CHIVAS

Carlos Cisneros se pierde lo que resta del torneo Clausura 2019

Carlos Cisneros se lamenta una jugada con las Chivas.

Isaac Ortiz

MEXSPORT

El mediocampista de las Chivas recayó de una lesión en la tibia izquierda y el tratamiento médico requerirá de una rehabilitación de entre 4 y 6 meses.

Guadalajara (México)

Al mal momento deportivo que vive Chivas, se suma otra pésima noticia. Carlos Cisneros quedó oficialmente fuera del torneo, luego de recaer en una lesión de la que apenas hace poco se había recuperado. El futbolista rojiblanco presentó nuevamente molestias. La fractura por estrés sigue ahí y lo alejará de las canchas entre cuatro y seis meses. El Torneo Clausura 2019 se acabó para él.

“El cuerpo médico del Guadalajara informa que el jugador Carlos Cisneros volvió a referir dolor en el tercio medial parte anterior de la tibia izquierda. Por ello, el caso fue retomado y después de haber hecho los estudios clínicos correspondientes en los Estados Unidos, quedó confirmada la recidiva de la fractura por estrés”, explicó el comunicado emitido por el club.

Aunque el jugador no ingresará al quirófano, el proceso de recuperación será largo. Así, Carlos Cisneros sumará otro periodo alejado de las canchas. En los últimos tiempos, ha sido duramente castigado por las lesiones, que le han impedido consolidar su carrera con el Rebaño Sagrado.

“A pesar de los esfuerzos para readaptar al jugador, es necesario comenzar un tratamiento médico específico conservador (sin cirugía) para la pronta consolidación del hueso, la cual requerirá un periodo de rehabilitación de entre 4 y 6 meses para su reincorporación a la actividad futbolística”, sentenció el comunicado.

En julio del año pasado, fue operado debido a la fractura por estrés en la tibia izquierda. Se perdió el Apertura 2018 completo. Recién había reaparecido en el Clausura 2019 y disputó ocho encuentros, pero ahora nuevamente estará alejado del futbol durante varios meses.

De la misma pierna izquierda fue operado en 2017 para retirarle un tumor benigno. Esa lesión lo dejó fuera de las canchas durante 10 meses, pero en total, luego de una recaída, pasó un año lejos de toda actividad. Ahora, ha recaído nuevamente en la fractura por estrés. La carrera de Carlos Cisneros sufre un contratiempo más.