NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA | CAPITANES CDMX

Capitanes CDMX: 'objetivo cumplido' y lecciones aprendidas

Ramón Díaz, coach del equipo capitalino, repasó los resultados de la primera temporada de la institución en la NBA G League. Qué falló, qué salió bien, qué viene para el futuro cercano.

Ciudad de MéxicoActualizado a
Capitanes CDMX: 'objetivo cumplido' y lecciones aprendidas
Cortesía: Capitanes CDMX

La primera temporada de un club mexicano en una liga deportiva estadounidense ha llegado a su fin. El parte de guerra de Capitanes de la Ciudad de México, primer club latinoamericano en el sistema NBA, invita al análisis: cinco victorias en 16 apariciones. El quinteto de Ramón Díaz compitió en la mayoría de los encuentros, aunque el récord fue negativo. No obstante, el club recibió críticas positivas por su estilo de juego y colocó a tres jugadores en la NBA (Gary Clark, Alfonzo McKinnie y Matt Mooney), suficiente para liderar a la G League en call ups hasta que finalizó su participación. El vaso 'medio' lleno...

Por logística y restricciones sanitarias, NBA no consideró al equipo capitalino para disputar el resto de la temporada regular de la liga de desarrollo, por lo que Ramón Díaz y la gerencia general, en manos de Nick Lagios, tendrán alrededor de nueve meses para apretar tuercas y aplicar lecciones aprendidas. Desde Granada, España, donde disfruta de un par de semanas de asueto en compañía de su familia, Díaz, head coach de Capitanes desde 2017, reflexiona con AS sobre los pasos primerizos de la institución en las duelas NBA.

- ¿Cómo evalúas en el cómputo final el desempeño del equipo en su primera experiencia en la G League?

Estoy muy contento. Esa sería la primera definición de lo que he vivido en estos dos años. Ha sido un periodo duro hasta que comenzó la temporada, porque entremedias vivimos una pandemia que trastocó los planes de todo el mundo y entre ellos los de nosotros. La primera temporada no pudimos hacer burbuja; en la segunda se nos negó el debut tan soñado que queríamos en la CDMX y tuvimos que jugar en Estados Unidos. Todo esto enrareció un poco la situación de cómo vamos a jugar una temporada atípica, incompleta, todos los partidos de visitante. Fue todo un poco raro al principio, pero creo que el resultado ha sido muy positivo, no solo por la parte deportiva, sino un poco por la personal e institucional. El club ha madurado y aprendido mucho. Qué habríamos hecho la temporada que viene sin haber pasado este año por la G League. Me lo pregunto porque igual como hemos acertado en muchas cosas hemos cometido errores que no se pueden volver a producir de cara a la siguiente temporada. Ha sido un año muy productivo.

- ¿Qué aprendiste como coach durante esta experiencia a nivel táctico y a nivel de gestión de grupo?

Las metas eran ser competitivos e intentar poner algún jugador dentro de la NBA. Cumplimos ambas. Creo que estamos por encima de la media de lo esperado. Pero, por otra parte, me quedo un poco descontento porque me hubiera gustado ganar más partidos. Podríamos buscar mil escusas: no jugar en casa, hemos tenido los call up y nos han faltado jugadores para cerrar partidos, luego llegó la lesión de Tyler Davis que nos creó un desajuste en el juego interior muy grande durante seis partidos. También hay que mencionar la parte de la construcción del equipo y los fallos que he mencionado en la primera pregunta. Para resumir, objetivos cumplidos y más que contento por el resultado, pero el número de victorias que hemos tenido es mejorable.

Ampliar
Cortesía: Capitanes CDMX

- Noto mucha autocrítica en tu respuesta, Ramón. ¿A qué errores te refieres, en específico?

Sí, por supuesto que hay que ser autocríticos. Si quiero ser de los buenos en este negocio hace falta ganar partidos. No quiero estar en Capitanes o en la G League de paso. No, quiero hacerlo de la mejor manera posible para que se hable bien de Capitanes y de mí. Tengo que intentar afinar un poco más el tema de la construcción del equipo y en gestionar mejor los finales de partido. En este tipo de ligas hay menos tiempo para entrenar, o menos pretemporada; trabajar esos detalles que quizá no luzcan tan importantes, pero sí lo son, es crucial. El simple hecho de haber participado esta temporada nos va a permitir que el año que viene tengamos 5-6 jugadores que ya han pasado por Capitanes, o que podrían estar en nuestra órbita. Eso te da una base. En esta temporada, quitando el caso de Rigo (Mendoza) y Moisés Andriassi, a los otros 10 jugadores prácticamente no los conocía de nada.

