Fuerza Regia
91
Aguacateros
78
Finalizado

FINALES LNBP

Fuerza Regia gana a Aguacateros y es campeón de la LNBP 2020

El club aurinegro dominó desde el segundo cuarto a los michoacanos y resolvieron el juego 4 de las Finales LNBP para alzar su tercer título del baloncesto nacional.

Fuerza Regia gana a Aguacateros y es campeón de la LNBP 2020
Cortesía: Fuerza Regia

La dinastía de Fuerza Regia gobierna, de nueva vez, la LNBP. Después de un año en la oposición, el escuadrón de Francisco Olmos recuperó el poder y se ha coronado por tercera vez en su historia, tercera ocasión en los últimos cinco años. El juego 4 de las Finales LNBP 2020, en realidad, tuvo poca historia. Un cuarto y poco más. Dominio de cabo a rabo. Majestad incuestionable e infranqueable que dejó sin efectos el revolucionario baloncesto de los Aguacateros (91-78) en una noche de luces, alivios y catársis en el Gimnasio Nuevo León Independiente. Majestad y poderío el de J.J. Ávila, MVP de las Finales, una máquina de puntos bajo el aro (17+6+3, decisivo en ambos cristales). La temporada fue un suplicio para tantos y terminó en júbilo para unos pocos, para los de (casi) siempre. El poder. La fuerza.

La combustión temprana de Rodney Green encaminó a los Aguacateros en los primeros compases. Un parcial de 4-11 hasta que Olmos llamó a filas. Pero Green y Meyinsse no tenían entre sus planes ceder un ápice. Un doble bloqueo de Meyinsse y Anosike desató la algarabía en los cuarteles de Casalánguida y ejerció como una declaración de intenciones que no intimidó a los anfitriones. Un majestuoso pick & roll entre Jaron Martin y Aaron Fuller revitalizó a los pupilos de Paco Olmos en los últimos segundos del primer capítulo. La puntería de David Jackson y Dani Bejarano cambiaron el partido de signo (26-22), aprovechados de la súbita tara ofensiva de Aguacateros, que solo recolectaron dos puntos en la mitad del segundo cuarto. El zigzagueo de Martin, el arma oculta de Olmos, otorgó a 'La Fuerza' un colchón de ocho puntos. Una réplica suya, que hizo colapsar la defensiva en zona de Casalánguida, abrochó un parcial de terror para los michoacanos (24-11, 16% desde el triple). 

La tónica se mantuvo en el tercer periodo. Los Aguacateros no pudieron penetrar el adelantado perímetro aurinegro y 'Penka' Aguirre por fin exhibió las credenciales. Se le esperaba desde septiembre y llegó. El argentino asestó somníferos en píldoras de dos triples y ocho puntos y 'La Fuerza' despegó (56-41). Ventaja insalvable e inédita. El fadeaway de Anosike, inspirado en Anthony Davis, cayó como canto de victoria. Para colmo, los michoacanos extraviaron la pólvora y no ajusticiaron en las escasas oportunidades en las que pudieron (67% desde la línea de los castigos al final del 3P). Un colosal triple de Paul Stoll, arrojado con desdén, las manos echadas hacia adelante, descorchó la champaña. Y, a pesar de que Olmos recriminó hasta el último segundo que su frontcourt no descifrara la rotación Sims-Green, sus soldados resistieron pese el vértigo. Dos pérdidas de Stoll y Bejarano acercaron el partido al fuego, pero el cronómetro ya jugaba como el 'sexto hombre' de Fuerza Regia.

El humo empañó la duela con dos minutos de antelación. Al partido le sobraron 25 segundos y a la temporada le faltaron tres meses. Culpa del COVID-19, no de Fuerza Regia, que retomaron el poder de la LNBP para instaurar su particular monarquía y destronar a Soles de Mexicali. La temporada del milagro terminó en dinastía. La dinastía de Paco Olmos: tres de cinco desde 2017. Honores al rey. El de siempre.