DÍA DE LA MUJER

Damaris Aguirre: “El presidente de federación decía que mejor tuviera hijos”

Damaris Aguirre, halterista ganadora de la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, habló para AS México sobre el machismo en el deporte.

Damaris Aguirre: “El presidente de federación decía que mejor tuviera hijos”
Moskabrown

México vivirá un par de días históricos los días 8 y 9 de marzo: las mujeres saldrán a las calles a protestar debido a la ola de violencia de género que sacude al país. Las cifras impactantes de 10 asesinadas al día han provocado un cansancio y una indignación generalizada a lo largo y ancho de la nación, pues el machismo y la misoginia cobran vidas. Los feminicidios son la máxima expresión de odio contra el género femenino, pero todo inicia con las ‘pequeñas’ formas de violencia que se generan contra la mujer, mismas que se reproducen desde todos los ámbitos, y el deporte es uno de ellos.

La halterofilia, uno de los deportes que fue considerado exclusivamente para hombres durante muchos años (de hecho, se incluyó la categoría femenil en los Juegos Olímpicos hasta la edición de Sídney 2000), comenzó a llamar la atención a nivel nacional cuando Soraya Jiménez se convirtió en la primera mujer mexicana en colgarse una medalla de oro en JJOO (precisamente, en el debut olímpico de la disciplina) y, posteriormente, Luz Acosta y Damaris Aguirre llegaron para enaltecer aún más este deporte.

Tras estar inmersa en un deporte con tintes machistas, Damaris, ganadora de la medalla de bronce en Pekin 2008, habló sobre sus malas experiencias con uno de los presidentes de federación, Rosalío Alvarado, a quien señaló como una persona que constantemente hace comentarios misóginos. “Tenemos un presidente de federación que todavía tiene allí un 'disque' puesto "honorífico", porque de honorífico no tiene nada; puesto del que, por algo, no sueltan el hueso. Él sí hace, o hacía, porque gracias a Dios hace mucho que no hablo con el señor, pero sí hace comentarios muy misóginos, muy machistas. Decía: 'Ya, mamacita', siempre. 'Mamacita y mamacita'. O se refería a que ya estaba vieja, o que ya nos dedicáramos mejor a tener hijos. Ese presidente de federación, que es Rosalío Alvarado, sí es una persona misógina y machista”, comentó la medallista mexicana.

Aguirre también habló del ‘miedo’ que tienen que los deportistas de denunciar este tipo de situaciones cuando están en activo, pues las represalias no tardan en llegar. Y es que, a pesar de que reportó algunas actitudes del federativo, no se tomaron acciones al respecto: “Lo que pasa es que cuando eres competidora no te atreves a hablar ese tipo de cosas, porque entonces lo vas a ver reflejado en tu participación, en tu beca, en los campamentos. Hay muchas cosas que no puedes decir cuando eres deportista porque te bloquean, toman represalias". 

“Yo sí tuve demandas, pero no referente a este tipo de cosas, sino a sus actitudes, cómo se manifestaba en cuanto a la autoridad. Tuve demandas ante el CAR y ante Derechos Humanos, pero quedaron en una llamada de atención, en una amonestación en escrito y listo. No pasaba nada”, denuncia.

“El principal cáncer son las federaciones”

La nacida en Chihuahua sostiene que el principal problema en el deporte son las federaciones y argumentó que, hasta que el cambio no se haga de raíz, no se notará el progreso que se requiere: “El principal cáncer del deporte son las federaciones, ya lo sabemos, y ellos se escudan en que son asociaciones civiles y de ahí no los sacas, ahí siguen y seguirán. Mientras no se corte de raíz, todo va a seguir igual en México por más paros que hagas, por más manifestaciones que hagas. Los cambios se hacen de raíz”.

Damaris Aguirre: “El presidente de federación decía que mejor tuviera hijos”Damaris Aguirre: “El presidente de federación decía que mejor tuviera hijos”

“Necesitamos mujeres luchando”

Las mujeres mexicanas han decidido levantarse, alzar la voz para visibilizar los múltiples problemas que vive el género femenino en México. Con sus protestas llenan de orgullo a la sociedad que desea que se termine la desigualdad y violencia en su contra: “Las necesitamos. Sin ellas ningún movimiento podría ser posible y las felicito por su coraje. Las felicito por la garra que tienen cada una que lucha por un ideal, que trabaja por é, y que no se deja vencer por los obstáculos que se le presentan”, sentenció.