- ¿Esto quiere decir que para la próxima temporada veremos una plantilla basada en la actual?

No sabemos todavía. Es un poco temprano para hablar del año que viene. No sabemos ni qué jugadores estarán disponibles, pero sí que queremos que haya una base. Esta es la identidad de Capitanes. Queremos que la columna vertebral del equipo siga siendo la misma de este año, con muchos jugadores latinos que han terminado la temporada a gran nivel.

- ¿Qué fue lo más difícil a lo que tuviste que adaptarte al baloncesto NBA tácticamente? Diferentes reglas, diferentes medidas. Incluso, un estilo más directo quizá, en comparación a lo que habías experimentado en LNBP...

Aprendí que en ofensiva menos es más. Estamos muy ocupados en buscar sistemas complejos. En baloncesto FIBA hay muchas opciones, más allá de un simple pick & roll, un simple pin down. Con los jugadores estadounidenses, con ese talento físico e individual que tienen, no hace falta demasiada complejidad táctica en ataque, porque ellos mismos son capaces de generarse su propio tiro y anotar con facilidad. Creo que he sabido reconducir, aunque sí que tenia una idea al principio de lo que quería hacer y he cambiado muchas cosas. En la parte defensiva hay muchas diferencias. La regla de los tres segundos en la pintura no existe en FIBA, entonces todo el sistema de ayudas que tenemos en Europa no nos sirve de mucho porque no puedes estar en medio de la zona esperando a ver qué pasa; siempre hay que ver desde afuera. Los equipos tratan de hacer cambios defensivos constantes debido a las características físicas de los jugadores, ya que en muchas ocasiones entre el 1 y el 4, o el 2 y el 4 no hay muchas diferencias en lo atlético; se lo pueden permitir. Para nosotros eso no es lo más usual. Tuvimos problemas en la lectura de algunos conceptos en ataque cuando nos hacían este tipo de defensa, pero después supimos suplirlos conforme avanzó la temporada.

- Fabián Jaimes nos decía algo similar. Que en NBA-G League no hace tanta falta el juego de pase en ofensiva, sino que lo importante es tener capacidad de atacar la pintura directamente e hizo hincapié en la importancia del tiro medio y exterior...

Creo que al principio fue duro para todos en general. Los periodos de adaptación no son fáciles. Hay jugadores, eso sí, que han sabido adaptarse mucho más rápido que otros, o incluso tienen cualidades en su juego que les hacen adaptarse más fácilmente. Fabián es un jugador de rol muy importante; un jugador que sin tomar demasiados tiros, o hacer demasiado uso del balón, genera muchas cosas. Es cierto que en este baloncesto, en el que se genera mucho desde la parte exterior y en el que hay gran talento para que uno mismo finalice la jugada por su cuenta, porque no vienen ayudas del lado débil o llegan retrasados por la norma de los tres segundos, muchas veces no se juega con demasiado pase o de forma vertical. No recibe tantos balones como sí podría en el baloncesto FIBA. Esto sí que le merma un poco. Otro es el aspecto físico de la liga. Fabián se caracteriza por ser un jugador muy atlético en la LNBP, o en la selección, y cuando ha llegado a la G League se ha encontrado con jugadores con una fortaleza mucho mayor a la suya.

- Ya que hablamos de Fabián, ¿qué te ha parecido el desempeño de los dos jugadores mexicanos que tuvo Capitanes en nómina: él y Moi Andriassi?

Son dos jugadores totalmente diferentes. Fabián es un jugador hecho, con 29 años, que venía a tener un rol medio dentro del equipo. Las características de juego que ya hemos comentado le han mermado y le hicieron no tener tantos minutos. A partir de la lesión Tyler Davis tuvo que echarnos una mano jugando más de 5 que de 4, que es su posición natural, pero no tengo ninguna queja. Fabián es pura entrega, puro corazón; un entrenador siempre quiere tener a un Fabián Jaimes dentro de su equipo. Es un jugador que siempre lo da todo dentro de la cancha, con más o menos aciertos, pero siempre estará disponible para cualquier cosa.

