Marlen Treviño

Formas divertidas de ejercitarte con tu perro

Hacer ejercicio con tu perro te ayudará a hacer una actividad física diferente y divertida mientras fortalecerás el vínculo con tu mascota. Recordemos que no solo nosotros necesitamos activarnos, de hecho, es muy importante para tu perro también lo haga para que pueda mantenerse en forma y saludable.

A continuación te presento algunas actividades para ponerse en forma de una manera divertida:

* Excursiones:

Disfruta de la naturaleza mientras quemas calorías y fortaleces tu sistema respiratorio. El senderismo es probablemente una de las actividades que tu perro más disfrutará, con tantos estímulos de color, olor y movimiento a su alrededor, sin duda disfrutarán plenamente esa expedición.

* Nadar:

La natación es una excelente forma de ejercicio para los humanos y las mascotas, ya sea en un lago o río o si tienes la posibilidad de contar con una piscina en casa, dar unas vueltas nadando todos los días será una gran actividad. A algunas razas les gusta más el agua que a otras, intenta probando por unos minutos para conocer los gustos de tu perro.

* Ejercicios de agilidad:

Cada vez más se abren clubs de entrenamiento al alcance de todos. Un curso de agilidad es una excelente actividad que te permite participar junto con tu perro a través de un circuito de saltos, rampas y túneles, mientras él desgasta toda su energía tu corres a su lado animándolo a cumplir con los obstáculos. Estos ejercicios le ayudan además a desarrollar su capacidad de percepción, explosividad y agilidad.

* Correr por intervalos:

Correr con tu perro es una de las actividades más comunes, pero ¿Qué tal si cambias la misma carrera de siempre por una de intervalos?

Esto consiste en alternar unos minutos de trote ligero con correr a mayor velocidad, seguido por unos minutos de descanso. Esto hace que varíe el ritmo, la técnica y es muy efectivo para mejorar el sistema cardiovascular y quemar muchas calorías!

Recomendaciones para ambos:

* Antes que nada: Evalúa la resistencia física y la salud.

Al igual que con las personas, si tu perro no tiene buena condición física, necesitarás adecuar el ejercicio para irlo ayudando poco a poco a alcanzar mayor resistencia. Acude con el veterinario para que examine su salud antes de que empiece cualquier régimen de ejercicios.

* Evita el golpe de calor:

Dedica el tiempo de ejercicio a las partes más frescas del día, ya sea temprano en la mañana o en la noche, ya que los perros no tienen el mismo sistema de sudoración de los humanos.

* Igual que tú, tu perro necesita calentar:

Aunque algunos perros jóvenes y activos no necesitan calentar, no sucede lo mismo en todos los casos. Si tu mascota tiene sobrepeso, problemas con sus articulaciones o ya esta algo viejo, lo mejor es iniciar con una caminata lenta como calentamiento.

* Respeta cuando el cansancio llega.

Él te hará saber que ha sido suficiente. Cuando pasa de estar alerta y feliz a sentarse o acostarse, quedarse atrás de ti o detener la marcha, son señales de que ha sido suficiente. No malinterpretes este comportamiento como terquedad, respetemos su nivel de resistencia.

* Hidratación durante el entrenamiento.

Mantengan ambos una buena hidratación. Así como tu cargas con botellas, él necesitará un recipiente para tomar agua. Permítele tomar cuanto quiera durante el ejercicio y sobretodo después, para recuperarse.

Incluir a tu perro en tus rutinas de ejercicio es una gran manera de ayudarlo a que se mantenga en línea y saludable. Y al mismo tiempo ¡Tú te ejercitas! A mi me encanta salir a correr con mis tres perros ¿Tú ya lo haces? Si no es así, anímate, será una excelente compañía y te recompensará con momentos de diversión y mucho cariño.

Lic. Marlen Treviño

Coach en Nutrición Deportiva

Escríbeme: 

WEB: www.MarlenTrevino.com

FB: https://www.facebook.com/MarlenTrevino