CHIVAS

Buscarían que Chivas sea equipo de toda la sociedad


Chivas – Tigres en vivo: Liga MX, jornada 2

Guadalajara (México)
Buscarían que Chivas sea equipo de toda la sociedad

Los nombre de Jorge Levy, Ángel Serrano y Agustín Levy irrumpieron repentinamente en la actualidad del Rebaño Sagrado. Son ellos quienes encabezan ChivaHermano A. C. una agrupación que sigue un sueño sumamente ambicioso: comprar al Club Deportivo Guadalajara. Pero contrario a lo que muchos pudieran pensar, no pretenden ser dueños del equipo. Lo que buscan es que tenga millones de propietarios, para que se convierta en patrimonio social.

Es Agustín Levy quien atiende en su oficina una charla con AS México. Ahí, ofrece detalles de la iniciativa. ¿Cómo es posible que Chivas tenga millones de dueños? ChivaHermano busca establecer una estructura en la que los aficionados puedan aportar dinero y así comprarle el equipo a la familia Vergara. Quienes encabezan el movimiento no serían propietarios. Tampoco tomarían decisiones, pues para eso estará el Consejo de Administración.

Te podría interesar: Chivas festeja su 113 aniversario en medio de malos resultados

El aficionado, de acuerdo a lo propuesto por ChivaHermano, tendría representatividad en el Consejo de Administración. Por tanto, participaría activamente en las decisiones del club. Se promete transparencia en las finanzas y reinversión total de las ganancias, tanto en el equipo como en labor social, ya que al ser una A. C. no persigue fines de lucro. Incluso, los seguidores que se conviertan en dueños podrían participar en la elección de refuerzos.

Todo esto, claro, siempre y cuando la familia Vergara decida desprenderse del equipo. Lo mínimo estimado para lograrlo es que ocho millones de seguidores del Rebaño Sagrado aporten 2,500 pesos para reunir mil millones de dólares. Se prevé que Chivas costaría 800 millones y el resto se utilizaría para iniciar operaciones de forma sólida.

Agustín Levy aclara un tema importante: en caso de que por cualquier razón no se lograra la compra del equipo, los aficionados tendrán de regreso su dinero, que será depositado en un fideicomiso. El proyecto es ambicioso y genera dudas, que el empresario de 30 años de edad disipa durante la charla con AS México.

Liga Mexicana - Clausura

Clasificación PTS PG PE PP
13Atlas 19 6 1 10
14Chivas 18 5 3 9
15Pumas 17 4 5 8
Clasificación completa

*Datos actualizados a fecha 10 de mayo de 2019


— ¿Por qué querer comprar Chivas, pero no de una forma personal, sino que sea propiedad de millones de personas?

— Antes que nada es aclarar eso: el proyecto ChivaHermano pretende que el club sea de todos, de millones de mexicanos. ¿Por qué? Porque somos muy apasionados del equipo, amamos al equipo y esta idea puede ser compartida o no, pero a final de cuentas es lo que queremos. Creemos que no se debe lucrar con tanta pasión y amor, si no va en beneficio de la sociedad. Es la filosofía, es la manera en que entendemos tanto amor y tanta pasión. Por eso la idea es que el equipo se vuelva patrimonio social, ese es el fundamento. No existe manera de poder retribuir lo que un chivahermano gasta en el equipo por pasión y amor de otra forma que no sea esta. Esa es la intención de que sea patrimonio social.


— ¿Y cómo se puede lograr que un equipo propiedad de una familia pueda pasar a ser de millones de personas? ¿Cómo un aficionado chiva puede llegar a ser dueño de una parte del Guadalajara?

