Andy Ruíz - Anthony Joshua

La mamá de Andy Ruíz sabía que su hijo iba a salir con la victoria

Felicitas Ruíz, mamá de Andy Ruíz, nuevo Campeón Mundial de Pesos Pasados del OMB, FIB y AMB, sabía que su hijo iba a salir con la mano en alto.

Andy Ruíz festejando con su esquina el conseguir tres títulos mundiales de los pesos pesasdos.
ANDREW COULDRIDGE Action Images via Reuters

Andy Ruíz pasó a la historia del boxeo en México al convertirse en el primer boxeador azteca en ser Campeón Mundial de Peso Pesado. Para esta contienda, el mexicoamericano saltaba al encordado con una misión que parecía sumamente difícil, ya que se mediría a un pugilista que había ganado 21 peleas de 22 por nocaut.

Para la señora Felicitas Ruíz, madre del púgil azteca de 29 años, era claro quién iba a ganar, ya confiaba en su hijo y su estilo de boxeo. La madre de boxeador concedió una entrevista al terminar la pelea a ‘Entre Cuerdas’ donde le preguntaron sobre las sensaciones cuando llegó a Nueva York y todos decían que Joshua era el favorito.

“Pues sí, pero los dejaba. Dejaba que hablaran, yo dije al rato van a mirar a hijo; ya que estén en el ring van a mirar los punches que va dar y va a demostrar que él va a ganar”, aseguro la madre de Ruíz que nunca quitó la sonrisa de su rostro mientras hablaba.

Sus inicios

Andy Ruiz nació en Imperial Valley, California, pero su carrera como boxeador fue impulsada en México, específicamente en Mexicali de la mano de Fernando Ferrer. El pugilista llegó a Baja California para ir de gimnasio en gimnasio tocando puertas para poder pelear contra el que pudiera.

Gracias a ese ímpetu llego a pelear a nivel olímpico, pero lamentablemente dos derrotas en la fase previas a los Juegos Olímpicos de 2008 lo dejaron fuera de la justa olímpica de Pekín.

“Desde chico comenzó el a pelear. Primero en Imperial, después comenzó en Mexicali a ir a pelear a todas las puertas, todos los lugares y ahí comenzó a pelar en olímpico”, explicaba Felicitas a 'Entre Cuerdas'.

Para 2009 se olvidó del sueño olímpico para convertirse en peleador profesional. Desde entonces había disputado 33 peleas, pero ninguna de la magnitud como la que enfrentó el pasado sábado por la noche.

Antes de pelear contra Joshua, Andy ya había disputado una contienda por un título mundial, pero los jueces vieron como vencedor al neozelandés Joseph Parker. Quien después perdería el cinturón del OMB contra Anthony el 31 de marzo 2018.

El mexicoamericano jamás se había parado en un escenario como el Madisson Square Garden de Nueva York, por lo que se pensó que le podía jugar en contra, pero el resto ya es historia; este domingo 2 de junio el mundo despertó con un nuevo campeón. El primer mexicano en ostentar tres campeonatos del mundo de peso pesado.