LIGA MX

Se cumplen 24 años del descenso de Tigres en la Liga MX

Los felinos cayeron a segunda división un 24 de Marzo de 1996 perdiendo ante Rayados en el Universitario, sin embargo, hay una historia detrás de este Clásico Regio.

Se cumplen 24 años del descenso de Tigres en la Liga MX

Por años la afición ha recordado este hecho con dolencia, otros con burla y muchos con enojo. El descenso de Tigres en la temporada 1995-1996 es algo que marcó al fútbol regiomontano, pues a 24 años del suceso, este no se olvida.

El 'Clásico 51' disputado en la fecha 32, tuvo tintes trágicos e históricos. Los auriazules llegaban a este capítulo con una complicada situación debido a que ya no dependían solamente de ellos mismos sino de Monarcas, quienes jugarían ante Veracruz de forma simultánea al duelo regio, por lo que deberían esperar el resultado moreliense y una probable victoria suya en el derbi para al menos extender el sufrimiento un fin de semana más.

Los felinos comenzaban ilusionados adelantándose en el marcador con el tanto de Omar Arellano a los 18 minutos, devolviendo la esperanza a la hinchada que tupió las gradas del 'Volcán' con el sueño de una hazaña.

Pero la felicidad sólo duró seis minutos en el 'Uni' , ya que al 24' Sergio Verdirame emparejó las cosas metiendo un estupendo gol de volea a pase de Raúl Aredes y al 26', Luis Miguel Salvador en una anotación al más puro estilo del 'Chalfle', de media vuelta pegándole con la espinilla, le dio la remontada al marcador, mismo que no se movería nunca más.

El resultado, combinado con la victoria por la mínima del cuadro purépecha frente al Veracruz, decretó el final del camino para los nicolaítas dentro del máximo circuito. No obstante, aparecería un "as bajo la manga" impensado, y es que aún descendido pudo calificar a la Liguilla, esto a que el reglamento en ese entonces no tenía aristas para los planteles descendidos.

Los norteños pudieron calificar a la repesca tras lograr 49 unidades en 34 jornadas. En dicha etapa lograron echar al León con un global de 9-4, por lo que ahora el objetivo era claro, de se campeones lograrían permanecer en primera, esto gracias a la 'ayuda' en el reglamento que anteriormente se mencionó.

El sueño culminó cuando en Cuartos de Final se toparon con el campeón defensor, Necaxa. Los Rayos batallaron y con un global de 2-1 eliminaron a los felinos que veían su permanencia esfumada. A la postre los necaxistas se coronarían bicampeones de lo que fue el último torneo largo en México.

Es fecha que no se ha podido sacar de la historia felina, pero que años más tarde el cuadro de San Nicolás pudo tener su revancha al ganar la única Final Regia en Liga. Aumentando más la rivalidad en el Estado entre ambas aficiones, quienes por un lado se cuelgan el haber mandado al descenso a su rival y por el otro el haberle ganado un título.