Con mucha organización, con mucha estructura, eso es sumamente importante dejarlo claro: a pesar de que habrá millones y millones de personas dueñas del Club Deportivo Guadalajara, si llega a buen puerto el proyecto, no por eso dejaríamos de tener la mejor estructura para el funcionamiento de la institución. ¿Cómo se puede llevar a cabo esto? A través de tres etapas. En la primera buscamos adeptos con capacidades que puedan sumarle a la institución. Estas personas tendrán certificado de asociado fundador, ya hay una larga lista de espera, dejando una reserva para jugadores, ex jugadores, ex directivos y gente que pueda sumar. Estos 200 asociados tendrán que tener mucha capacidad, conocimiento, entrega, pasión y amor al equipo para que puedan sumar al proyecto. Incluso, estos socios fundadores deberán tener una responsabilidad moral a la hora de heredar este certificado. No puede llegar a pasar lo que ya ocurrió con la A. C. anterior, que comenzó muy bien y luego no terminó tan bien, en gran parte porque no fue heredado el certificado de aportación de manera responsable. El día de mañana no voy a heredar el certificado a un hijo mío, por solo ser mi hijo, sino porque tenga la capacidad para nutrir el proyecto. Eso es pensar siempre en la institución primero y eso es como se puede lograr que una filosofía perdure a lo largo de los años. Eso sería una primera etapa. Es una etapa de riesgo y por eso también tienen este beneficio. Es una etapa de riesgo porque no sabemos si se va a vender el equipo, si se junte la cantidad de dinero, etcétera.


“En una segunda etapa vienen las empresas, ¿por qué las empresas? Porque necesitamos esta visión nutrida y que aseguren un lugar en el Consejo de Administración por los años de los años. Que como empresas tengan un representante año con año, porque si la empresa perdura, va siempre a nombrar un representante en el Consejo, con visión empresarial, que nutra para que la institución constantemente esté creciendo y siendo más rentable, más exitosa año con año. Hablamos de hasta 20 lugares en el Consejo de Administración de este tipo. De la primera etapa que haya 10 representantes de los 200 asociados. Por cada 20 habrá un representante. En la segunda etapa también hay riesgo”.


“Y la tercera etapa es cero riesgo, porque yo voy a mandar mis 2,500 pesos a un fideicomiso. Necesitamos ser entre 8 y 12 millones para comprar al equipo, arrancar con una operación robusta e inmediatamente sacar al equipo de la situación en la que se encuentra. Mandamos el dinero al fideicomiso, nuestros 2,500 pesos, ahí quedan resguardados hasta que se pueda comprar el equipo y si no, se regresa este dinero. Por eso es posible el modelo. Aparte, creemos que no hay otro proyecto, otro modelo que pueda pagar la cantidad que puede estar pidiendo la familia Vergara, que está en todo su derecho de pedir la cantidad que quiera por algo que es de su propiedad.


— Hay muchas dudas y ya aclaró una: para los aficionados que aporten 2,500 pesos no hay riesgo. Pero si los dueños no serán ustedes, sino millones, hay personas que se preguntarán: ¿entonces, estos empresarios que de repente aparecen, qué ganan?

Lo primero que ganamos es que un proyecto tan social tenga éxito. Buscamos cambiar consciencias, que sea un antes y un después en la manera no sólo de hacer negocios, sino de ver de otra forma al equipo, lo que se sigue con pasión y amor. Eso en una primera instancia y en una segunda, creo que todos los chivahermanos queremos rescatar de la situación en que se encuentra el equipo, entonces ganamos eso. También ganamos que se logre a través de este proyecto conscientizar a las almas, a los seres humanos y cambiar mentalidades que podamos tener como mexicanos. Hace rato te platicaba lo que hay que honrar al mexicano, a las civilizaciones antiguas, aztecas, mayas y muchas más, reconocer lo bueno, las grandes civilizaciones que eran, eliminar el mito de que no venimos de una sangre fuerte, imponente, trascendental. También logramos esa parte. Y cuatro: creemos en los círculos virtuosos. Si se logra cambiar esto, podemos hasta repercutir en la economía del país. Si la economía está bien, por ejemplo me voy a gran escala, a todos nos va mejor. Siempre le digo a muchos colaboradores y empresarios con los que dialogo que a quién no le conviene que haya más clase media y alta, a quién no le conviene que exista menos pobreza. A todos nos conviene, entonces por qué le tenemos miedo a esto. Indirectamente, todos ganamos.


“Si las empresas que me toca representar a mí y las otras que se sumen, como las que tengan los asociados fundadores, las asociaciones civiles que empiecen también a crecer porque haya más donaciones y que este fenómeno se vuelva extremadamente trascendental, este círculo virtuoso beneficiará a todos. Y eso está bien porque el Sol sale para todos y este proyecto busca que todos salgamos beneficiados. Justamente Ciudad Deportiva Guadalajara (proyecto que va de la mano de ChivaHermano A. C.) trata de eso, la manera en que se va a terminar de expresar que Chivas es un patrimonio social, a través de escuelas que administren las asociaciones civiles expertas en esto, museos, universidades, centros deportivos, centros culturales, infinidad de cosas que puede haber. Todos ganamos con esto, absolutamente todos, nuestras empresas, como las de miles de personas que puedan estar involucrados y economías personales, absolutamente todos. Eso lo pondría en un cuarto lugar, pero sin que sea menos o más que las otras que he mencionado”.


