NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA | CAPITANES CDMX

Moisés Andriassi no está satisfecho: "Aún estoy muy verde"

A pesar de sus 21 años, el guardia mexicano ya cuenta con vasta experiencia: ya jugó en Europa, es seleccionado nacional y ahora vive el sueño G League con Capitanes.

Ciudad de MéxicoActualizado a
Moisés Andriassi no está satisfecho: "Aún estoy muy verde"
Cortesía: Capitanes CDMX

Novato del Año de la Liga SiSNova LNBP. Campeón del concurso de triples del Juego de Estrellas de la LNBP 2019-2020. Legionario del baloncesto mexicano en Europa. Seleccionado nacional. Integrante del róster del primer equipo mexicano en incursionar en una liga profesional estadounidense. El currículum de Moisés Andriassi a sus 21 años no es nada despreciable. Pero 'Moi' quiere más. El mexiquense está consciente de que su camino apenas ha comenzado.

Desde Dallas, Texas, donde Capitanes CDMX instaló su concentración para afrontar su debut en la NBA G League, el juvenil mexicano atiende a AS para repasar el metórico ascenso de su carrera en los últimos dos años. Agradecido por las vivencias y el aprendizaje (ya compartió vestidor con insignias como Gustavo Ayón, Orlando Méndez, Paul Stoll), consciente de que no ya una 'promesa del basquetbol mexicano'. Es una realidad. Una realidad que, acepta, aún tiene un largo trecho hacia su gran sueño: la NBA.

¿Cómo estás, Moisés? ¿Cómo te sientes después de estos meses tan ajetreados para ti?

En general, muy bien. Ha sido meses muy buenos, de muchos entrenamientos, de muchas experiencias bonitas. Como a todos, la pandemia nos pegó fuerte, en el aspecto familiar, en lo emocional. Ahora que lo veo a distancia me siento muy afortunado de estar en la situación en la que estoy. En mi paso por España me fue muy bien. Y ahora mismo también estoy viviendo una experiencia muy buena con Capitanes. Lo hago con mucha ilusión. Estoy muy contento, pero no satisfecho.

¿Cómo te enteraste de que Capitanes quería que fueras parte del equipo en la G League? ¿Cómo fue tu regreso a Capitanes?

Siempre he estado muy cercano a Ramón (Díaz, coach del equipo). En España pasaba rato con él, veíamos juntos los partidos. Justo cuando acabó la temporada tenia que tomar una decisión: si quedarme o volver a México. Entonces ahí fue cuando tuve el acercamiento con Capitanes y se me dio la opción de regresar. No lo dudé. Tenía muy claro que si iba a regresar iba a ser con Capitanes. Siempre estuvo en mis planes. Siempre he tenido una buena amistad con Ramón; hemos sabido separar esa situación de entrenador-amigo.

¿Cómo ha sido tu adaptación al baloncesto con reglas NBA?

Sí es muy diferente el baloncesto europeo al de la NBA. En Europa se juega en situaciones defensivas principalmente. En G League es más rápido el juego, la cancha es más grande, la línea de tres es larguísima, los jugadores son muy atléticos. No podemos decir que un jugador, por ser alto, no sabe tirar o botar. Tienen muchas condiciones muy buenas. Nos hemos ido acostumbrando poco a poco.

Ampliar
Cortesía: Capitanes CDMX

¿Qué significa Ramón Díaz para ti? Sabemos que pasaron mucho tiempo juntos en Granada. Él te debutó en Capitanes y ha estado muy pendiente de tu crecimiento...

