ACTUALIDAD

Robo de fuente radiactiva: ¿Qué ha pasado y qué medidas se están tomando?

Un día después del robo del equipo de radiografía industrial Iridio-192, la fuente fue encontrada en otro municipio mexiquense.

México
Robo de fuente radiactiva: ¿Qué ha pasado y qué medidas se están tomando?

El pasado 11 de abril, la Coordinación Nacional de Protección Civil emitió una alerta por el robo de una fuente radiactiva en el municipio de Teoloyucan, Estado de México. La alerta fue emitida para la Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo, Querétaro, Michoacán, Guerrero, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

Afortunadamente, al otro día, el 12 de abril, la misma dependencia, que pertenece a la Secretaría de Gobernación, informó que el equipo de radiografía industrial Iridio-192 fue hallado, en una hielera, abandonado, en las inmediaciones del municipio mexiquense de Tecámac y que se encuentra en buen estado.

En un comunicado, la coordinación expresó que dicho contenedor se encontraba en condiciones óptimas de seguridad física y radiológica, por lo que el propietario del referido equipo, junto con la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear, determinaron que no representaba riesgo alguno para la población y se procedió a su resguardo.

Las autoridades encargadas de investigar y perseguir el delito de robo realizan las indagatorias correspondientes. Además, elementos de Seguridad Pública municipal y Estatal acordonaron el área para que el personal especializado pueda realizar el manejo de la fuente radiactiva.

Con esto, se levantó la alerta y se desactivaron los protocolos de emergencia implementado en el Estado de México y los estados vecinos tras el robo del equipo radiológico.

¿Qué fue lo que pasó?

El domingo, la empresa Garantía de Calidad S.A. de C.V. propietaria del equipo de radiografía industrial, de la marca QSA Global modelo Delta 880, denunció el robo de automóvil que transportaba el contenedor de la fuente radiactiva de Iridio-192.

Se trata de una fuente radiactiva con número de serie TT3303, con una actividad de 68.89 Curíes. Esta fuente iba dentro de un contenedor. Las autoridades precisaron que el robo se ejecutó con violencia y se trataba de un equipo de radiografía industrial. La fuente radioactiva es considerada de alto riesgo a la salud si es que es extraída de su contenedor.