ENTREVISTA - BASQUETBOL

"Adiós a los intereses oscuros, hay que sacar adelante al basquetbol mexicano"

La Asociación Mexicana de Entrenadores de Basquetbol surgió con el objetivo de profesionalizar a los coaches en todas las ramas competitivas del país.

Ciudad de México
0
"Adiós a los intereses oscuros, hay que sacar adelante al basquetbol mexicano"
Cortesía: AMEB

El baloncesto en México atraviesa momentos de desconcierto. De desamparo. La Asociación Deportiva Mexicana de Basquetbol (Ademeba) ha pasado casi 10 meses suspendida por la Federación Internacional (FIBA) y, actualmente, se encuentra acéfala. La renuncia de Xóchitl Lagarda como presidenta del organismo el pasado 29 de octubre, tras el fallo del Tribunal de Arbitraje Deportivo que avaló la inhabilitación impuesta por FIBA, dejó a Ademeba en muerte cerebral. La Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) y la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) han tenido que ejercer las funciones de la Asociación para que México acuda a los compromisos internacionales programados por FIBA en noviembre de 2020. El caos se ha apoderado del baloncesto nacional.

Entre el desbarajuste nació la Asociación Mexicana de Entrenadores de Basquetbol (AMEB), liderada por Enrique 'Palmita' González, exseleccionado nacional. El cometido de AMEB es contribuir al desarrollo del baloncesto mexicano desde un nuevo enfoque: los entrenadores. La profesionalización y la educación integral como bujía para mejorar el sistema. Mientras más herramientas técnicas y teóricas dispongan, mejores serán los talentos que emerjan. A AMEB no le importan las luchas intestinas que han desgastado al basquetbol mexicano. No, es momento de pasar página, refrenda 'Palmita'. "Cada cuatro o seis años pasa lo mismo. Esa (los conflictos internos) ha sido la sintonía de nuestra historia. Precisamente de ahí nace la Asociación. Las mismas personas que estaban al mando cuando nosotros éramos jugadores son las que están dando los mismos problemas de ahora", denuncia González en entrevista con AS. "Es una propuesta de transformación y de cambio. Sabemos que la columna vertebral del basquetbol, y de cualquier deporte, son los entrenadores. Si tienes una columna vertebral bien fortalecida, estudiada, enfocada, vas a tener mejores frutos, lo cual le vendrá bien a todos", añadió.

AMEB ya tiene afiliados en todos los estados de la República y ha logrado convenios con distintas instituciones educativas, como la Universidad Anáhuac, la Universidad de Querétaro y la Escuela Superior de Educación Física. Catedráticos e investigadores en ciencias de la salud ya colaboran con AMEB en la confección de planes de trabajo y metodologías basadas en estudios científicos para que los entrenadores las implementen. La procedencia de los coaches adscritos a AMEB va desde la educación media hasta el profesionalismo. En tiempos de pandemia, AMEB apeló a la tecnología para comenzar sus labores; una de las primeras acciones de la Asociación fue lanzar un ciclo de video-conferencias sobre dirección técnica y táctica de baloncesto: "Tratan sobre cómo trabajar la educación física y el aspecto psicológico, pasando por todas las categorías, hasta llegar a lo profesional. También se enseña a cómo editar un video, cómo realizar una charla en el vestidor, cómo tratar a los jugadores profesionales en una liga. No queremos dejar nada fuera", explica José Luis Arroyos, vicepresidente de AMEB.

En agosto de 2020, AMEB pactó un convenio con Ademeba, vigilado por la fiscalía anti-corrupción del Estado de Sonora en un alarde de transparencia. "La firma con Ademeba fue para ver qué podíamos aportar. Ella (Xóchitl Lagarda) confió en nosotros (...) No es decir 'vamos a dar más apoyo a los niños para que entrenen más'. Vamos a enseñar a los entrenadores a que tengan una mejor pedagogía. Es el momento para trabajar unidos. Llegó el momento de decir adiós a intereses oscuros, lo más importante es sacar adelante al basquetbol de México", declaró 'Palmita'. El exjugador lamentó la imagen que el concierto mundial tiene de la estructura del baloncesto nacional y considera que AMEB es el inicio del cambio de paradigma: " Es una tristeza el cómo nos ven fuera de México. Dicen que somos 'el gigante dormido' (...) No venimos a confrontar. Venimos a pelear por lo que nadie había peleado antes, por el basquetbol de nuestro país. Queremos demostrarle al mundo que somos una potencia. Con trabajo, con estudio, con mejor preparación".

Ademeba no canalizó en ningún momento un apoyo económico a AMEB, aseguran Arroyos y González. Hasta ahora, la Asociación ha germinado con trabajo meramente colaborativo, alianzas estratégicas y pequeños patrocinios en especie: "Hay mucha gente que no confía en la gente del basquetbol de México, con justa razón. Lo único que han visto es conflicto, ataque, castigo. Hablar mal unos de otros. Quieren confiar en un proceso, pero siempre terminan desilusionados", cuenta González. "Un entrenador nos donó un marcador electrónico. Spalding nos regaló varios paquetes de balones. Una empresa nos va a regalar playeras", apostilla. "Todo lo que estamos haciendo es por nuestra pasión al basquetbol. No recibimos un salario por esto. Estamos buscando quién nos da un poco de fortaleza en ese sentido. Ahora lo más importante es que la gente se dé cuenta de que venimos con algo fresco, diferente. Antes nos preguntaban qué pasa con el baloncesto mexicano. Y no pasaba nada. Y transcurría más tiempo y volvían a preguntar. Y seguía sin pasar nada", sentencia Arroyos, quien revela que los futuros planes de AMEB contemplan un segundo ciclo de conferencias online y, en el mediano plazo, establecer oficinas operativas. "No nos interesa la 'grilla'. Queremos hacer algo por el bien del basquetbol nacional", sentencia.