Empieza el fútbol en Europa

La final de la Champions deja más que un Bayern histórico. Da fin a la temporada 2020 y muchas cosas en Europa se van a mover, hay equipos que necesitan reestructurarse y jugadores a los que les urge reinventarse.

El Bayern no sólo es el equipo más ganador de Alemania; consiguió su sexto título de Champions ganando todos los partidos y es primer campeón invicto en la historia. Suma su segundo triplete en 7 años. Un proyecto sólido, intenso y ganador.

En la final parecía que casi no se extrañó a la afición, la banca del Bayern cantó como la hinchada todo el partido. La unión muestra un equipo con corazón en el campo y fuera de él; después del gol, parecía que eran los que iban perdiendo, no dejaron de presionar ni de buscar.

Neuer espectacular, el título donde ha sido más factor. Desde que salió su actitud reflejaba que su portería se mantendría en cero. Levawandoski el mejor 9 del mundo, busca portería siempre lleno de recursos y técnica.

Coman generó ocasiones todo lo que pudo; se adueñó de la banda izquierda, defendió, corrió, buscó; un fútbol muy espectacular, merecidamente termina metiendo el gol del triunfo. Thiago Alcántara fácilmente el mejor del partido.

El PSG no jugó como una final, en los partidos anteriores parecía que la falta de ritmo de juego no había sido factor, en la final lo fue y previo a lo que se pensaba en las semifinales, la liga francesa demostró estar muy por debajo. No es una liga competitiva, no tiene equipos a nivel de Europa y el domingo evidenció que los petrodólares no ganan títulos, por lo menos no de Champions.

Lo mejor del PSG fueron Ander Herrera y Navas; uno con hambre y otro con experiencia, pero fueron los que dieron la cara. Neymar y Mbappé jugaron de sobrados, sin carácter, ni alma. Desde que se retomó la actividad parecía que la dupla se entendía y se habían enganchado. En la final parecía que no se conocían.

Neymar burlándose en la semana de Maluma y siendo más estrella en las redes sociales que en el campo. Si de lo que más se habla de un futbolista en una final de Champions es de cómo llora al terminar el partido, es que algo está muy mal en el juego y en la imagen del jugador.

Neymar es un talento que parece no tener lugar en ningún equipo, el Barça lo quiere porque Messi lo quiere, yo como aficionada lo último que espero es un fichaje con la actitud de Neymar, más con la crisis institucional fuerte que vive el equipo culé.

Mbappé ha coqueteado con el Madrid para ser el fichaje bomba más importante de los últimos años para los blancos. Quedarse en el PSG era prometedor, ahora no me queda claro que tanto. ¿ Estará dispuesto a cambiar dinero y poder por un proyecto deportivo interesante, por poder tener la carrera a la altura de su talento? Veremos, pero claramente Paris no es donde sucederá.

Los títulos no sólo suman triunfos al ganador, replantean problemas y nuevos retos para todos los demás. Marca el fin de la temporada y el principio de nuevas etapas. Se acabó una temporada atípica e histórica, se acabó la Champions 2020 pero empieza el fútbol en Europa.