Muy importante. Fuera del baloncesto me ha enseñado muchísimas cosas, me ha enseñado cómo es ser un profesional. Cuando llegué a Capitanes estaba en la universidad y tenía, podría decirse, malos hábitos, no aptos para un jugador profesional. No era como que saliera mucho o que me la pasara en fiestas, pero un día me iba a cenar tacos, o si se me antojaban unas alitas iba por unas. Ramón me dijo, cuando llegué a Capitanes: "Ya eres un profesional y tienes que comportarte como tal". Ser responsable. Me enseñó a ser paciente. Al llegar a Capitanes muchos medios decían que no tenía que haber dejado la universidad; cuando empecé a jugar los mismos me llamaron ‘el chico maravilla’ y cosas así. Ramón fue el primero que dijo: "Los pies en la tierra. La verdad es que sí es un paso muy grande, pero si te la crees y no trabajas te vas a quedar ahí. Eso ha sido de lo más importante que me ha enseñado.

¿Y ya te la creíste, Moisés?

Me falta muchísimo. Estar en la G League es una experiencia muy bonita. Aún no tengo tantos minutos con Capitanes, sigo trabajando en mi juego. En teoría estoy a un paso de la NBA por el equipo, pero aún faltan muchas cosas. Trato de disfrutar donde estoy ahora. Me pasó en el primer año en el que empece a jugar y me fue bien; me empecé a cuestionar muchísimo. No sabía qué iba a hacer cuando se acabara la temporada. Me preguntaba si me iban a llamar para alguno de los equipos en (la Liga Estatal) Chihuahua o Cibacopa. Algo que me ha ayudado muchísimo en este par de años es disfrutar donde estoy ahora y dar el máximo. Las oportunidades que se vayan dando las tomaré. Parte de esto es disfrutar el proceso. Todo mundo lo dice, pero es cierto. Muchas veces me pasa que estoy pensando en 'ya quiero llegar' y no estoy disfrutando el momento.

¿Qué tanto ha cambiado tu vida en estos tres años?

Muchísimo. Hace tres años estaba en la universidad, viviendo con mi familia. Dependía de mi madre. Cuando empecé a jugar profesional empecé a vivir solo. También así fue en España. De alguna u otra manera te tienes que hacer más 'hombrecito'. Ya no hay quien te despierte, te haga el desayuno y te lave la ropa. Vas creciendo un poco. Ahora que estoy en Dallas viviendo solo otra vez te das cuenta que ya en muchas cosas eres independiente.

Has sido compañero de figuras históricas del baloncesto mexicano. En Astros estuviste con Gustavo Ayón, te dirigió Sergio Valdeolmillos. En Selección ya te tocó compartir con Paul Stoll, Israel Gutiérrez, Orlando Méndez. ¿Qué has platicado con ellos? ¿Qué consejos te han dado?

Soy muy afortunado. En Capitanes estuve con Orlando, Héctor (Hernández), (David) 'Pery' Meza; con Sergio y Gustavo en Astros. Cada vez que voy conociendo a jugadores y gente así de importante voy ‘tachando’ de la lista. Trato de aprovechar de todos. Cada uno me ha dejado algo de ellos. Ahora que estuve en concentración con la Selección platiqué mucho con Omar (Quintero), con Paul Stoll y les decía: "Oye, estoy un poco frustrado, vine y no jugué tanto. En Capitanes igual no he podido jugar lo que quisiera". Y me dijeron: "Tienes 21 años, tienes que ser paciente. Tu proceso va allegar, sigue trabajando". Soy muy afortunado de haber compartido con ellos. Son una motivación. Ver a Paul y Orlando en esta ventana fue increíble. Jugaron muy bien. Esa parte me motiva a seguir trabajando.

¿Qué es lo que te falta para ganarte un lugar más sólido en la rotación de Capitanes?

El crecimiento y la experiencia. En mi posición están Mike Torres y Matt Mooney. Torres ya jugó en la ACB; Mooney estuvo en NBA. Me falta muchísimo. Hay varias situaciones en las que aún estoy muy verde. Ellos se han enfrentado a jugadores más experimentados que yo. Me falta seguir trabajando en el aspecto físico también. Siento que voy en camino. Espero que poco a poco vaya mejorando la situación. Estoy en el lugar correcto.

¿Cómo fue tu experiencia en Granada? ¿Cómo fue vivir lejos de casa durante ese tiempo?

