Actualidad

Iglesia católica lanza crítica al gobierno por represión a migrantes

Este domingo la Iglesia Católica reprobó y condenó la represión que se ha utilizado para someter a migrantes de Haití y Centroamérica en México.

Ciudad de México
0
Iglesia católica lanza crítica al gobierno por represión a migrantes

En el Semanario Desde la Fe, la Iglesia Católica lanzó una cruda crítica al Gobierno de México por las noticias más recientes respectos a la situación ‘migrante’ en México y condenó la represión en contra de las personas migrantes en territorio mexicano, tras detectar un flujo histórico.

“Se requiere no solo que el Gobierno abandone su política de represión hacia las personas migrantes, sino que busque otras alternativas a la detención y a la regularización migratoria, para encontrar caminos más humanos y sin violencia”, expresó la Iglesia Católica.

La Iglesia reprobó que el Gobierno mexicano practique la represión contra los miles de haitianos que han llegado al territorio nacional en las últimas semanas para lograr pasar a Estados Unidos, mismos que asegura, han estado siendo retenidos en la frontera y llevados a albergues.

En las últimas semanas se han vitalizado en redes sociales las fotografías y videos de personal de la Guardia Nacional, Ejército y elementos de seguridad en la frontera con Estados Unidos sometiendo y reprimiendo a las personas migrantes de Haití y Centroamérica, afirmó la Iglesia Católica.

En el semanario se detalla que el gobierno mexicano “ha sido omiso en cumplir con el mandato de promover y defender los derechos humanos de todas las personas, establecido en el artículo primero de la Constitución”.

La institución religiosa afirmó que las Casas Migrantes Católicas que existen en el territorio nacional se encuentran trabajando en pro de los migrantes,y es que, por desgracia, como han denunciado los obispos mexicanos, lamentablemente el Gobierno mexicano ha delegado a estas instituciones, y a otras coordinadas por la sociedad civil, la responsabilidad de atender esta crisis migratoria”, se afirmó.

La Iglesia Católica instó al gobierno mexicano a solidarizarse con las personas migrantes y finalmente envió un mensaje, “no más muertes ni dolor, ni un país en donde se separe a las familias migrantes, ni donde se trafique con el cuerpo y el dolor de las personas extranjeras que decidieron migrar para encontrar una vida mejor”.