Baltimore Ravens

Joe Flacco debe adelgazar… Su número de pases

El jugador de los Baltimore Ravens es el quarterback con más intentos de pase de la NFL (308), por delante de Luck (276) y Brees (273).

Joe Flacco debe adelgazar… Su número de pases

El quarterback de los Baltimore Ravens, Joe Flacco, es el quarterback de la NFL que más pases ha intentado (308), superando ampliamente a pistoleros como Andrew Luck (276) o Drew Brees (273). Los Ravens llevaban dos años intentando que el experiemnto Trestman funcionase con Joe Flacco. La temporada empezó bien en cuanto a resultados, pero era evidente que el equipo no estaba jugando a nada. En cuanto los enfrentamientos subieron de nivel, el equipo empezó a perder.

Soy muy consciente de que no se puede comprar a Luck y Brees con Joe Flacco. Precisamente por eso, el equipo no debe utilizarlo como tal. Si los Ravens no son capaces de establecer un juego de carrera y limitar a Joe, tendrán una temporada muy larga y llena de nada. Con este estilo de juego no se construye nada y sólo se consiguen malas sensaciones y quemar a jugadores como Brandon Williams o Yanda que podrían perder las ganas de continuar en la franquicia.

Y es que Joe Flacco no es un jugador élite

Por mucho que Baltimore quiera creerselo, no lo es. Hacer de Flacco un pistolero es como darle un arma a un niño: lo normal es que las cosas vayan mal. La comparación con los dos QBs que le preceden es absurda. Flacco ha competado 189 pases pero únicamente ha conseguido 5 TDs, además de 6 intercepciones. Mientras que Luck suma 14 TDs / 4 Int , y Brees 17 TDs / 5 Int.

Cabría pensar que los TDs se han conseguido de carrera y por ende no figuran en las estadísticas del QB que ha logrado llevar al equipo a buenas situaciones. Pero lo cierto es que el QB rating, sé que no es algo fiable al 100% pero si te da una visión global de como está jugando un quarterbacks, es 75.4; mientras que Luck tiene un 98.3 y Brees un 104.4. Joe Flacco no aparece en el top 10 de casi ninguna estadística de QBs y aún así continúa lanzando.

El último partido en New York, frente a Jets, fue la gota que colmó el vaso. Una secundaria que ha sido quemada, practicamente, por todos los ataques de la liga a los que se ha enfrentado, logró interceptar dos veces a Flacco. Esto produjo que un partido que Baltimore tenía controlado, llegando incluso a ir 0 – 10 en el marcador, terminase con una nueva derrota.

La defensa, muy veterana y cogida con pinzas por las lesiones, está constantemente en el campo. Es una buena defensa y la aparición de jugadores como C.J Mosley o Judon podría llevarla al siguiente nivel. Los equipos especiales están en la élite de la liga. Kicker, Punter y equipos de bloqueo hacen que cada partido los Ravens peleen hasta el final. Pero una y otra vez, y ya van cuatro seguidas, un ataque inoperante y con la bomba a Wallace como única solución tira por la borda el trabajo del resto del equipo.

En Baltimore confían en Flacco porque les llevó a ganar una Super Bowl y bien pudo haber peleado por un par más, pero en aquellos equipos Ray Rice y Justin Forsett tenían un peso en el ataque muy importante.

El futuro de la franquicia está en juego

El contrato de Flacco limita el cambio necesario, pero si en dos años los resultados siguen igual, no sería descabellado pensar en un posible cambio de QB.

Joe Flacco es un jugador estupendo en ciertas cosas. Tiene el mejor brazo de la NFL. Su capacidad para lanzar bombas y su carater frío le convierten en un arma muy eficaz en playoffs. Pero para llegar a eso hay que tener una constancia y versatilidad que el equipo no tiene.

Estoy convencido de que John Harbaugh tiene muy presente todo esto. Baltimore tiene una semana de bye propicia para ensamblar las piezas, recuperar jugadores lesionados y, sobre todo, realizar un cambio de filosofía ofensiva. Los aficionados córvidos son clásicos de defensa, trinchera y juego de carrera, que son el santo y seña de la ciudad; por algo será…