Fueron meses de madurar muchísimo. Es cierto que estaban Sergio (Valdeolmillos) y Ramón (Díaz) y tengo muy buena relación y comunicación con ellos, pero es diferente estar con tu familia. Las primeras semanas sí que fueron duras. Estaba solo. No es como en México, que siempre que vas a una alguna ciudad y conoces a un tío o un amigo que está cerca de ti. En Granada todos fueron muy buena onda conmigo, pero no es como que vayas a tener química con ellos. El cambio de horario también fue un problema. Aprendí a hacer muchísimas cosas por mí solo. En el baloncesto también cambió todo: entrenas mucho porque el método de competencia es diferente al que estaba acostumbrado. Hay dobles sesiones, gimnasio, sesiones de vídeo, etcétera. La gente es muy amable. Si ven que eres de fuera y que no sabes cómo moverte, te ayudan. No tuve ninguna experiencia mala en Granada, España es un país muy bonito. Con el equipo viajábamos a muchos lugares: a Galicia, a Palma de Mallorca. Son sitios muy bonitos. Los pabellones, igual.

¿Cuál es la diferencia principal entre el baloncesto mexicano y el español? ¿Crees que la LNBP está muy lejos de ese nivel?

Se juega muy diferente. En México es una mezcla, porque la mayoría de los extranjeros son estadounidenses; se juega largo pero rápido. En España es 100% de jugadas largas, muchísimas tomas defensivas; es muy raro que un equipo meta 100 puntos en un partido. Si anotas más de 20 es como 'wow'. Es difícil por la defensa que se juega. La temporada es larga, casi 10 meses. Aquí no tienes tanto margen de mejora, porque son muchos partidos en pocos días. Se juega diferente, por el método de competencia, pero no estamos tan lejos de ahí. Cualquier equipo de la LNBP podría competir en la LEB Oro, sin problema.

Ampliar
Cortesía: Capitanes CDMX

¿Quién es Moisés Andriassi fuera de las duelas? ¿Qué más hay de Moi Andriassi que no conozcamos aún?

Soy una persona muy tranquila. Me gusta muchísimo viajar. Cuando no estoy en temporada me encanta conocer lugares y personas. Viajé mucho en España. Cuando tengo tiempo libre juego mucho en el Play(Station). No soy mucho de salir. Antes sí era de un poco más de fiesta, ahora no tanto. En la universidad salía más por el ambiente, por estar en Puebla. Ahora prefiero ir a cenar a un lugar que está bueno y luego quedarme un rato a platicar, pero tiene mucho que no salgo. Cuando estoy libre paso tiempo con mi familia. Soy 'amiguero', pero en ese aspecto me he cuidado más. Me dicen: "Vamos a algún lugar". Y pasa que en la mayoría de las veces estoy en temporada y no puedo; cuando estoy libre ellos están en clases. Es muy raro cuando llegan a coincidir los tiempos.

¿Eso cambió a partir de que te enfocaste más en tu carrera? ¿O simplemente dejó de gustarte salir tanto como antes?

Es más de tener claro qué es lo que quieres. Mis mejores amigos son de mucha fiesta y a mí me gusta, me gusta salir, pasármela bien, pero gana a lo que te quieras dedicar. Me dicen: "No seas aburrido, sal. Ya te volviste profesional y no quieres salir". Lo que pasa es que ya me volví más claro en mis metas, en lo que quiero hacer. No estoy diciendo que nunca salgo y que siempre estoy entrenando. A veces hay que salir un poco del baloncesto, pero no me voy a los extremos. Prefiero ir a cenar, o a casa de un amigo. Hacer algo tranquilo.

"Tenía muy claro que si iba a regresar iba a ser con Capitanes. Siempre estuvo en mis planes"

Moisés Andriassi

¿Quién es tu jugador favorito?

LeBron James.

¿A qué jugador dirías que te pareces?

No sabría decirte. Tengo varias características. No me quedo en una sola posición.

¿Cuál es tu equipo favorito?

Los Lakers.

¿Cuál es tu máximo sueño?

(Piensa). Jugar en la NBA.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?