W Deportes
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NFL

Pittsburgh Steelers realizan con éxito ‘Watch Party Siempre Steelers’ en la Ciudad de México

Gran ambiente el que se vivió en la segunda ‘Watch Party Siempre Steelers’ de los Pittsburgh Steelers en la Ciudad de México, enorme afición del equipo de la NFL se dio cita

MéxicoActualizado a
Pittsburgh-Steelers-Siempre-Steelers-wtc-cdmx-watch-party

Se llevó a cabo la segunda ‘Watch Party Siempre Steelers’ de los Pittsburgh Steelers en la Ciudad de México, en esta ocasión la cita estaba pactada para presenciar el enfrentamiento de la Semana 3 ante Las Vegas Raiders juego a disputarse en el Allegiant Stadium.

Gran ambiente el que se vivió en las instalaciones del Pepsi Center en el WTC de la CDMX, con triunfo de alarido 23-18 de los Steelers sobre Raiders que los tiene en la cima de su división, la AFC Norte con marca 2-1.

Los aficionados presentes en el recinto no dejaron de apoyar a su equipo desde el primer momento, aunque la primera anotación corrió a cargo de Davante Adams de Raiders en el primer cuarto; con el TD de Calvin Austin III el hervidero de emociones estalló y las toallas terribles se agitaron de manera coreográfica.

A pesar de que los Steelers no pudieron llegar a la zona de anotación en tres ocasiones y únicamente pudieron sumar gracias a 3 goles de campo bien ejecutados de Chris Boswell, los ánimos continuaron a tope; pareció que la recompensa a la perseverancia rindió sus frutos luego de que Pat Freiermuth consiguiera llegar a las diagonales con pase del QB Kenny Pickett.

El evento no defraudó a los aficionados a la nación acerera en Ciudad de México y quedó demostrado que la franquicia de la NFL tiene una solida base de seguidores que apoyan incondicionalmente al equipo seis veces ganador del Super Bowl.

Hubieron jugadores destacados y leyendas invitadas que repartieron autógrafos a la fanaticada presente: LaMarr Woodley, Kordell Stewart, Levon Kirkland y Maurkice Pouncey, a quienes los mexicanos los hicieron sentir como en casa.