VERACRUX

Marca Tiburones Rojos y estadio regresarán a manos del gobierno

En medio del huracán que significó la desafiliación del Veracruz de la Liga MX, surgieron dudas sobre si un club de tanta tradición como el jarocho desaparecería. La respuesta es no.

Marca Tiburones Rojos y estadio regresarán a manos del gobierno

Si bien el empresario Fidel Kuri administró la franquicia jarocha hasta su desafiliación, cabe recordar que la marca Tiburones Rojos del Veracruz, así como el estadio Luis Pirata Fuente son propiedad del gobierno del estado.

Te puede interesar: Los peces gordos del Veracruz que han quedado en libertad

En 2015, la legislatura estatal autorizó al gobierno del estado, encabezado en ese entonces por Javier Duarte, a entregar en comodato el estadio y la marca Tiburones Rojos del Veracruz a la empresa Promotora Deportiva del Valle de Orizaba A.C, propiedad de Fidel Kuri Grajales.

El acuerdo fue publicado en la Gaceta Oficial del Estado de Veracruz el 24 de diciembre de ese año y en él quedaba estipulado que Kuri Grajales estaba obligado a mantener la franquicia jarocha en la Primera División.

Asimismo, quedó estipulado que en caso de que el empresario desistiera de seguir administrando la marca y estadio que se le dieron en comodato, éstas regresarían, de forma inmediata, a manos del gobierno estatal.

En lo que se refiere al Centro de Alto Rendimiento, lugar donde el equipo entrena y donde incluso reportó este jueves para arrancar pretemporada de cara al Clausura 2020, las instalaciones también formaron parte del acuerdo entre Kuri y el gobierno estatal, por lo que, al igual que la marca y el estadio, deberán ser regresadas para su administración a las autoridades veracruzanas.