El Madrid ya ganó a Mbappé

Ciudad de México

Kylian Mbappé anunció que no renovará su contrato con el PSG que terminará en dos años. Es una declaración para hacerle saber al mundo que estará libre, y a su equipo que prepare su futuro sabiendo que no cuentan con él. Ejemplo perfecto de que las cosas se pueden hacer bien.

Y las está haciendo bien porque los ojos de Mbappé están puestos en el Madrid. Es lo que quiere. El club merengue es el camino más viable para conseguir y desarrollar todo el talento del francés. Florentino Pérez y Nasser A-Khelaifi, presidente del PSG, se llevan bien y no van a estropear una excelente relación profesional por el deseo de un jugador. Mbappé lo sabe.

El PSG ha invertido 1,500 millones de euros en fichajes con el único objetivo de ganar la Champions. No lo ha conseguido y, después de esta última temporada, la 'Orejona' se ve cada vez más lejana. Mbappé es consciente y está dispuesto a sacrificar dinero y lujos por goles y títulos. Florentino esperará a poder ficharlo gratis en 2022, o al próximo año para seducirlo y pagar lo mínimo, lo cual sería una gran decisión deportiva y financiera para el Madrid.

¿Qué tiene el Madrid que llama a tantos? Uno de los jugadores más importantes del mundo, el futbolista a seguir en los próximos años, está dispuesto a bajarse el sueldo y planear una salida civilizada y organizada del club donde es príncipe con tal de llegar al club de la Castellana, que ha mostrado interés, pero no aventará la cartera por sus servicios. Es un equipo al que sustentan 13 Champions, tres consecutivas en los últimos cinco años. Pero más que eso, el Madrid es protagonista, es un proyecto deportivo interesante y consistente que en los últimos años ha conseguido no caer en la lucha de billetes que ha absorbido al fútbol.

Hace dos años el Madrid perdió a uno de sus máximos exponentes en la historia. Ahora tiene en su plantilla a una camada de jóvenes que ilusionan y que mantienen sanas las finanzas. Este es el ejemplo perfecto de que no importa que el fútbol sea un negocio, que el dinero sea uno de sus protagonistas; en la balanza siempre pesará más lo deportivo, al menos para el futbolista.

Mbappé quiere triunfar, quiere poner su nombre en la historia del fútbol mundial. Ya tiene una Copa del Mundo; le falta un club que lo lleve a lo más alto. Mientras el Madrid se mantenga sólido y firme ante la tormenta de fichajes y sueldos, siempre será un puerto atractivo. 'Los Blancos' están logrando sus primeras victorias en el escritorio y, si las trasladan al campo de juego, parece que seguirán dominando en Europa. Sin mover una sola ficha, el Madrid ya ganó a Mbappé.