Uruguay vs. Ghana: Mano de Suárez y el 'Panenka' de Abreu

100 HISTORIAS DEL MUNDIAL | 23

Uruguay vs. Ghana: Mano de Suárez y el 'Panenka' de Abreu

Momento en el que Luis Suárez mete la mano ante Ghana.

Getty Images

Uno de los partidos más emocionantes en la historia de los Mundiales se dio en el Uruguay vs. Ghana de Sudáfrica 2010. Luis Suárez, expulsado por una mano y Abreu definiendo a lo Panenka.

México DF

Viernes 2 de julio de 2010. El frío del invierno austral se hacía sentir en Johannesburgo, no obstante, la ciudad emitía el calor de la fraternidad de los pueblos africanos. La razón: Ghana, el único sobreviviente del continente negro en el Mundial de Sudáfrica 2010, jugaba ante Uruguay en la instancia de los Cuartos de Final.

El conjunto de las ‘estrellas negras’ acaparó el cariño y apoyo de todo el país sede y del continente, pues en el camino habían quedado la anfitriona Sudáfrica, Nigeria, Argelia, Camerún y Costa de Marfil, quienes no libraron el corte de grupos. Así pues, Ghana jugaba por y para toda África.

Johannesburgo era toda fiesta y el estadio Soccer City el epicentro de toda la emoción. Los tambores y las famosas vuvuzelas emitían un sonido ensordecedor que acompañaba a Ghana, que jugaba de local, ante los uruguayos, que habían llegado a esta instancia sin mucho problema, pues fueron primeros de su grupo y en Octavos de Final derrotaron por la mínima a Corea del Sur.

El primer tiempo se mostró ríspido y cerrado, con algunas llegadas por bando, pero cuando casi llegaba el descanso, llegó el gol de Ghana tras un disparo potente y lejano de Muntari. El estadio Soccer City explotó de felicidad, misma que se contagió desde la cancha, pues el conjunto africano festejó el tanto con un baile alegre.

Pero poco le duró el gusto a Ghana, pues inmediatamente después de iniciado el segundo tiempo, Diego Forlán igualó el marcador gracias a un golazo de tiro libre. La garra charrúa hacía callar a la tribuna y todo volvió a ser tensión.

Así finalizó el tiempo reglamentario, por lo que el juego se fue a la prórroga y, aunque hubo algunas cuantas oportunidades, todo se perfilaba a los penaltis.

Pero llegó uno de los momentos más emocionantes de los Mundiales: en el minuto 120 de tiempo corrido, llegó un tiro libre a favor de Ghana. Patsil cobró directo al corazón del área y el balón fue prolongado con un cabezazo; Mensah cabeceó ante la salida de Muslera y el balón quedó muerto para que rematara Appiah, pero en la línea rechazó Luis Suárez por lo que el esférico volvió elevado al corazón del área chica, para que Adiyiah rematara de cabeza directo a gol, pero de nuevo Suárez intervino para salvar su meta, esta vez metiendo las manos. Penalti.

Mano de Luis Suárez

El árbitro no dudó en silbarlo y echar al 9 charrúa ante el júbilo de Ghana, que era más local que nunca, y el silencio sepulcral de la banca uruguaya y de los 3 mil charrúas que estaban en el Soccer City. Suárez se fue llorando rumbo a los vestidores. Sabía que era decir adiós al Mundial de una forma dolorosa, pero lo hacía como un sacrificio desesperado esperando un milagro… el cual llegó.

El capitán Asamoah Gyan tomó el balón para colocarlo en el manchón penal para perfilarse de pierna derecha. Su prioridad era aniquilar el juego y darle el pase a Ghana a las semifinales. El deseo de cerrar como héroe se centró en su botín y disparó con tal fuerza que estrelló su disparo en el travesaño. Luis Suárez, quien se quedó en la rampa esperando el cobro, cambió las lágrimas por un grito de alegría mientras que Gyan lamentaba su error.

Los penaltis llegaron con Uruguay en mejor momento anímico, mientras que Ghana estaba tocado por el error de Gyan, quien no podía ocultar su tristeza. Desde los once pasos Forlán, Victorino, Scotti anotaron los tres primeros para Uruguay, pero Pereira falló el cuarto disparo; por Ghana acertaron Gyan y Appiah; el tercer penal lo falló Mensah y el caurto lo erró Adiyiah.

Así que todo estaba en los pies de Sebastián Abreu y ‘El Loco’ hizo honor a su apodo. El estadio quedaba en un silencio tenso; Abreu se perfiló y ante el asombro de todo el mundo cobró a lo ‘Panenka’. El arquero Kingson recostó a su derecha, pero el balón entró al centro ante el estruendo de los uruguayos.

Uruguay avanzaba a las Semifinales para enfrentar a Holanda, mientras que Ghana decía adiós y con ella, la esperanza de África de trascender en su Mundial.

0 Comentarios

Normas Mostrar