NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Tres candidatos para soportar por un trienio la dictadura de los jugadores

MéxicoActualizado a

El cuento ha cambiado. Hace cinco años, cualquier candidato a la presidencia del Barça defendía un proyecto en el banquillo a largo plazo. Sin ir más lejos, el 22 de diciembre de 2010 (el día de la lotería que nunca toca) Sandro Rosell, por entonces presidente del Barcelona, aseguraba a Catalunya Ràdio que “sería ideal que Guardiola acabara siendo el Ferguson del Barça”. Dos años después, Pep se iba. Dirigió al equipo cuatro años y siempre ha asegurado que le sobró el último. Ferguson dirigió al United 27 años. A día de hoy, ya nadie se plantea un Ferguson en su equipo. Tres años son el límite para cualquiera que quiera soportar lo que Del Bosque definió como “la dictadura de los jugadores”. Ahora se abre un debate sucesorio para buscar al próximo que quiera someterse, a cambio de un sueldo que no está nada mal, a la dictadura de las estrellas. Esas sobre las que Luis Enrique ha puesto el foco. El asturiano va a ser ovacionado hasta junio. Los jugadores, está por ver.

Valverde. Magnífico candidato al que le pasa por tercera vez en su vida el tren del Barça. Hombre acostumbrado a trabajar con cantera. Trabajó con Cruyff y tiene carácter. Pero es íntimo de Guardiola y de Zubizarreta. Si estos le explican cómo se las gasta esta directiva, lo más normal es que se presente en casa de su amigo Josu Urrutia y firme lo que le pongan delante. Hombre de palabra, leal, que podría reactivar el fútbol base y que no admite bobadas. El 17 de marzo recibe al Real Madrid en San Mamés.

Sampaoli. Técnico de moda. Y con razón. Juega en su contra que no conoce el famoso entorno culé, pero sí a los jugadores. Si aterriza, se avecina limpia en el vestuario y pedirá fichajes. Tiene muy claro qué futbolistas se llevaría con él. El Zurdo de Casilda sería la apuesta revolucionaria. Necesitaría un segundo que conociera la casa. Xavi sería su sueño. Pero el problema está en que aspira a la Liga con el Sevilla. El 5 de abril visitará el Camp Nou y en la penúltima jornada juega en el Bernabéu. Dos partidos determinantes que pueden cargarse de lecturas equívocas si los rumores crecen.

Blanc. Robert Fernández se pasa más tiempo en Francia casi que en Barcelona. Jugó en el Barça, tiene prestigio de corto y en el banquillo. Y sería una opción que no envenenaría el final de la Liga puesto que no dirige a un rival. Los tres, más los que se puedan sumar (Koeman, Eusebio o el que suene) saben que tocarán el cielo tres años. Lo de Ferguson, se acabó.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?