— Con este modelo que plantean, al no tener fines de lucro, ¿se garantiza que las ganancias generadas por Chivas se reinvertirán directamente en el equipo? ¿Es decir, no van al bolsillo ni tuyo ni de ninguno de los integrantes del Consejo de Administración?

Evidentemente tiene que haber y existirá transparencia máxima. Uno de los asesores fiscales que tendremos, que ya está trabajando en el proyecto y estamos por autorizar la prestación de servicios es uno de los “big four”, de los cuatro grandes fiscales del mundo, lo que te da una garantía de que todo está en orden. Ellos se mantendrían por los años de los años para asegurarle al chivahermano e incluso a nosotros mismos, que lideramos el proyecto, que todo está en orden, que todos estamos respondiendo, desde directivos hasta consejeros independientes, que absolutamente toda la estructura está como debe estar en cuanto a transparencia y honradez. Esto se encargará de transparentar que las utilidades año con año irán en una primera instancia a la institución deportiva, es la prioridad tener resultados año con año. Y en una segunda instancia, los excedentes, que buscamos generar muchos, se podrán ir a Ciudad Deportiva Guadalajara también a través de mecanismos transparentes, que aseguren la tranquilidad de todos.


“Hay un gran rango de chivahermanos por recuperar. Hay que recordar que la referencia histórica de cuántos aficionados tiene el equipo era la mitad del país. Hoy hablamos de 60 o 65 millones de aficionados que debería tener Chivas. Esta referencia incluía Estados Unidos y México, pero hay un rezago entonces de 20 o 25 millones de aficionados. Este proyecto por su pura esencia pretende recuperar a 5, 6, 7, 10 millones de chivahermanos, eso inmediatamente va a elevar las utilidades. Y más que cuando vaya y compre mi camisa de futbol, cuando vaya y compre mis boletos, cuando vaya y compre la taza de Chivas, cuando compre todo, sepa que eso se va de una manera transparente al equipo y a toda la sociedad porque es patrimonio de la sociedad”.


“Eso es lo que pretendemos, sabemos que estamos lamentablemente en una cultura, en un país donde a veces se confía poco en esto, pero hemos demostrado en nuestras empresas que esto es posible. Aparte, hemos demostrado con hechos que nuestra intención es esta. La donación de la marca la hice, una marca ChivaHermano que puede tener algún valor importante. Mis aportaciones a la Asociación Civil ya están hechas, las de empresas que puedan estar interesadas en nuestro grupo, en su momento estas 15 o 20 empresas que puedan existir, darán su dinero. Ahí está la buena fe, la confianza, la estructura que estamos proponiendo la están asesorando tres despachos, uno de talla internacional y esa estructura estará. No va a ser que porque Agustín diga, o Jorge diga o César diga, no. Es una estructura que va a estar en papel y que así tendrá que ser. El liderazgo en esta estructura se tendrá que ganar. No va a ser un liderazgo impuesto, es como he operado en mi vida: el liderazgo se gana con hechos, con ideas, con actitud, actuando y eso es lo que queremos. El día de mañana no queremos que mi hijo o fulano o sutano sea el presidente del Consejo o el CEO, no. Absolutamente todo se tiene que ganar, con esfuerzo, trabajo, dedicación y capacidades. No hay nada por arriba de la institución, esa es la filosofía, esa es la premisa para que esté bien Chivahermano A. C.”.


— El proyecto contempla que entre 8 y 12 millones de personas aporten 2,500 pesos cada uno. Para dejarlo muy claro: ¿serían ellos los legítimos dueños de Chivas y tendrían representación en la estructura que tomaría las decisiones sobre el rumbo del equipo?

