Mexicanos por el mundo

Así han sido los debuts de Ignacio Ambriz como director técnico

Nacho arrastraba una mala racha en sus primeros partidos, la cual rompió en 2017 y, desde ese entonces, no ganaba en su estreno en el banquillo.

México
0
nacho Ambriz durante su debut en el Huesca
Javier Navarro DIARIO AS

Ignacio Ambriz cumplió el sueño de ir a dirigir a Europa y fue contratado por el Huesca para el banquillo, al tiempo que rompió una ‘maldición’ que arrastraba desde su debut como director técnico, pues ganó su primer partido.

Fue en el Torneo Clausura 2003 donde Nacho Ambriz debutó en el banquillo, tomando al Puebla a partir de la jornada 13 donde cayó por la mínima diferencia en contra de los Colibríes de Morelos.

Posteriormente, se fue a Europa para ser auxiliar técnico en el Osasuna y en Atlético de Madrid, equipos a los que dirigió el Vasco Javier Aguirre.

Regresó al futbol mexicano para tomar las riendas del San Luis en el torneo Bicentenario 2010, mismo en el que debutó perdiendo con goliza de 5-1 en contra del América.

Continuó con su carrera de director técnico en Chivas de las jornadas 4 a la 12 y, aunque en su primer partido empató 0-0 con Pumas, el siguiente lo perdió por 2-1 ante Morelia.

La maldición siguió a Nacho hasta Querétaro en el Torneo Apertura 2013 y, de hecho, perdió 3-1 contra Morelia en el Estadio La Corregidora.

Ambriz dio el salto hacia el América, equipo en el que no pudo ‘sacudirse’ la mala racha que arrastraba, pues cayó en su primer partido 4-2 en contra del Puebla.

Fue en el Apertura 2017 cuando llegó al Necaxa; sin embargo, fue cuando pudo terminar con la ‘maldición’ que lo aquejaba al vencer 2-0 al Veracruz en su debut.

Nacho llegó a las filas del León en el Torneo Apertura 2018, tomando al equipo desde la Jornada 10 y en su primer partido en el banquillo de La Fiera, cayó 1-0 en contra de los Lobos BUAP.

TE PUEDE INTERESAR: Hirving Lozano realiza exámenes neurológicos al llegar a Nápoles

Ahora, con el Huesca en la Segunda División Española, volvió a ganar con un marcador de 2-0 en contra del Eibar.

Con ello, Nacho Ambriz logó ‘sacudirse’ la mala racha que arrastraba cada vez que debutaba como entrenador en el banquillo de algún equipo.