NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
América AME
1
Emanuel Aguilera 10' (p)
Pumas PUM
3
Washington Corozo 28', 41',Higor Meritão 81'
Finalizado

América 1-3 Pumas

Pumas derrotó a América en cuartos y avanzó a semifinales

En lo que ha sido el mejor partido de toda la temporada, los de la UNAM dieron la campanada y derrotaron a las Águilas en su propia casa, donde se mantenía invicto.

Ciudad de MéxicoActualizado a
Pumas derrotó a América en cuartos y avanzó a semifinales
MEXSPORT

Pumas derrotó 3-1 al América en partido realizado en el estadio Azteca y obtuvo su boleto a las semifinales de la liguilla por el título del Grita México A21.

Hoy, con la eliminación del superlíder a manos del 11 de la tabla general, el futbol le dio una lección a esos que enarbolan el librito, que ponderan el pizarrón por encima del orgullo y corazón.

Hoy, de nada sirve ya al América haber terminado como primer lugar en la fase regular, tampoco el haberse mantenido invicto durante un año en casa, mucho menos esa estadística que dictaba que, cada que anotaba primero, no perdía sus partidos desde la llegada de Solari.

Hoy, la tacañería con la que se manejaron durante toda la temporada, esa frialdad, tan lejana de su ADN, les pasó factura a los azulcremas.

Bastó que en el camino se interpusiera un equipo entusiasta, intenso, con hambre y muy valiente, para gritarle a la cara a los de Coapa que sí, que las formas sí importan, más allá de lo que dicte el ábaco.

América no fue mejor que Pumas en los 180 minutos de la serie y el llamado Solarismo tiene un futuro incierto en el nido de Coapa, mientras que los otros, los pobres, pero alegres, estarán concentrados esperando rival de semifinales.

Después del lamentable espectáculo brindado en la ida, Santiago Solari decidió mover piezas y, por lo menos en nombres, le hizo un giño a su tribuna, que lo llenó de críticas en los días previos al partido, armando un once titular más ofensivo para el duelo en el estadio Azteca.

La salida de Miguel Layún y Federico Viñas y el ingreso de Roger Martínez y Henry Martín de inicio fue un mensaje contundente de que irían a buscar el arco de Pumas.

El partido, por supuesto, ganó. Y ganó mucho, porque la intensidad con la que está jugando Pumas lo ha convertido en un equipo temerario que puede ver a los ojos a cualquiera.

Los del Azteca no fue solo el mejor partido de liguilla hasta el momento, sino el de toda la temporada. En 17 jornadas, una repesca, y las idas de los cuartos de final, no se había tenido un espectáculo de esta magnitud en el Grita México A21. Ahora sí, digno de dos de los llamados grandes del futbol mexicano, de esos que sí o sí deben ser protagonistas.

Hay que decirlo: ni con los cambios de inicio, América llegó a ser mejor que su rival, sí más constante a la hora de atacar,.punzante, pero no superior a los universitarios.

Los felinos pusieron la vena cuando las Águilas insistían en que mejor había que llevar esto con cerebro. A los cuatro minutos, los auriazules ya habían generado la primera de peligro con un disparo de Saucedo apenas arriba de la meta de Memo Ochoa.

Pero a los ocho minutos, ese ímpetu universitario, llevó a Ortiz a regalar el balón en la salida, Roger enfiló, entró al área y ahí fue derribado por Lira. Fue una jugada muy apretada, pero el silbante Marco Ortiz no dudó en decretar penal.

Emanuel Aguilera cobró perfecto, fuerte, abajo, para vencer a Talavera y poner el 1-0 a favor de los de Coapa.

A los 15 minutos llegaría una jugada que fue clave: un balón filtrado le llegó botando, cómodo a Henry Martín, pero Talavera salió valiente a comerse al atacante de las Águilas y le alcanzó a rechazar su remate, que pintaba para gol.

Pumas arrinconó a las Águilas, las metió en su campo, ahí donde los azulcrema suelen están cómodos paseando el balón, dejando correr los minutos, pero la presión universitaria fue incesante, a grado tal que, en una misma acción, Dinenno estrelló el balón dos veces en el travesaño.

A los 28 minutos, Mozo bajó brillante un cambio de juego por banda derecha, avanzó unos metros y sacó un centro venenoso buscando la pierna de Corozo, pero Washington, sin intención, solo sirvió de pantalla, el balón siguió su curso y se metió por el segundo palo del arco de Ochoa. Era el 1-1.

Mozo era, por mucho, el mejor jugador del campo de juego y, al minuto 41, volvió a ser clave.

Alan volvió a meter un centro, ahora por alto, al corazón del área americanista, justo a la espalda de los centrales. Corozo se levantó y, de cabeza, venció a Ochoa para darle la voltereta al marcador.

En la segunda mitad, la desventaja obligó a Solari a ir contra sus principios, echando a andar la maquinaria para buscar, como fuera, el gol del empate.

Ingresó a la cancha Sebastián Córdova, con la firme intención de que alguien sacara algo de la chistera, un poco de magia, para disminuir a los universitarios.

La polémica volvería a aparecer cuando el árbitro Ortiz le perdonó una segunda amarilla a Efraín Velarde por una clara falta en jugada de peligro a las afueras del área, lo que hubiera dejado a Pumas con uno menos.

Pumas se arriesgó, y a pesar de que a lo largo de la temporada los errores defensivos fueron constantes, jugó al filo de la navaja y permitió que América se le fuera encima.

En el intento, los de Coapa fueron deformando su medio campo y amontonaron hombres al frente, lo que metió aún más atrás a los universitarios, que apostaron por pegar la que matara el partido.

Y esta llegó a los 35 minutos, cuando otra buena combinación entre Mozo y Corozo terminó en el fondo de las redes para el 3-1.

Este domingo, América iba a cumplir un año invicto en casa... Ya no llegó al festejo. El superlíder tacaño está eliminado.

Pumas
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?