Consejos

Qué hacer para que el automóvil no gaste tanta gasolina

Esta serie de consejos hacen que el manejo logre la mayor eficiencia del automóvil y por ende, el consumo del combustible sea en menor medida.

México
Consejos para no usar tanta gasolina

De nada sirve que un automóvil esté dotado de las últimas tecnologías enfocadas a la eficiencia, si quien lo maneja no tiene una educación enfocada a no mal gastar el combustible. Al final, tener malos hábitos a volante que vayan en contra de una conducción orientada a la eficiencia se ve reflejada en el consumo de gasolina, y esto a su vez se ve registrado en el dinero que se paga al visitar la gasolinería.

Para evitar mal gastar dinero en gasolina, existen técnicas de manejo que pueden hacer que la aguja del medidor del tanque de combustible no baje tan rápido. A continuación, algunos consejos que ayudan a lograr un manejo eficiente en términos de consumo de combustible:

Cuidado con la aceleración y el frenado

Lo primero que se debe hacer es manejar ser suave. Esto significa frenar pronto y de forma más suave cuando se necesite reducir la velocidad o hacer alto total. Y de igual manera a la hora acelerar, se debe presionar suavemente el pedal del acelerador para hacer un avance lo más progresivo posible. Esto es particularmente importante al arrancar, en un semáforo o en señal de alto, ya que ahí es donde el motor pide más gasolina.

Continuando con la aceleración, es importante que, en los automóviles con caja manual, el tacómetro no sobre pase las 2,500 rpm. Para lograr esto habrá que hacer cambios constantes, sobretodo al manejar en ciudad.

Llantas en buen estado

Aunque no lo pareciera el hecho que las llantas estén en mal estado o que no tengan la presión de aire correcta, inciden en el exceso de consumo de combustible.

Sobrepeso

Cuanto más peso exista en el auto, es más la potencia que necesita el motor para hacer mover el vehículo. Por ello, lo ideal es retirar del vehículo cualquier cosa que no se necesite para el viaje.

Otro consejo es que resulta muy útil es no transportar portaequipajes en el techo si éste va vacío.

Utilizar el control de crucero

En viajes largos, lo ideal es ir a velocidad crucero. Al dejar que el automóvil sea quien se haga cargo de ese trabajo, se reducen algunas acciones bruscas como la aceleración.

Una velocidad constante es mucho más eficiente desde el punto de vista del consumo de combustible que un cambio regular de velocidad.

Viajar con las ventanillas cerradas

Llevar las ventanillas abajo cuando se maneja a velocidades altas tiene un gran impacto en las emisiones que produce el automóvil. Y es que, al rodar con las ventanillas bajadas se aumenta la resistencia y para combatirlo el automóvil utilizará más gasolina.

Revisar el automóvil

Asegurar que el automóvil esté en perfecto estado ayudará a que este sea lo más eficiente posible. Al existir problemas, por pequeños que sean, podrían llegar a convertirse en mayores complicaciones que pueden hacer que el auto esté gastando más gasolina de la necesaria.