Más Deportes

70% de usuarios decidieron no regresar a los gimnasios en México

La reapertura de los centros deportivos en casi toda la República Mexicana no será suficiente para la recuperación económica de la industria.

70% de usuarios decidieron no regresar a los gimnasios en México
Daniel Gonzalez GTRES

La reapertura de gimnasios no será la solución para aminorar los daños generados en la industria por la crisis derivada de la pandemia de COVID-19.

Hace unos días, la Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes (AMEGYC) anunciaba con felicidad que solo dos estados de la República Mexicana, Nayarit y Ciudad de México, mantenían el cierre de las instalaciones deportivas debido a la contingencia sanitaria derivada de la pandemia por COVID-19.

Sin embargo, si bien el hecho de que en los 30 estados restantes se haya levantado la restricción para acudir a gimnasios significó un tanque de oxígeno, la recuperación económica de la industria se ve lejana. 

En entrevista con As, David Rascón, director general de la cadena Anytime Fitness y miembro de la AMEGYC, señaló que el principal obstáculo para abatir la crisis que viven los centros deportivos es el temor de la gente al contagio.

"Cuando empezó la pandemia dijimos 'bueno, vamos a ver cómo resolver', nos fueron dando fechas de repartura y nos dimos cuenta que la reapertura no era la solución porque cerca del 70 por ciento de los usuarios nos cancelaron o decidieron congelar el contrato como socio.
Aunque en CDMX nos permitan abrir, seguimos con el problema porque el número de personas dispuestas a entrenar en un semáforo naranja o amarillo es bajo, muchas personas están esperando a que el semáforo esté en verde y, otras, esperan a que haya una vacuna para que no haya riesgo", señaló.

Otro inconveniente para la industria es que un gran porcentaje de sus usuarios perdieron su trabajo o vieron reducidos sus ingresos durante la pandemia, por lo que decidieron "sacrificar" el presupuesto que destinaban para ejercitarse.

"Me han pasado reportes donde hay gente que no tiene miedo a volver pero que se quedó sin trabajo o sus ingresos se vieron reducidos. A la hora de poner priorodad a gastos, los gimnasios se eliminan. Luce muy complicado el panorama

Sabemos que cuando lleguemos a semáforo verde un porcentaje alto va a regresar, pero será un 20-30 por ciento, el otro regresará cuando esté la vacuna y eso sería, tal vez, abril o mayo del año que viene", calculó.

Profesores, los más afectados

De acuerdo a datos proporcionados por Rascón, casi el 40 por ciento de los gimnasios del país tuvieron que cerrar sus puertas al no poder soportar el golpe económico que significó el cierre de sus puertas durante la contingencia sanitaria.

"Cerca del 40 por ciento de gimnasios cerraron, yo lo sé porque nos avisan en la Asociación y porque vienen y me ofrecen equipo usado. A nivel industria, el nuenro de cierres fue impresionante, indicó.

El recorte de personal fue la solución que muchos propietarios de gimnasios encontraron para aminorar los daños, siendo los más afectados los profesores de disciplinas.

"Los perjudicados fueron los profesores de clase. Hay una plantilla fija, pero también hay clases de zumba, de yoga, de distintas disciplinas, y esos profesores no forman parte de la plantilla, son comisionistas, se les paga por clase y serán los más afectados", lamentó Rascón.

Gimnasios seguros

David destacó un estudio realizado por la cadena Anytime Fitness en los Estados Unidos, país donde más unidades tiene la firma, en el cual se respalda que acudir a un gimnasio es mucho más seguro que realizar otras actividades como ir al supermercado o el cine.

"Hicimos un estudio, del número de contagios en el gimnasio contra el número de contagios en un supermercado, y con números duros te puedo decir que es más seguro ir a un gimnasio. Fue un estudio muy profesional, es el mensaje que estamos tratando de trasmitir, no podemos garantizar que es un lugar libre de COVID-19, pero sí es más seguro que hacer otras actividades como ir al supermercado o al cine", aseguró.