Rayados

Rayados busca conquistar Catar antes de atacar América

Monterrey inicia su camino en su cuarto Mundial de Clubes, el cual servirá de preámbulo de la Gran Final de Liga MX ante Las Águilas.

Ciudad de México
Rayados busca conquistar Catar antes que América
Luis Ramírez EFE

Con el título mundial en el horizonte y un eventual duelo de prestigio ante el Liverpool por el camino, el campeón mexicano de la CONCACAF, Monterrey, deberá antes superar al anfitrión catarí Al-Sadd, dirigido por el español Xavi Hernández, el sábado en cuartos de final del Mundial de Clubes.

Luego de coronarse hace poco más de siete meses como campeón de la Liga de Campeones de la CONCACAF, al imponerse a Tigres en una final 100% azteca, los Rayados inician en el estadio Jassim Bin Hamad de Doha un frenético final de año 2019 que puede ser histórico para el equipo de la ciudad del norte de México.

El conjunto dirigido por el argentino Antonio Mohamed se clasificó el pasado fin de semana para la final del torneo Apertura 2019 tras batir al Necaxa, y se jugará el título los días 26 y 29 de diciembre ante el América.

Los Rayados quieren llegar a esa cita con la vitola de campeones del mundo, o al menos con el honor de mejorar el tercer puesto, techo de un equipo mexicano en el Mundial de Clubes.

"Esta vez puede ser, por la experiencia que el club acumuló en varios Mundiales de Clubes y también por el plantel que tenemos ahora. Creo que Monterrey en el transcurso de estos años ha formado un plantel muy competitivo, Monterrey tiene jugadores de selección en muchos países de América y aparte tenemos una estructura a nivel de club que nos respalda", afirmó Mohamed este viernes en la conferencia de prensa previa al partido.

"Nosotros venimos por lo máximo, no nos conformamos sólo con competir, venimos a competir y a ganar", proclamó el ex entrenador del Celta de Vigo.

Un hipotético pase a la final sería un hito histórico para el fútbol mexicano, después de que Necaxa (2000), Monterrey (2012) y Pachuca (2017) ocupasen el tercer cajón del podio. Pero el reto se antoja complicado para un Monterrey que, en caso de ganar al Al-Sadd, se enfrentaría en semifinales al Liverpool inglés, campeón de la Champions League y líder intratable de la Premier.

El primer paso para el cuadro azteca es el Al-Sadd, clasificado a la cita mundialista en calidad de campeón de Catar, sede del torneo. El equipo dirigido por el legendario centrocampista español Xavi Hernández, se perfila como una buena 'piedra de toque' para Monterrey, que deberá hacer frente al ‘innegociable’ estilo de toque y posesión del técnico catalán, cuyo equipo tiene en el español Gabi y el argelino Baghdad Bounedjah a sus principales estrellas.

Pero los cataríes deberán mostrar una mejor cara que la ofrecida en su sufrida victoria en la prórroga de cuartos de final ante el modesto Hienghène Sport (3-1) de Nueva Caledonia. En ese partido sufrió una lesión muscular el delantero Abdulaziz Al-Ansari, que le impedirá participar en lo que resta de torneo. Pero tampoco Mohamed tiene su plantel al completo; el volante Celso Ortiz y el delantero Vincent Janssen causarán baja.

"Tenemos que saber que nos enfrentamos a rivales que por algo llegan a esta situación, más allá de que pueden ser confederaciones desconocidas, seguramente nos pueden tomar de igual manera a nosotros. Trataremos de hacer nuestro juego, de no inhibirnos. Ojalá que tengamos un buen comienzo y poder disfrutar de cada instancia", afirmó el arquero argentino de Monterrey Marcelo Barovero.

Horas antes de ese partido, del duelo entre el Al-Hilal de Arabia Saudita y el Esperance de Túnez, campeón de Asia y de África respectivamente, bajo arbitraje del chileno Roberto Tobar, saldrá el rival del Flamengo brasileño en la otra semifinal. El perdedor se medirá por un consuelo menor con el derrotado entre el Monterrey y el Al-Sadd.