Sí, es de todos. Solo tenemos que entender que debemos hacerlo de una forma organizada, con el conocimiento que sumamos muchas personas, para asegurar que el proyecto sea exitoso. Pero el equipo va a ser de todos, van a tener representación tanto en la Asamblea como en el Consejo de Administración, donde estamos hablando de cinco lugares que entre ellos mismos se podrán elegir o entre quienes estemos ahí porque yo también voy a tener mi certificado de aportación de 2,500 pesos. Se está desarrollando una red social ChivaHermano, donde podrán hasta entre ellos hacer campaña y poderse votar para que, no sabemos si cada año o cada dos años dependiendo el manual de buenas prácticas corporativas, se estén eligiendo. Entonces, que puedan nutrir el Consejo de Administración, asimismo en la Asamblea van a tener representación para que sus votos valgan y va a haber ciertas votaciones que también se puedan pasar a todos los chivahermanos.


“Habrá manera de poder colaborar en el proyecto, te lanzo uno de los ejemplos que traemos en idea. Y repito: no va a decidir Agustín y no porque hoy lo diga en cámara va a ser eso, no porque me dé miedo al rato cumplirlo, sino porque no debo ser yo quien lo decida. El ejemplo que voy a dar es por eso. Imagínate que el jugador “González” y el jugador “Pérez” están autorizados por el director deportivo y el técnico. Digamos que cualquiera de los dos entra en el proyecto y sólo se puede comprar a uno, bueno pues podemos pasar la decisión a los chivahermanos, entonces sólo uno de los ocho millones de votos será de Agustín. Porque ya está autorizado por el plan deportivo, jamás vamos a afectar el plan de estas personas, el técnico, el director deportivo, jamás. Se van a dar periodos los suficientemente largos para que haya continuidad y trabajo. Imaginemos que esto sucede, si los dos jugadores encajan, entonces que el chivahermano decida, obviamente con las condiciones legales y mercantiles adecuadas para que no nos metamos en un tema con los equipos, que aseguremos los precios para que no nos lo quieran vender al doble o triple, porque los chivahermanos vamos a tener con qué, pero tampoco va a haber abuso.


— ¿Cuáles son los próximos pasos a dar? ¿Entre más rápido se abra el fideicomiso y se reúna el dinero, más rápido se le presentará una oferta a Amaury Vergara o qué es lo que sigue en este proyecto?

Va a ser al revés el proceso: para lanzar el fideicomiso buscamos que la familia Vergara nos deje jugar. Que Amaury y familia nos dejen jugar, que digan ‘va, de este proyecto todos ganamos’. Ellos ganan, nosotros ganamos, dejándonos jugar a los chivahermanos, que digan ‘va, junten el dinero y se los vendemos’. Entonces se da la autorización, empezamos con el tema del fideicomiso, la recaudación y demás, se llega al monto, se compra. Si no se llega, se devuelve el dinero, si pasa ‘x’ situación y no se compra, se regresa el dinero. ¿Qué sigue? La reunión con la familia Vergara. Seguimos en espera de podernos reunir con ellos. Esperemos que ya sea lo más pronto posible para poderles platicar del proyecto. Siempre lo hemos mencionado, Jorge Vergara fue un antes y un después del futbol mexicano. Cambió muchas cosas y rompió muchos paradigmas. Este proyecto tiene también la esencia de romper paradigmas, con una visión social de hacer patrimonio social, rompiendo paradigmas, con mucha estructura, con mucha organización, orden y visión, pero rompiendo paradigmas desde la parte social.

Jorge Vergara, Chivas


“Lo que sigue es esta reunión, platicarles el proyecto, terminar de cuajar a los 50 asociados, estamos en espera de respuesta de algunos ex jugadores y ex entrenadores. Muchos jugadores se sumarán cuando vean esto más claro, ya hay algunos sumados. Mesas de trabajo que se van a comenzar para el plan deportivo que se pretende nutrirlo con muchas capacidades, con mucha experiencia que hayan tenido en el club. Después, la etapa de las empresas que ya hay varias interesadas en el proyecto, les gusta la esencia del proyecto y quieren sumar, ven que pueden nutrir. Las empresas se verían beneficiadas indirectamente y está bien, no estamos proponiendo un sistema que nadie gane. Al revés, creemos en los círculos virtuosos y todos debemos ganar, todos, pero entendiendo que el equipo debe ser patrimonio social y así lo mantendremos, como estructura, todos los chivahermanos. Cuando hablo de nosotros, hablo por ocho millones de posibles chivahermanos o diez o doce o 20. Así hablo, quien me conoce sabe que hablo por todos, no es individual, estoy pensando en todos”.