Cine

Alejandro González Iñárritu: Así se vivió clase magistral en UNAM

El aclamado director impartió sus conocimientos y experiencia en una ponencia que sorprendió a todos.

Alejandro González Iñárritu

Este miércoles 25 de septiembre, el director mexicano, Alejandro Gonález Iñárritu impartió una clase magistral a los alumnos de la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas de la UNAM, sitio donde habló de su trayectoria como cineasta, además de algunos problemas que han aquejado a la industria cinematográfica.

Uno de los conflictos en los que ahondó fue la manera de plasmar la violencia en la pantalla grande, ya que no debía mostrarse ésta sin consecuencias, es decir, que muchas veces se presenta por mero entretenimiento: “Me parece algo inmoral. Si se utiliza nada más como un elemento narrativo, de entretenimiento y glamourización, sí tengo un conflicto”, afirmó.

El director de 'Birdman' habló de la violencia más allá de un elemento de acción, es decir racionalizarla para que tenga un impacto en el espectador y no sólo se quedé en el intento de profundizar.

“No es que la quiera evitar y que sea un santurrón” (...) “Somos violentos por naturaleza, no podemos negar ni reprimir la violencia. Hay que observarla, darle espacio para que tenga resonancia y no sólo sea un elemento de acción”, aseguró.

El lado humano de Iñárritu

Sin embargo, el aclamado director, también decidió mostrar un lado más personal, contando a los oyentes cómo fue qué decidió comenzar en su carrera como cineasta, diciendo que posiblemente la frustración fue uno de los ejes que lo impulsaron para adentrarse en la industria: “Así empezó: por frustración. No por virtud ni por estudio”, enfatizó.

Y es que muchas veces, se piensa erróneamente que las grandes figuras no tuvieron dificultad alguna para llegar a encontrar aquello que les apasiona, situación de la que también habló González Iñárritu, alentando a los jóvenes por seguir el camino que realmente anhelan y diciendo que era válido tener miedo en ocasiones pero no dejar que el sentimiento paralizara los sueños.