NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Chivas GDL
0
Miguel Ponce 71'
América AME
3
Henry Martin 44', 74',Francisco Córdova 78'
Finalizado

CHIVAS 0 - 3 AMÉRICA

América golea a Chivas en la jornada 11 del Guardianes 2021

El conjunto de Santiago Solari se llevó el Clásico Nacional y goleó al Rebaño Sagrado con una gran actuación de Henry Martín y Sebastián Córdova.

MéxicoActualizado a
América golea a Chivas en la jornada 11 del Guardianes 2021
América golea a Chivas en la jornada 11 del Guardianes 2021ULISES RUIZAFP

Si alguien tenía duda, el América ha recordado no sólo que es grande, sino que tiene identidad. Henry Martín trae a la cancha de Chivas el recuerdo de Cuauhtémoc Blanco, uno de los últimos iconos de las Águilas, al festejar como él la anotación que abre el camino de no sólo de una victoria sino de una humillación: el cuadro azulcrema se lleva el Clásico Nacional en campo del eterno rival por 3-0.

En el arranque del encuentro, el Guadalajara se encuentra con su mejor oportunidad. Apenas se ha jugado un minuto de partido cuando José Juan Macías toca profundo para Uriel Antuna, por el lado izquierdo. El “Brujo” explota su velocidad y mete un servicio al corazón del área. Jesús Ricardo Angulo estira la pierna para bajar la pelota. Defina enseguida, de frente, con un zurdazo cruzado que pasa por un lado. Perdona increíble.

Las Águilas viven un mejor momento, sólo es cuestión de que lo recuerden para expresarlo en la cancha del acérrimo rival. No tarda en ocurrir. El disparo de Richard Sánchez, al minuto 3, se va desviado, pero es un aviso de que su equipo está aquí con la idea de trascender. Con el correr de los minutos, se adueña por completo de la pelota. La mueve de un lado a otro.

Guadalajara se ve reducido a ese poco halagador rol de correr detrás de la pelota. América presiona al Rebaño Sagrado en campo propio. Hace pequeña la cancha al parar su defensa a 35 metros de su arco. Es intensidad provoca constantes robos. Como al ‘26, cuando Sebastián Córdova toma un despeje apresurado de Antonio Briseño. Levanta el servicio al corazón del área. Rechaza la zaga con apuros. Le queda a Álvaro Fidalgo, a la altura del manchón, pero vuela su disparo. Ahora perdona el visitante.

Más tarde, Sebastián Córdova se para frente a la pelota para cobrar un tiro libre. Parece lejano, pero se anima al disparo directo. Raúl Gudiño está bien colocado y le mete los puños para alejar el peligro, al ‘31. Más allá de que en número las aproximaciones de las Águilas no son exactamente abundantes, en posesión y sensación de peligro sí supera por mucho al Rebaño Sagrado.

El primer tiempo agoniza cuando Alejandro Mayorga comete una falta innecesaria, lejos de su arco. Tiro libre frontal, que Ricard Sánchez se dispone a ejecutar. El eterno dolor de cabeza: la pelota parada. El centro va tendido al área. Pésima la marca de Jesús Molina. Tampoco hace por el balón Antonio Briseño, que también estaba por la zona.

Henry Martín se levanta para ganar por arriba. Raúl Gudiño se ha quedado trabado en la indecisión de ir o no ir por la pelota. El cabezazo es perfecto. Bien colocado. Techa al guardameta. Las redes se mueven. Gol del América, al ‘45. Y entonces, el delantero le recuerda al futbol mexicano la identidad azulcrema: hincado en el césped, hace la señal que utilizaba Cuauhtémoc Blanco para festejar. El recuerdo del icono contemporáneo del americanismo aparece en el Clásico Nacional.

En la segunda parte, es Chivas el obligado, pero su futbol es muy cortito. Demasiado. Henry Martín tiene el segundo en un contragolpe, pero define por encima del arco, al ‘61, Guadalajara tiene opción de igualar al ‘66, pero la media vuelta de Ángel Zaldívar se va por un costado. El encuentro cambia por completo al ‘71, cuando el recién ingresado Miguel Ponce se va expulsado por una dura entrada sobre Leo Suárez.

Entonces, ya no hay oposición. América es dueño absoluto. Amo y señor en casa de Chivas. Tiro de esquina por el costado derecho. Sebastian Cáceres peina a primer poste. Henry Martín aparece para solamente empujar a las redes. El 2-0 de las Águilas, al minuto 74. El Clásico Nacional está definido. No hay reacción del Rebaño Sagrado.

Pero la humillación todavía tiene lugar para algo más. Sebastián Córdova entra solo por el centro. Raúl Gudiño sale a su encuentro, pero falla. La pelota sigue su curso rumbo al arco. El americanista sólo tiene que ir por ella y empujarla las redes. Es el 3-0 del América, al minuto 78. Sólo un equipo ha existido en el campo y se lleva una victoria contundente.

Chivas se va humillado en su propia casa y con 12 puntos se mantiene en el puesto 11 de la tabla. América, en cambio, vive una realidad completamente distinto. Con identidad. Con grandeza. En el segundo puesto de la tabla con 22 unidades y con el orgullo de haberle pasado por encima al acérrimo rival.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?