Caso Joao Maleck

Denuncian manipulación de pruebas en el caso de João Maleck

Encuentran deficiencias en el examen de alcoholemia practicado al joven delantero, así como el peritaje de causas viales.

Guadalajara (México)
Denuncian manipulación de pruebas en el caso de João Maleck
Getty Images

Pasan los días, pero no la tragedia. El dolor sigue vivo. “Te amo, hija mía, con toda mi alma y todo mi corazón. Serás siempre la mejor hija que la vida y Dios me pudieron dar”, lee Cristina Álvarez Ugena en una carta que le escribió a María Fernanda Peña, fallecida el domingo pasado, en el accidente automovilístico provocado por el futbolista João Maleck.

Los familiares de la víctima se han reunido con la prensa para, además, lanzar una seria denuncia: aseguran que existe manipulación en las pruebas. Encuentran deficiencias en el examen de alcoholemia practicado al joven delantero, así como el peritaje de causas viales.

“Los abogados del asesino están presentando pruebas falsas, como un video cortado diciendo que iba a 70 kilómetros por hora. Además, se le tomaron las pruebas de alcohol después de 8 o 12 horas y se le suministró una sustancia para borrar evidencias en los exámenes de orina y sangre. Exijo se investigue a los fiscales que están dando por ciertas estas pruebas: son falsedades. Pido justicia y no más impunidad”, explica Cristina Álvarez Ugena.

María Fernanda Peña Álvarez Ugena, de 26 años, viajaba en un automóvil junto a Alejandro Castro Martínez, de 33. La noche anterior, se habían casado, tras seis meses de planear la boda y dos años de noviazgo. Ambos perdieron la vida tras ser impactados por el vehículo conducido por João Maleck, a quien ya se le ordenaron seis meses de prisión preventiva en el Reclusorio de Puente Grande. Ahora, las familias claman justicia.

César Peña, primo de María Fernanda, pide peritajes libres de cualquier influencia externa. “Al ser el causante una figura pública, hay muchos hechos y noticias de por medio, por lo que solicitamos a las autoridades usar su poder para el bien. Pedimos que este caso no quede impune. Las condolencias recibidas del gobernador, Enrique Alfaro, y de Pablo Lemus, alcalde de Zapopan, no aseguran que en realidad estén apoyando esta causa. Pero confiamos en la justicia, pues en un evento que se volvió noticia internacional no se puede mentir. Exigimos peritos no manipulados”, sentencia.