Atlas - Chivas

Atlas-Chivas: el juego por el honor y la calificación

El Clásico Tapatío se disputará este sábado a las 19:00 horas en el Estadio Jalisco

México
0
Uriel Antuna y Anderson Santamaría en el Clásico Tapatío 2020
Edgar Quintana Edgar Quintana

Hay mucho más que tres puntos en juego cuando se habla de un Clásico Tapatío. El partido que divide a la ciudad de Guadalajara se disputará este sábado en el Estadio Jalisco (19:00). Atlas y Chivas saben que en 90 minutos va de por medio el honor. Pero no sólo eso, esta edición del encuentro con la rivalidad más añeja del futbol mexicano también es fundamental para las aspiraciones que tienen ambos clubes en el Guardianes Clausura 2021.

En la tabla, la diferencia es de apenas tres puntos en favor de la escuadra Rojinegro, que tiene 22, por 19 del conjunto Rojiblanco. De no ser por la victoria sobre la mesa que los Zorros obtuvieron frente al América, en un partido que habían perdido, hoy estrían igualados. Uno es séptimo y otro noveno. Los dos tienen aspiraciones de entrar al repechaje y con una victoria prácticamente lo asegurarían.

Pero Atlas, además, tiene otros objetivos que perseguir. En la tabla porcentual, se encuentra penúltimo y una derrota lo pondría en riesgo de caer nuevamente al sótano. Si llega a terminar en el último lugar, tendría que pagar una multa de 120 millones de pesos y además perdería el derecho a jugar el repechaje, aunque consiguiera el boleto. Por eso, ganar es vital.

Por si fuera poco, los Zorros necesitan sacudirse la reciente paternidad de Chivas que ha ganado los últimos cinco Clásicos Tapatíos. El Rebaño Sagrado le tiene tomada la medida a su acérrimo rival y buscará alargar esa buena racha en el Estadio Jalisco, que fue su casa durante 50 años y que habitualmente presenta muchos aficionados rojiblancos, aunque sea administrativamente “visitante”.

El Coloso de la Calzada Independencia abrirá sus puertas para recibir aficionados. El permiso por parte de las autoridades sanitarias es del 25% de la capacidad del inmueble. Por eso, se esperan 13,750 seguidores en el Clásico Tapatío, que serán cuidados por un dispositivo de seguridad que integran 865 elementos de distintas corporaciones.

Para los protagonistas, no se trata de un partido más. “Estoy muy concentrado, ya dos goles consecutivos, llego afinado para este Clásico. Espero volver a marcar para darle una alegría a nuestra afición. Estoy seguro que voy hacer un gran partido y voy a marcar un gol. Me visualizo haciendo gol, festejando con nuestra afición y trayéndonos a casa el triunfo. Se nos han dado los resultados en los últimos cinco Clásicos, llevamos cinco triunfos y esperamos seguir con esta rechista de seguir ganándole al Atlas, que nos encanta”, señaló Alexis Vega.

Otro rojiblanco, Gilberto Sepúlveda, conoce esta rivalidad desde fuerzas básicas. “Chivas siempre ha sido favorito en este clásico. Hay una realidad tenemos que ser honestos también, Atlas ha tenido un gran torneo, no lo ha hecho mal. Tuvo una buena racha después del partido que generó polémica con América, tuvo buenas actuaciones, pero los favoritos en este Clásico siempre hemos sido nosotros. No sólo porque se dice sino porque lo demostramos, cada que jugamos un Clásico lo demostramos. Somos favoritos en este Clásico, pero hay que demostrarlo en el campo”, sentenció.

TE PUEDE INTERESAR: Vuelve afición de Chivas a Verde Valle tras más de un año

Del lado rojinegro también hay ímpetu. “Gracias a Dios me tocó convertirle varios goles incluso en Clásicos y me tocaron momentos hermosos. Es un Clásico de mucha pasión y más en su momento que iba muchísima gente al estadio, se vive con mucha intensidad. Es algo hermoso, ojalá me toque convertir. Vine para aportar lo más que pueda al equipo, en ese camino vamos. Si me toca anotar, bienvenido sea y si no, tirar para adelante. Anotar en un Clásico es hermoso, es una sensación única y ojalá se pueda cumplir”, afirmó el argentino Milton Caraglio.

El canterano del Atlas, Edgar Zaldívar, descarta intercambiar camisetas con el odiado rival. “Creo que me tocó con Fernando Beltrán, me tocó jugar partidos con él, con Alejandro Mayorga también me tocó jugar partidos en la Sub-20 y en Primera no recuerdo bien. Cada quien tiene sus amistases, en el terreno de juego somos rivales. No tengo amigos ahí como para cambiar playeras, pero cada quien es libre de tener amigos y cambiar playeras. Cualquiera tiene ese derecho de tener amigos y cambiar playeras, pero yo en lo personal no”, concluyó.