NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

La televisión y el fútbol evolucionan o mueren

Ciudad de MéxicoActualizado a

La televisión y el fútbol han ido y crecido de la mano. Se masificó el fútbol gracias a la televisión y parecía que el fútbol le regresaría el favor y salvaría a la televisión ahora que vive una crisis a nivel mundial. Al parecer se están muriendo los dos.

Ha cambiado la manera de consumir medios, la oferta de las plataformas digitales ha aumentado a un ritmo vertiginoso. No podemos seguir el paso a las redes sociales que se multiplican y crecen en cantidad e importancia. Ahora somos activos ante los medios, interactuamos, no es un consumo pasivo; es inmediato, interactivo, vivo. Y la televisión parece haber quedado obsoleta, ya no satisface las necesidades de los nuevos mercados que ahora son más exigentes y con un espectro de atención mucho menor.

La Eurocopa, con una semana en juego, registra los niveles más bajos de audiencia en la historia desde que se estrenó el torneo, según datos de Telecinco citados por Okdiario. En el partido inaugural no alcanzó ni la mitad de espectadores que vieron el partido de arranque de la Eurocopa 2016 (14.1% vs. 33.8% de cuota de pantalla). Los números no mienten y reflejan que la gente ve menos futbol, por lo menos en televisión, a excepción de que sea un partido trascendente.

Podría enlistar una serie de factores para tratar de entender este fenómeno. Puede que en muchos tenga razón, en otros no, pero lo más probable es que sea una combinación entre varios que tienen como resultado esta agonía que vive el deporte más bonito e, irónicamente, más popular del mundo. Es una realidad que hay menos estrellas, son contados los nombres que en un torneo como la Euro ilusionan y destacan. Es posible que la pandemia siga cobrando estragos con el balón. Puede ser que exista menos interés para verlo y jugarlo; ya mencionamos cómo las prioridades, hábitos y rituales están cambiando, lo que también podría explicar la escasez de figuras.

Tampoco me atrevería a descartar un mal trabajo de visoría por parte de los clubes importantes o puede ser, simple y sencillamente, una mala etapa en la historia, una baja en la cosecha de futbolistas y aficionados; un efecto a la baja en la curva de interés que puede ser cíclico y generacional. Esto nos lo ha mostrado la historia en más de una ocasión y en más de un ámbito.

La oferta tiene que cambiar y, al parecer, los torneos tienen que ser más pequeños y elitistas para generar más interés. Esto es el argumento de la Superliga. Ahora el nivel y los números de la Euro avalan la teoría de Florentino Pérez y los grandes clubes europeos. Menos partidos, más cosas en juego y, sobre todo, calidad en el campo.

Salvo pequeñas excepciones en algunos partidos, parece que la Euro empezará en cuartos, como ha pasado con la Champions en los últimos años. Es clarísimo el patrón que estamos viviendo y no es muy bueno. Si no aprendemos de los errores, estamos condenados a repetirlos. La televisión y el fútbol evolucionan o mueren.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?