DÍA DE LA MADRE

Orgullosas de sus "Juanes"

En este 10 de mayo, las madres de los canteranos felinos se expresaron de maravilla al ver que sus hijos realizaron sus sueños.

Orgullosas de sus "Juanes"

Con mucho orgullo y visualizándolos con un gran futuro, así es como las madres de los canteranos de Tigres, Juan José Purata y Juan Pablo Martínez, expresaron para Diario AS que en este 10 de mayo su mayor regalo ha sido ver a sus retoños cumplir sus sueños.

La señora Patricia Purata, manifestó su total apoyo desde la infancia hacia 'Juanjo' en su deseo de ser futbolista, sueño que cumplió hace un par de años y en donde pudo ser testigo de aquellos primeros minutos en cancha tanto en Copa MX como en Liga, su primer gol como profesional y su título con los felinos.

"Mi Juanjo ama el fútbol desde chiquitito, a los tres meses ya traía sus tacos puestos. Cada proceso fue muy emotivo, y en su debut fue hermosísimo. Primero en la Copa ante Cruz Azul, estuvimos presentes, hicimos caravana de camiones hacia la Ciudad de México y nos tocó verlo en el certamen de Copa MX, el 30 agosto del 2017. En Liga fue mejor porque fue en un clásico, él en algún momento a los 17 años me llegó a decir que iba a debutar en un clásico y así fue. A parte era mi aniversario con mi esposo, fue un buen regalo, una cosa divina, muy emotivo, fueron 10 minutos que para mí parecieron más de 90."

"En su primer gol estábamos viéndolo aquí en San Luis, de repente lo vimos y no nos cayó el veinte, comenzamos a gritar como locas sus hermanas y yo 'fue Juanjo, fue Juanjo', no lo podíamos creer. En su primer título, ese día el sale, calienta y dijimos 'bien va a estar en cancha' y a la mera hora Salcedo se sintió bien y mandan a Juanjo a banca, pero no importó, salió campeón", confesó la oriunda de San Luis Potosí.

Patricia Purata y su hijo Juan José Sánchez Purata

Por otra parte, relató su 'sufrimiento' de verlo partir a temprana edad hacia Monterrey, situación que hoy en día sigue siendo un dolor al corazón de la madre de familia, pero siempre orgullosa de él.

"Tiene ya 7 años en Monterrey y de entrada fue una emoción por él, con mi corazón destrozado pero con el apoyo hacia él siempre. Soy de esas mamás que tienen esa idea de que hay que dejar volar a sus hijos, mi corazón estuvo destrozado porque una parte de mi se me iba a ir y a parte muy pequeño, me armé de valor y nos fuimos toda la familia a dejarlo en la casa club, yo lloraba y lloraba porque pues ¿cuando lo iba a volver a ver de nuevo?", agregó.

Rosa Amelia Rodríguez, la mamá de Juan Pablo

Por otro lado, tuvimos la opinión de la señora Rosa Amelia Rodríguez, madre del lateral juvenil Juan Pablo Martínez, quien también destacó lo importante que ha sido su apoyo en los pasos del canterano, aconsejándolo de que a pesar de ser ya un profesional habrá que tener los pies sobre la tierra y no creerse.

"No tengo palabras para expresar lo que pienso. Es el sueño de mi hijo de muchos años, y esos sueños también son propios, contenta y agradecida por esta oportunidad de debutarlo, aún no me la creo. Soy una persona de las que hasta no ver las cosas las creo, y todavía él me decía y con conferencias y entrevistas seguía sin creérmela, le decía a mi esposo 'hasta verlo en el terreno de juego me lo creo'. Nos dio los boletos y fuimos al Estadio y yo toda emocionada no podía creerlo, hasta que lo vi, que salió y vi su nombre en la pantalla fue algo hermoso".

Rosa Amelia Rodríguez con su hijo Juan Pablo Martínez

"Aquí lo hemos apoyado en todo. Es mi bebé, es el más chico, y hay que alentarlo siempre. Que no se suba y no pierda los pies del piso, que no se crea porque tiene que seguir luchando por un puesto. No nada más por que ya debutó que se crea, no, que tenga los pues buen puestos en la tierra y seguir agradeciendo a Dios", confesó la señora Rodriguez.

No cabe duda que ambas han sido pilares de apoyo para sus hijos, y que las dos sueñan con verlos crecer como personas y futbolistas en este camino duro de la vida, haciendo ver más evidente que el amor de una madre es el más incondicional, además de ser sus 'fans' número uno.