En el caso de Moisés, él venía sabiendo que era difícil tener muchos minutos; su rol iba a ser de tercer base. Tuvo la poca fortuna de que no pudo hacer el training camp por los problemas con la visa. Por eso llegó ya con la temporada empezada, después de nuestros primeros dos partidos, y le costó muchísimo entrar en ritmo de competición y entrenamiento. Lo que le ha faltado es tiempo. Si la temporada hubiera durado un poco más, poco a poco se hubiese ganado un sitio dentro del equipo. Contra el Ignite (dos partidos de exhibición a inicios de enero) volví a ver al Moisés que quiero, con ganas de tener el balón en sus manos, de gastar tiros, de ser productivo en ataque. Tiene que dar un salto a nivel físico, porque esta liga tiene una exigencia a nivel defensivo no habitual en ninguna otra competición.

Fabián Jaimes, uno de dos mexicanos en Capitanes CDMX
El equipo terminó con récord de 4-8 en la Zona Sur de la G League.
El exjugador de Texas A&M fue un estandarte de Capitanes con medias de 24.5 minutos, 13.4 puntos, 8.5 rebotes y 1.6 asistencias.
Jaimes registró promedios de 13.8 minutos, 2.4 puntos, 3.1 rebotes y 0.4 asistencias.
El exjugador de Lakers y Warriors en la NBA recibió una nueva oportunidad a la NBA gracias a sus actuaciones con Capitanes. Lo llamaron los Chicago Bulls.
El MVP de la LNBP en 2019 brilló en la parte final de la competencia: alcanzó promedios de 25.5 puntos, 9.6 puntos, 3.8 rebotes y 2.5 asistencias.
Seguidores de Capitanes se hicieron presentes en la duela de Greensboro en el último partido del equipo en la Showcase Cup.
El dominicano fue la gran figura de la cuarta victoria de Capitanes en la temporada (26+9+5).
El concierto de 'Rigo' ante Greensboro fue una de las grandes actuaciones de la temporada.
El guardia de St. Thomas fue una máquina anotadora: promedio 14.3 puntos en 25.9 minutos y además añadió 4.8 tablas.
Matt Mooney y Tyler Davis trabajan una pantalla para enfilar hacia el aro.
Junto a McKinnie, Reyes fue el máximo anotador de Capitanes CDMX en la temporada de G League.
Jordan Howard fue otra pieza importante para el coach Ramón Díaz. El seleccionado puertorriqueño estuvo en la duela un promedio de 26.8 minutos, con promedios de 13.4 unidades y 2.1 tablas y 3.0 pases.
En el segundo partido ante el filial de los Hornets, Davis tuvo un doble-doble de 14 puntos y 13 rebotes.
En espera del tip off de la temporada 2022-2023 en el Gimnasio Juan de la Barrera.

Capitanes CDMX: 'objetivo cumplido' y lecciones aprendidas

Fabián Jaimes vs. Birmingham Squadron

Fabián Jaimes, uno de dos mexicanos en Capitanes CDMX

Foto:Capitanes CDMX

Tyler Davis, Alfonso McKinnie y Matt Mooney

El equipo terminó con récord de 4-8 en la Zona Sur de la G League.

Foto:Capitanes CDMX

Tyler Davis fue una de las figuras del equipo en la temporada

El exjugador de Texas A&M fue un estandarte de Capitanes con medias de 24.5 minutos, 13.4 puntos, 8.5 rebotes y 1.6 asistencias.

Foto:Capitanes CDMX

Fabián Jaimes vs Birmingham Squadron

Jaimes registró promedios de 13.8 minutos, 2.4 puntos, 3.1 rebotes y 0.4 asistencias.

Foto:Capitanes CDMX

Alfonso McKinnie, a la NBA

El exjugador de Lakers y Warriors en la NBA recibió una nueva oportunidad a la NBA gracias a sus actuaciones con Capitanes. Lo llamaron los Chicago Bulls.

Foto:Capitanes CDMX

Rigoberto Mendozo, símbolo de Capitanes

El MVP de la LNBP en 2019 brilló en la parte final de la competencia: alcanzó promedios de 25.5 puntos, 9.6 puntos, 3.8 rebotes y 2.5 asistencias.

Foto:Capitanes CDMX

La incondicional afición

Seguidores de Capitanes se hicieron presentes en la duela de Greensboro en el último partido del equipo en la Showcase Cup.

