Día de la Bandera

Día de la Bandera: ¿Qué simboliza el escudo de la bandera mexicana?

El águila parada sobre un nopal devorando la serpiente ha sido parte del lábaro patrio desde 1812 y ha permanecido hasta la actualidad a pesar de los cambios.

México
Día de la Bandera: ¿Qué simboliza el escudo de la bandera mexicana?

El 24 de febrero, nuestro país celebra el Día de la Bandera, que es uno de los tres símbolos patrios establecidos en la constitución junto con el escudo y el himno nacional. Este escudo se encuentra en la parte central de la misma bandera y consta de un águila real postrada sobre un nopal y devorando una serpiente. Dicha imagen tiene un origen que se remonta a las historias de las culturas originarias de nuestro país y ha sido parte de la bandera de nuestro país incluso desde antes de que se consumara la lucha de independencia.

¿Qué simboliza el escudo de la bandera mexicana?

El escudo de la bandera nacional hace referencia a una leyenda prehispánica que narra cómo es que se dio la construcción de la ciudad Tenochtitlan por parte del pueblo mexica y que prosperó hasta la conquista de los españoles. De acuerdo con esta historia, el dios Huitzilopochtli se manifestó al pueblo de Aztlán y les señaló que construyeran una gran ciudad en el lugar donde encontraran un águila sobre un nopal y devorando una serpiente, tal como se muestra en la bandera. Finalmente, dicha señal fue encontrada en lo que ahora es el Valle de México, construyendo la ciudad en medio de un lago.

¿Desde cuándo se estableció el escudo de la bandera de México?

La bandera nacional que actualmente conocemos es la versión que se estableció en 1968 con la ley sobre las características y el uso del Escudo, la Bandera y el Himno Nacional impulsadas por el entonces presidente, Gustavo Díaz Ordaz. Esta legislación hizo una renovación a la bandera de 1916, mejorando algunos detalles en el Águila parada sobre el nopal que devoraba la serpiente.

Sin embargo, su uso se remonta incluso desde antes de la guerra de independencia. En la época virreinal, el gobierno español ya utilizaba un sello con el águila mexicana que sostenía una serpiente en el pico. Así como estas, había representaciones oficiales similares mostrando al águila y la serpiente como elementos principales.

Más tarde y una vez comenzado el proceso de independencia, José María Morelos y Pabón utilizó un estandarte para distinguir su lucha en 1812. Dicha bandera era blanca con cuadros en azul en los bordes, mientras que en centro aparecía el águila sobre el nopal devorando la serpiente. Además, la rodeaba un texto en latín cuyo significado era: “Con los ojos y las garras igualmente victoriosas”. Posteriormente, en 1822, cuando concluyó la independencia, es estableció la Bandera del Imperio con los colores verde blanco y rojo, heredadas de la Bandera del Ejército Trigarante. En esta volvía a parecer el escudo en el centro con el Águila postada sobre un nopal y devorando a una serpiente.