Selección Mexicana

El día que Cuauhtémoc Blanco se 'retiró' en contra de Canadá

Con un 2-1 a favor, el 'Tri' derrotó a la selección de la hoja de maple en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas en el que fue el último partido del ídolo mexicano con la verde.

México
0
Cuauhtémoc Blanco
CUAUHTEMOC BLANCO 2008 MEXSPORT

 

El Estadio Víctor Manuel Reyna vivió el adiós de uno de los ídolos mexicanos de la camiseta del 'Tri'. Cuauhtémoc Blanco se despidió de la verde en un duelo contra Canadá que dejó un sabor agridulce en el último partido del 'Divo de Tepito'.

Era el 10 de septiembre de 2008, México se midió al combinado de la hoja de maple en busca de amarrar su pase al hexagonal final de la Concacaf rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010. En el banquillo tricolor estaba uno de los estrategas más bizarros que ha tenido nuestro país en su historia, el sueco Sven Goran Eriksson.

La tensión se sentía en el aire entre el europeo y el ídolo azulcrema, problemas internos habrían desencadenado el adiós de Blanco de la selección y precisamente, en ese duelo la gente de Chiapas despidió al ex Valladolid.

El 2-1 cortesía de Omar Bravo y Rafael Márquez pasó a segundo plano cuando el silbatazo final sonó. Blanco emprendió una vuelta olímpica, hubo fuegos artificiales, la afición aplaudiendo y uno de los jugadores más talentosos del país se caía en lágrimas.

Regresó para la Copa del Mundo de Sudáfrica

Tras la salida de Eriksson de la dirección técnica del Tri por los malos resultados en la primera vuelta del hexagonal, Javier Aguirre regresó al banquillo nacional como 'bombero' para clasificar al Mundial, por ende, Cuauhtémoc Blanco volvió a vestir la verde en la segunda vuelta de la clasificación.

El 'Cuau' dejó atrás su retiro para jugar su tercera Copa del Mundo en Sudáfrica, donde disputó  tres de los cuatro partidos del Tri y hasta le anotó gol a Francia desde los once pasos en la Fase de Grupos.

Su retiro definitivo de la Selección Mexicana ocurrió el 28 de mayo de 2014 en el partido amistoso contra Israel en el Estadio Azteca. Jugó la mayor parte del primer tiempo y fue aclamado por el público al salir de la cancha. Recibió un pequeño homenaje al descanso del partido.