CORONAVIRUS

La cuarentena acentúa la digitalización de nuestras vidas

La distancia social para evitar la propagación del coronavirus ha redituado en un crecimiento exponencial de las aplicaciones móviles. La vida se controla desde el celular.

La cuarentena acentúa la digitalización de la vida
FRANCK FIFE AFP

Los negocios están cerrados. Los bancos abren por horarios cada vez más restringidos. Las escuelas han trasladado sus clases a las salas de los hogares. Las recámaras ahora son espacios de oficina. La cuarentena para evitar el contagio por coronavirus ha obligado a modificar rutinas, comportamientos, formas de consumo, modos de vida. La interacción social, el intercambio de información y los procesos administrativos ya no serán los mismos después de la pandemia del COVID-19. La cuarentena ha acelerado la digitalización de las vidas. Clases, rutinas de ejercicio, retos virales, recetas de cocina, manifestaciones de talento artístico, retransmisiones televisivas; todo ya es online. ¿Qué sería de nosotros sin las pantallas de nuestros móviles para fines de entretenimiento, laborales, o económicos?

Todo es a distancia hoy en día. La tecnología digital ha demostrado que ciertas actividades del día a día pueden realizarse, incluso con la misma eficiencia, desde la comodidad del hogar. Otras son imposibles de suplantar, como las más esenciales: los servicios médicos, la cadena de suministro de insumos, la manutención de la energía eléctrica y de otros servicios básicos. La cuarentena marcará un antes y un después en el encaje de la tecnología en nuestras vidas. Un artículo del MIT Technology Review asegura que, en el mediano plazo, "recuperaremos la capacidad de socializar de manera segura con el desarrollo de formas más sofisticadas de identificar quién representa un riesgo y quién no". La psicóloga Shelley Taylor sentenció en un texto publicado por El País que las relaciones sociales llevarán un tiempo para reconstruirse después del confinamiento y que las herramientas virtuales podrían fungir como un sustituto.

Este contexto es caldo de cultivo para las aplicaciones móviles. Épocas de crisis para los negocios de a pie, bonanza para la industria online. La tecnología puede brindar una sensación de cercanía y acortar distancias, brinda una solución momentánea para procesos de comunicación en diversos ámbitos. Ante la explosión del home office obligado por la pandemia, las apps móviles de videoconferencias viven una era dorada. Incluso las reuniones de alto nivel al interior de los gobiernos son mediante esa vía. El distanciamiento social no entiende de clases, ni posiciones o jerarquías; de ahí el éxito multitudinario de las aplicaciones móviles. Según un estudio realizado por la plataforma de 'mobile data', App Annie, en la semana del 14 al 21 de marzo de 2020 (la primera de estado mundial de emergencia sanitaria) se descargaron 62 millones de apps para videollamadas (zoom, skype, teams). Respecto al mismo periodo en 2019, la cifra supone un crecimiento del 90%. La investigación también reveló que desde el 31 de marzo, Zoom encabeza la lista de descargas desde iPhone en 141 países.

De acuerdo al mismo estudio, los giros de aplicaciones más descargados en Google Play son 'Juegos', 'Herramientas' y 'Entretenimiento'; en iOS casi se repite el mismo patrón: 'Juegos', 'Entretenimiento' y 'Social', impulsadas por la irrupción de Disney+ y Twitch. Ambas plataformas mostraron también un crecimiento en la utilización de categorías menos usuales, como 'Salud', 'Negocios' y 'Educación'. Los juegos, por cierto, lideran la vida digital, junto con las redes sociales y las videoconferencias. El estudio desentraña que en los primeros tres meses de 2020 ya se han descargado 13 mil millones de juegos móviles. 

¿Y en México?

El escenario global se repite en nuestro país. Según el análisis que realiza App Annie, tras pasar registro obligatorio a su portal, las videoconferencias son punta de lanza. En iPhone, Zoom, Google Classroom y Hangouts son las aplicaciones más destacadas en México, según datos actualizados al 20 de abril. La app habilitada por la Secretaría de Salud para informar a la población sobre las acciones emprendidas contra el COVID-19 está dentro del top 10 en el listado. El uso extensivo de Google Classroom se explica a partir del regreso a clases ordenado para este 20 de abril por la Secretaría de Educación Pública, que ha lanzado el programa 'Aprende en Casa', mismo que utilizará distintas plataformas (Internet y televisión), para que 30 millones de alumnos prosigan con el curso escolar.

Aplicaciones más descargadas iPhone, datos acumulados al 20 de abril

Aplicaciones más descargadas en Android, datos acumulados al 20 de abril

Desde Google Play irrumpen las redes sociales con especial fuerza. Al igual que en iOS, Zoom es la más recurrida, seguida de TikTok, Twitter y Whatsapp. En el top 20 de ambos software no aparece ninguna app de instituciones bancarias o para ordenar comida, pese a que su incremento también ha sido notorio. Ambas facilitan la realización de actividades esenciales sin necesidad de salir de casa, ni interactuar con un intermediario. Los bancos, por ejemplo, han sido suplantados por las aplicaciones de banca en línea. La consultora de marketing digital Litoff desveló que, en el último año, se descargaron 81 millones de aplicaciones para realizar operaciones financieras en iOS y Android. Sin embargo, la explosión de la banca móvil también aumenta el riesgo de fraude digital. De hecho, BBVA debió emitir a finales de marzo una serie de recomendaciones a sus clientes para evitar estafas durante la contingencia.

El consumo de medios de comunicación también ha variado durante la cuarentena a la que se ha confinado más de un tercio de la población mundial. La BBC informó, a finales de marzo, que la audiencia de sus estaciones de radio aumentó en 18% a través de sus aplicaciones móviles. La radioemisora española Onda Cero presumió de un crecimiento del 165% en marzo, mes en el que inició el estado de emergencia en el país, gracias a sus entornos digitales. La radio ha pasado, poco a poco, del coche a los teléfonos. En México, no obstante, la revolución es un poco más lenta. Un informe de Reporteros Sin Fronteras, que cita al Instituto Federal de Telecomunicaciones, estiplula que solo el 7% de los consumidores de Internet en el país escucha radio en línea.

Todo lo cambiará el coronavirus. Mientras la pandemia cede, nuestras vidas, pendientes y preocupaciones, seguirán regidas en el mundo digital.