Juan de la Barrera delirante, eléctrico, una fortaleza con corazón propio. Replicó Bejarano, con dos triples de autor, en las esquinas, que ladraron el parcial hacia los regios (12-14). Pero Rigoberto Mendoza enderezó el pecero. Un “jumper”, un triple y un viaje perfecto a la línea de libres, más una colección de cuatro rebotes, pintaron de azul el primer cuarto.

Mediada la segunda manga, Huertas penetró el perímetro asentado por Díaz y asistió a Akindele, quien se colgó del aro con un mate de poder y pataleo. Acto seguido, depositó un pase interno de Rivera, emuló a Jason Kidd (y no solo por la abundante cabellera). Fuerza Regia al comando. La ventaja se esfumó por obra de Rigoberto Mendoza, ídolo dominicano, y Ernesto Oglivie, impecables desde el paredón. Entonces, Gabriel Girón activó el misil y las redes se hicieron añicos; un triple de consideraciones cataclismicas para el comando de Francisco Olmos.

En tanto, Mendoza y Gutiérrez cosechaban los frutos del juego interno (26 puntos en pintura, 28 combinados, 4 asistencias del exNBA, según el cómputo del tercer cuarto), Bejarano ejercía de Curry. Su tercer triple desde el rincón dejó un partido de dos posesiones, aunque Romero, con dos bandejas a giro previo, que bien firmaría Kevin Garnett, apagó el fuego. Mientras Gabriel Girón sufría las secuelas de una pantalla en movimiento de Rivera, Oglivie no cesaba de multiplicar por dos bajo el aro. El marcador en relativa tensión rompió cuando Héctor Hernández accionó el bombazo que supuso la máxima ventaja del partido: 12 puntos de brecha. El Gimnasio entró en insania. Y el partido, en status quo.

A Fuerza Regia le pudo el extravío de Toscano, inédito e irreconocible (5 puntos, 28% de campo), la dependencia de Bejarano por la metralla de largo alcance, la hostilidad de la feligresía del Juan de la Barrera (un auténtico sexto hombre) y el arte de Rigoberto Mendoza. Sus acarreos estilo Westbrook, en combustión, con la pelota bien embolsada sobre sus costados, el cuerpo grácil, despedazó la fútil resistencia del backcourt de Olmos. Suya fue una penetración con pase hacia fuera que encontró a Héctor Hernández, sin custodia, en la esquina derecha. El resultado era predecible. Triple de jaque y mate. Aún le sobró repertorio a “MVP Rigo”: ilusionismo bajo el aro y cambio de mano para que el balón coqueteara con el aro y se bamboleara en la red. ¡MVP! ¡Maestro!

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?