Ernie Brandts, el jugador que venció a la mente en un Mundial

100 HISTORIAS DE LA COPA DEL MUNDO | 63

Ernie Brandts, el jugador que venció a la mente en un Mundial

Ernie Brandts, Holanda

Tomada de Pinterest

En 1978, un joven jugador holandés apareció con la Naranja Mecanica. Brandts, venció el estrés psicológico y un autogol, para brillar en el Mundial.

México

Los Mundiales, con sus intensos partidos y momentos inolvidables, suelen crear héroes y villanos en cada edición. En el caso de Ernie Brandts, su camino por la Copa de Argentina 78 arrancó con muchos problemas, primero una lesión; después, la herida de batalla pasó de ser física a mental, sufriendo un estrés psicológico que parecía dejarlo fuera de la competencia. Sin embargo, no solo consiguió regresar a la cancha, también se volvió héroe en un encuentro en el que parecía destinado a salir como villano. 

La mala noticia llegó el 14 de junio de 1978, en Córdoba, donde Holanda se midió con Austria en partido correspondiente al grupo A de la segunda fase de la competencia. En el minuto 66, con el marcador 4-0, Brandts salió del terreno de juego por una molestia muscular en la pantorrilla. Tras ser revisado, el cuerpo médico descubrió que no se trataba de una lesión física, sino de un problema mental, ya que el desgaste de una competencia internacional, había comenzado a afectar al joven jugador de 22 años de edad. 

Te podría interesar: Garrincha casi no fue al Mundial por tener "botellas y no sesos"

Con dos partidos restantes en la fase de grupos, en lugar de lamentarse, Brandts salió a correr 10 kilómetros a través de la sierra cordobesa, situación que le ayudó a superar el estrés. Con su jugador en forma, el entrenador Ernst Happel, utilizó al jugador del PSV para enfrentar a Italia, con un boleto a la final en juego. Sin embargo, el sueño parecía convertirse en pesadilla cuando Fraunco Causio se preparaba para rematar frente al guardameta Piet Schrijvers y en su deseo de evitar el remate, Brandts metió la pelota en su propia portería. 

Pero tal y como se recuperó en la sierra, el holandés regresó con más fuerza mental que nunca a la segunda mitad. Su oportunidad llegó en el minuto 50, tras una serie de rebotes, recibió el esférico fuera del área, disparó con potencia con su pierna derecha y colocó el balón en el ángulo, lejos del alcance de Dino Zoff. Con la inspiración otorgada por su compañero, Holanda consiguió la remontada y su lugar en la gran final. Con el gol, Brandts se convirtió en el primer jugador en la historia de los Mundiales en anotar en contra y a favor en un partido. 

0 Comentarios

Normas Mostrar