ENTREVISTA | LNBP

Jorge Gutiérrez: "Mi época en España fue difícil, frustrante"

Jorge Gutiérrez, jugador de Capitanes de la Ciudad de México

PABLO GASPARINI

MEXSPORT

El base mexicano, exjugador de la NBA con Bucks, Nets y Hornets, recaló en los Capitanes después de una época aciaga en la Liga Endesa, con el Gipuzkoa Basket.

Ciudad de México

Jorge Gutiérrez (Chihuahua, 1988) no disfrutaba ya del baloncesto. Así lo reconoció al incorporarse a la disciplina de los Capitanes de la Ciudad de México a finales de febrero, proveniente del Gipuzkoa Basket de la Liga Endesa. Su periplo en San Sebastián estuvo marcado por una lesión de rodilla que le impidió desplegar su mejor versión. En 17 encuentros en la ACB, bajo la tutela de su exentrenador en la Selección Mexicana, Sergio Valdeolmillos, promedió 6.6 puntos, 2 rebotes y 2.5 asistencias en 17 minutos sobre la duela. La aventura en el baloncesto español, donde ansiaba triunfar, terminó el 29 de enero. En el horizonte aguardaban los Capitanes de la Ciudad de México, donde reencontraría sensaciones y una familia con brazos abiertos.

"Fue difícil, tuve una lesión y no salí de ella. Fue complicado, fue un poco frustrante porque tenía muchas ganas de jugar en España, que es una de las mejores ligas del mundo. Desafortunadamente, no se pudo. Me traté lo más que pude", se sinceró en entrevista con AS, con las perspectivas diametralmente opuestas respecto a las que se avecinaban en enero; ahora, junto a Capitanes, afronta la final de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, con la posibilidad de alzar el primer título en la historia del club 'chilango' en apenas dos años de existencia.

El renacimiento en la CDMX

El arribo de Gutiérrez a Capitanes obedeció a una serie de felices coincidencias. La directiva, encabezada por Moisés Cosío, al saber que el Gipuzkoa había cortado al chihuahuense, lo invitó a rehabilitarse en sus instalaciones, inicialmente, sin compromiso alguno. "Sabíamos que venía de una temporada complicada, que tenía un poco de dolor en la rodilla. Sabíamos que estaba el país y le dijimos ‘si quieres entrenar, entrena con nosotros'. No vamos a decir nada, ni a vender tu imagen; recupérate, siéntete a gusto", recuenta Cosío. De poco en poco, Gutiérrez conoció y se convenció del plan integral de Capitanes, impregnado de valores e identidad, según explica Cosío:"Le gustó el proyecto, nos creyó, se sumó y, tan pronto él se sintió listo, nos lo dijo". Gutiérrez debutó en la LNBP en el primer duelo de la serie semifinal de la Conferencia Sur ante Abejas de León el 28 de febrero, con victoria de 89-81 para los capitalinos; el exNBA aportó cinco puntos, cuatro rebotes y dos asistencias.

"Fue complicado, fue un poco frustrante porque tenía muchas ganas de jugar en España, que es una de las mejores ligas del mundo"

Jorge Gutiérrez

Desde entonces, los designios han cambiado. “Me he sentido muy bien aquí, gracias a Dios. El equipo, mis compañeros, la directiva, los fans... Me he sentido mucho mejor mentalmente, para un basquetbolista es difícil pasar por lesiones. En la cancha se ha visto, he estado contento, he estado cómodo”. Hoy en día, Gutiérrez integra la quinteta titular de Ramón Díaz, exasistente de Sergio Valdeolmillos en los '12 Guerreros', un experto en dar rienda suelta a la clarividencia del guardia. "Es un equipo muy profesional. Ya conozco a Ramón, a varios jugadores. Han hecho la transición muy fácil", se alivia Gutiérrez.

La NBA, un sueño aún

Jorge Gutiérrez fue el cuarto mexicano en incursionar en la máxima liga de baloncesto a nivel mundial, tras Horacio Llamas, Eduardo Nájera y Gustavo Ayón. Entre 2013 y 2016, osciló entre la NBA y la G-League, donde recaló provisionalmente con Canton Charge a la espera de periodos de pruebas para lograr contratos a corto plazo con alguna franquicia de la Asociación. En total, Gutiérrez disputó 47 partidos, tres como titular, repartidos en tres diferentes equipos: Brooklyn Nets, Milwaukee Bucks y Charlotte Hornets. Sus promedios fueron de 2.9 puntos, 1.1 rebotes, 1.5 asistencias, 50% de campo y 10.3 minutos de juego. Incluso, llegó a disputar seis partidos de playoffs: dos con Nets, uno con Bucks y tres con Hornets; con Brooklyn arribó hasta las semifinales de la Conferencia Este, en las que estuvo en la duela durante tres minutos para depositar dos puntos frente al Miami Heat de LeBron James. Tres años después de su último partido en las duelas estelares, Gutiérrez aún añora esa época: "Siempre fue un sueño y siempre lo será. La NBA para mí es llegar y compartirlo con mi familia. Fue uno de los momentos más gratos de mi carrera". Sin embargo, por ahora, Capitanes es su presente y ocupa el 100% de su concentración.

En Brooklyn coincidió con estrellas de la talla de Kevin Garnett y Paul Pierce, quienes lo acogieron y lo guiaron: "Para mí era algo muy bonito, muy grato, el estar compartiendo días con ellos de entrenamiento, pues los veía en la tele cuando estaba más pequeño. Llegar a ser compañero de ellos es algo que no te lo puedo describir con palabras. Se va aguardar en mi mente siempre. Garnett fue el que me arropó un poco más, siempre dándome consejos, es una persona muy amable; me ayudó mucho", recuerda. En Milwaukee compartió vestidor e incluso un par de titularidades con Giannis Antetokounmpo, candidato a MVP de la temporada 2018-2019, y con Jason Kidd, quien lo dirigió tanto en Bucks como en Nets. Gutiérrez guarda una buena remembranza del mítico guardia, segundo máximo asistente en la historia de la liga, quien se convirtió en uno de sus grandes mentores: "Tengo mucho agradecimiento al 'Profe', que me dio la oportunidad de la NBA; desde que estaba en college en EEUU ya lo conocía. De él aprendí mucho, jugamos la misma posición, fue un jugador y un coach muy inteligente al que se le aprende diario, hasta fuera de la cancha, cómo ser mejor hombre, cómo ser mejor persona".

En el futuro cercano están Capitanes, Fuerza Regia, la LNBP; y, un poco más lejos, la Selección Mexicana, el proceso con Iván Déniz al mando, y los Juegos Olímpicos de Tokio. Pero, ahora, Jorge Gutiérrez ha vuelto a disfrutar del baloncesto.

"Garnett fue el que me arropó un poco más, siempre dándome consejos, es una persona muy amable"

Jorge Gutiérrez