Foto:Capitanes CDMX

Rigoberto Mendoza vs. Greensboro Swarm

El dominicano fue la gran figura de la cuarta victoria de Capitanes en la temporada (26+9+5).

Foto:Capitanes CDMX

Rigoberto Mendoza vs. Greensboro Swarm

El concierto de 'Rigo' ante Greensboro fue una de las grandes actuaciones de la temporada.

Foto:Capitanes CDMX

Justin Reyes vs. Greensboro Swarm

El guardia de St. Thomas fue una máquina anotadora: promedio 14.3 puntos en 25.9 minutos y además añadió 4.8 tablas.

Foto:Capitanes CDMX

Capitanes vs. Greensboro Swarm

Matt Mooney y Tyler Davis trabajan una pantalla para enfilar hacia el aro.

Foto:Capitanes CDMX

Justin Reyes, figura de Capitanes

Junto a McKinnie, Reyes fue el máximo anotador de Capitanes CDMX en la temporada de G League.

Foto:Capitanes CDMX

Jordan Howard, clave en Capitanes CDMX

Jordan Howard fue otra pieza importante para el coach Ramón Díaz. El seleccionado puertorriqueño estuvo en la duela un promedio de 26.8 minutos, con promedios de 13.4 unidades y 2.1 tablas y 3.0 pases.

Foto:Capitanes CDMX

Tyler Davis vs Greensboro Swarm

En el segundo partido ante el filial de los Hornets, Davis tuvo un doble-doble de 14 puntos y 13 rebotes.

Foto:Capitanes CDMX

Capitanes CDMX en la G League

En espera del tip off de la temporada 2022-2023 en el Gimnasio Juan de la Barrera.

Foto:Capitanes CDMX
1 / 15

- Dicho esto, ¿es viable la intención de Capitanes de generar joven talento latinoamericano para competir en G League, visto que el estilo de juego no se adecua a sus características? ¿Cómo conseguir ese balance entre mantener la identidad latina y competir con la alta exigencia NBA?

Esta pregunta debería ser para el Team President, o para los socios, antes que para el entrenador. Ellos tienen claro que el equipo debe tener una identidad latinoamericana en un 70-80% de jugadores y así intentar hacer el róster de la manera más competitiva posible. Creo que sí se puede. Ahora, hay que intentar buscar un equilibrio. Jugar en G League requiere de un sacrificio deportivo y físico importante porque no es una liga muy bien remunerada, en general. Además, es una liga que solo dura seis meses y en los restantes, si quieres dar un salto de calidad, porque la temporada no permite hacer demasiados entrenamientos por la carga de partidos, tienes que trabajar offseason. Cuántos jugadores están dispuestos a hacer este esfuerzo de no ganar mucho en temporada y después, en vez de fichar con otro club en Europa o Latinoamérica, buscar entrenadores personales para hacer esos cambios y trabajar en su físico. Es un sacrificio económico y personal muy alto que no todo mundo puede hacer.

Además, creo que hay jugadores que sí tienen la capacidad y las características. Uno de ellos, y no me cuesta decirlo, es el venezolano Garly Sojo, que con 21 años ha demostrado que tiene una gran capacidad atlética siendo un jugador latino, comparable a muchos estadounidenses. Si es capaz de mejorar ciertos aspectos de su juego, individual y colectivo, creo que tiene la posibilidad de dar el salto. Estoy seguro de que podemos encontrar más jugadores como él. Hay que apostar por ellos.

- ¿Qué viene para Capitanes a partir de ahora? La temporada empieza casi hasta el último trimestre del año, ¿pero a partir de cuándo comenzará la planeación?

Vamos a darnos un par de semanas de descanso. Hay gente que lleva cuatro meses sin ver a su familia. Tengo previsto ir a Estados Unidos, he tenido la suerte de que dos franquicias NBA nos han abierto sus puertas para verlos entrenar, ver cómo funcionan desde dentro. Quiero empaparme de esos conocimientos, seguir mejorando profesionalmente, madurar mi filosofía de entrenamiento. Y aplicar todo en la temporada entrante con Capitanes. Haremos un seguimiento de la G League, analizar estadísticas y tipos de juego, tanto a nivel defensivo como ofensivo. Tenemos a otra persona que se está encargando de analizar todas las ligas latinoamericanas donde creemos que pueden estar esos jugadores jóvenes para que podamos invitarlos al training camp. A partir de mayo ya estaremos todos nuevamente en México para empezar a afinar el róster y darle sentido a todo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?