NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Pau Torres, el futbolista del pueblo

Ciudad de MéxicoActualizado a

Pau Torres se está convirtiendo en uno de los mejores centrales del mundo. Desde su posición da seguridad y salida al equipo, cosa que para un defensa es invaluable y más en el mercado actual. El crecimiento que ha conseguido en las últimas temporadas, con 25 años de edad, es exponencial.

El desarrollo de Pau Torres va de la mano con el buen momento que vive el Villarreal, que ahora está por tercera ocasión en la historia en los cuartos de final de la Champions League. El equipo de una ciudad de poco más de 50,000 habitantes, contra todo pronóstico, se ha colocado entre los ocho mejores clubes de fútbol de Europa.

En verano, Pau Torres confesó haber tenido una oferta del Tottenham, un club que hace tres temporadas jugó la final de la Champions y que ha sido un contendiente fuerte en la Premier League. Pau rechazó la oferta, ya que el sueño era jugar Champions con su equipo, con el equipo de su pueblo. El primer objetivo se cumplió, y con creces. Además, la historia está aún por escribirse, contra el Bayern y en esas instancias se dibuja complicado, pero lo mismo se pensaba de la Juventus en los octavos de final.

Existen pocos jugadores como Pau Torres, que tienen las ilusiones más allá de los ceros que están en la cuenta de banco. Es de los futbolistas que nos remontan a la ilusión de un niño que solo piensa, come y sueña fútbol. Ese es el corazón del deporte. El amor por lo que haces, las bases, las raíces. Evidentemente, el deporte es un negocio y los deportistas tienen que vivir de algo, pero este es uno de los pocos ejemplos que nos queda, que demuestra que los deseos pesan más que los billetes.

Cuando Pau Torres jugaba en las categorías juveniles del Villarreal siempre lo hizo por delante del nivel que le tocaba. Como parte de su desarrollo, el técnico le anunció durante una Navidad que no iba a jugar y que tendría que bajar a la categoría que por edad le correspondía. Quitarle el balón y la posibilidad de jugar a un niño es quitarle el sentido de vida. Su mamá lo reanimó: “Pau, tu eres del pueblo, cada entrenamiento para ti es un final”. Es evidente que estas palabras lo marcaron, porque a la fecha es el estandarte del defensa que se mantiene fiel a sus colores, a su pueblo y a sus raíces.

Pau me hace creer en el deporte. Es la representación de todos los valores deportivos llevados a la práctica. Es un hombre sencillo, centrado, trabajador y agradecido. Sabe de dónde viene y eso lo va a hacer llegar hasta dónde quiere; sin atajos y a su manera. No es una utopía, es una realidad y solo por eso me gustaría que esta y las temporadas que estén por venir tenga mucho éxito. Se lo merece. Es una historia digna de contar, porque es el futbolista del pueblo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?