BASQUETBOL

Xóchitl Lagarda renuncia a la presidencia de Ademeba

La sonorense, quien ostentó el cargo desde 2019, enfrentaba una suspensión impuesta por FIBA, misma que fue validada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

Xóchitl Lagarda renuncia a la presidencia de Ademeba
Osvaldo Aguilar MEXSPORT

Inicia una nueva era en el baloncesto mexicano. Una era de incertidumbre y de transición. Como tantas. Xóchitl Lagarda, presidenta de la Asociación Deportiva Mexicana de Baloncesto (Ademeba), renunció al cargo que ostentaba desde el 23 de marzo de 2019. 588 días de turbulencia, en los que debió lidiar con la suspensión decretada por la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) en contra de Ademeba, por incumplimiento de sus estatutos. La Asociación lanzó una convocatoria para que la asamblea extraodinaria del 13 de noviembre elija a quien ocupe el puesto.

Lagarda formalizó su dimisión 'irrevocable' través de una carta remitida a Ana Gabriela Guevara, directora de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade); Hamane Niang, presidente de la Federación Internacional de Baloncesto; Carlos Alves, director ejecutivo de FIBA Américas; Carol Callan, presidenta de FIBA Américas; Andreas Zagklis, secretario general de FIBA; y a las asociaciones estatales que conforman a Ademeba. En la misiva, Lagarda denunció "corrupción" y "malas costumbres" que no permitieron que su gestión al frente del baloncesto alcanzara los objetivos: "Renuncio a ser parte de la red de corrupción. Renuncio a ser una mexicana agachada. Renuncio a ser intención que se tuvo de haberme invitado para convertirme en títere. Renuncio a ser tapadera (sic)", escribió.

La empresaria sonorense insinuó en su mensaje de renuncia que FIBA protege a quienes pujaron por el fin de su periodo: "Es demasiado el arraigo negativo y muy grande el fuero nacional e internacional que lo permite. Me queda claro que lo que prevalece es la mala intención y el ánimo desestabilizador". Casi en paralelo, Lagarda puso nombre y apellido a las acusaciones: "José Manuel Sáenz y Modesto Robledo (delegados de FIBA) creerían yo sería la persona más fácil de manipular a su voluntad, situación de lo cual se desengañaron antes de que transcurrieran dos meses de aquel 23 de marzo de 2019 en que fui designada. Sin embargo, ese desconocimiento mío al momento de la elección les permitió conformar un consejo directivo excluyente, ya que la mayoría de sus integrantes iniciales es afín a ellos y a sus intereses personales", declaró a Diego Martínez, periodista de Reforma, quien había adelantado la dimisión de Lagarda.

Los eventos se precipitaron a raíz de una primera carta, fechada también el 29 de octubre de 2020, en la que seis miembros del Consejo Directivo de Ademeba, incluido Modesto Robledo, exigieron que Lagarda se apartara de su cargo. El texto justifica que la renuncia inmediata de la presidenta contribuiría a normalizar el estatus de México ante la Federación Internacional, lo que permitiría a los representantivos nacionales volver a las competencias oficiales. Sin el apoyo de la dirigencia de Ademeba, ni de la junta directiva de FIBA, Lagarda se quedó sin margen de maniobra. Y ahora el baloncesto mexicano entrará a una nueva era. Una más.

Cronología del conflicto Ademeba - FIBA

FIBA suspendió a Ademeba el 10 de febrero de 2020 por "incumplimiento de sus estatutos". La Federación sospechaba del proceso de elección de Lagarda y de la aprobación de un nuevo estatuto que, acusó, no cumplía con sus estándares. La presidenta siempre defendió que FIBA había avalado su designación y que los estatutos estaban debidamente registrados.

FIBA fijó un ultimátum para que Ademeba cumpliera con seis trámites para recobrar sus derechos federativos: validar los estatutos anteriores al 23 de marzo de 2019 (día en el que Lagarda asumió el cargo), brindar una relación del personal que labora en la Asociación y probar que ocupan sus puestos con base en el reglamento, terminar la suspensión de dos federaciones estatales actualmente inhabilitadas (Tamaulipas y Sonora), transparentar sus reportes financieros (incluido el dinero recibido a través de Conade en 2017 y 2018), y entregar los contratos firmados con LNBP y NBA. Adebema no satisfizo los requerimientos y la sanción fue confirmada el 27 de marzo. Lagarda llevó el caso al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que resolvió a favor de FIBA el pasado 27 de agosto. Tras el fallo, la Asociación aceptó revisar sus estatutos, asignatura esencial para reactivar su afiliación en FIBA.