“La Liga MX no puede inventar límites a la libertad de expresión”

LIGA MX

“La Liga MX no puede inventar límites a la libertad de expresión”

“La Liga MX no puede inventar límites a la libertad de expresión a periodistas"

Darío Ramírez, académico y miembro de ‘Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad’, desgrana las medidas anunciadas por la Liga MX contra ocho periodistas.

México

La múltiple suspensión de ocho trabajadores de los medios de comunicación decretada por la Liga MX ha causado estupor entre el gremio periodístico. Cinco reporteros no podrán cubrir ninguna actividad relacionada al fútbol mexicano por espacio de un año y los tres restantes, por seis meses. La razón: la violación de un reglamento de medios, promulgado por la Liga MX, que define las directrices a seguir durante la cobertura de la final de vuelta del torneo Apertura 2017 entre Monterrey y Tigres, celebrada en el Estadio BBVA Bancomer de la capital neoleonesa.

La dureza de la sanción es tan larga como la recibida por Fidel Kuri, diputado federal por el PRI y dueño de los Tiburones Rojos de Veracruz, por desacatar una penalización previa por agredir a Edgardo Codesal, secretario técnico de la Comisión de Árbitros. Pero menor a la impuesta al entrenador de Tigres, Ricardo ‘Tuca’ Ferretti, por insultar y empujar a policías municipales durante los disturbios del Pirata Fuente mientras se disputaba el Veracruz vs. Tigres del Clausura 2017. Sin embargo, el castigo, por su naturaleza, atenta contra la libertad de expresión según expertos.

Darío Ramírez, exdirector de Artículo 19, articulista, académico y actual director general de comunicación en ‘Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad’, considera que el hecho de que la Liga MX sea un ente privado, no tiene prerrogativa para crear “o inventar límites a la libertad de expresión”. “La libertad de expresión no va de entes públicos o privados. Por ejemplo, la violencia intrafamiliar. No importa si estás adentro o fuera de tu casa, el agredido tiene derecho a la protección. Lo mismo en los entes privados. Puede haber reglamentos, pero éstos no pueden ir por encima de la ley en nuestro país”, aseguró a AS México.

En entrevista para este mismo medio y Pasión W, Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, defendió la decisión del organismo al asegurar que los comportamientos de los reporteros quedaron consignados en las grabaciones de circuito cerrado. Al caso, Ramírez apunta: “está bien que la Liga tenga lineamientos de comportamiento, pero no pueden ir en contra del artículo sexto constitucional (…) Los límites a la libertad de expresión, en nuestro ordenamiento jurídico y en el ordenamiento internacional están claros. De lo que se les acusa, está dentro de los límites de la libertad de expresión, por lo que la Liga MX está faltando a esos límites y está inventando. Hay una acusación, hay una sanción y ni siquiera hay un debido proceso. Eso es un ejemplo de autoritarismo tenaz”, apunta.

El comunicado en el que la Liga MX dio a conocer las sanciones explicaba que las sanciones a los dos fotoperiodistas, José Juan Martínez y José Macías, obedecían a la causal de captar con sus lentes a un aficionado de Tigres, de nombre Jonathan Llanes, “incitando a la violencia”.

Después, Bonilla aclaró que la pena se debió a que los fotógrafos “sacaron ventaja sobre sus compañeros, al ingresar al terreno cuando no debían”. Para Ramírez, los argumentos son falaces: “Raya la locura, el trabajo de los ‘fotoreporteros’ es retratar lo que se vive en el estadio. Si el aficionado incita al odio, es responsabilidad, de acuerdo al derecho a la información, de los reporteros de retratar eso. Es su responsabilidad, más allá de si era una buena foto o no. (La Liga MX) se hace bolas con sus criterios en lugar de decir ‘rectifiquemos”.

Los periodistas agraviados podrían encarar sanciones administrativas al interior de sus empresas a raíz de la decisión de la Liga MX. Por ello, Ramírez aconseja que deberían abogar por un debido proceso y pedir al organismo los fundamentos: “No puede cerrar la comunicación unilateralmente. Me parece que debe haber un debido proceso. Y si no, los representantes de los medios de comunicación afectados, con base en el derecho al trabajo, a la no discriminación, a la certeza jurídica, podrían ganar cualquier juicio que decidieran entablar contra la Liga MX”.

0 Comentarios

Normas Mostrar