Actualidad

¿Cómo va el caso del periodista Javier Valdez?: sentencias y carpetas de investigación 

Sentencian a 32 años y tres meses de prisión a  Juan Francisco Picos Barrueto, tras encontrarlo culpable de los hechos cometidos en mayo de 2017, contra el periodista Javier Valdez. 

Ciudad de México
0
¿Cómo va el caso del periodista Javier Valdez?: sentencias y carpetas de investigación 

Tras el asesinato del periodista Javier Valdez el 15 de mayo de 2017, este jueves un juez federal condenó a 32 años y tres meses de prisión a Juan Francisco Picos Barrueto, tras encontrarlo culpable del homicidio del comunicador el 08 de junio del presente año, se le acusa de ser coautor material y de haber participado en la organización del atentado.

Un Juez Federal ordenó la reparación del daño moral a las víctimas indirectas de este delito. La sentencia se suma a la obtenida el mes de marzo de 2020 en contra de Heriberto “P”, familiar de “El Quillo”, por su participación en los hechos.

La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), de la FEMDH, acreditó las calificativas de premeditación y ventaja en el homicidio de esta persona que ejercía el periodismo. Asimismo, al sentenciado le fueron suspendidos sus derechos civiles y políticos por el mismo tiempo.

Durante el juicio donde se encontró culpable a “El Quillo”, duró más de un mes, periodo en el que se desahogaron 58 pruebas; entre las que destacan como material documental, peritajes, testigos e investigaciones de la FEADLE.

La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión(FEADLE), en un principio solicitó la pena máxima a Juan Francisco “P”, el Quillo, que hubiera sido de 50 años, misma que no fue aceptada.

Cabos sueltos

Tras la formal sentencia de Juan Francisco Picos, mejor conocido como “El Quillo”, aún falta por concretar la sentencia de Dámaso Lopez Serrano, “El Minilic”, que de acuerdo con información de la Fiscalía se encuentra en Estados Unidos y pese a que hay una orden de aprehensión de por medio aún no ha sido ejecutada.