CHIVAS

'Chore' Mejía: "Jugar una Final de Libertadores, no cualquiera"

Edgar 'Chore' Mejía, futbolista de aquel plantel rojiblanco y hoy entrenador del Guadalajara femenil, valora esa actuación del Rebaño Sagrado como histórica.

Guadalajara (México)
'Chore' Mejía: "Jugar una Final de Libertadores, no cualquiera"
REFUGIO RUIZ MEXSPORT

Diez años han pasado ya de la derrota de Chivas en la Final de la Copa Libertadores de América, frente al brasileño Internacional de Porto Alegre. A una década de distancia, Edgar “Chore” Mejía, futbolista de aquel plantel rojiblanco y hoy entrenador del Guadalajara femenil, valora esa actuación del Rebaño Sagrado como histórica, pues considera que “no cualquiera” llega hasta ahí.

“Llegar a esa Final fue un logro por supuesto histórico, pero internamente lo valoramos más de la parte humana porque nos costó. Sabíamos en la Copa que nos sacaron por la influenza el equipo estaba embaladísimo, entonces creo que nos agarró tanto el coraje y traíamos la espina, que por eso llegamos donde llegamos”, explica.

“En la Final traíamos un equipazo, pero también honestamente aceptar que también Internacional ha sido yo creo uno de los dos mejores equipos que me enfrenté en toda mi vida, en cuestión de oficio, de armado, de todo... incluyendo Real Madrid, Barcelona o cualquier que me pude enfrentar. Un equipo altamente capaz, competitivo y con un oficio brutal. Dos años años antes nos habían sacado en la Sudamericana, en Semifinales y pensamos que era la revancha”, añade.

“No les ganamos, les sacamos un sustote, pero esa experiencia imagínate llegar al estadio en Copa Libertadores allá. Parecía infierno con tantas bengalas. Eso la verdad se extraña, lástima que ahora a los chavos no les toca vivir eso, porque en Sudamérica es otra cosa. Más allá de lo doloroso que fue, no deja de ser un logro muy importante, no porque haya sido parte de ese grupo, sino por la relevancia que implica jugar una Final de Copa Libertadores. Sea como sea, jugar una Final de Copa Libertadores, no cualquiera”, sentencia el “Chore” Mejía.

Hoy, los equipos mexicanos ya no participan en ese certamen. Edgar Mejía espera que algún día se tenga de nuevo esa posibilidad. “Yo ruego porque algún equipo le vuelva a tocar, vuelva a tener la oportunidad, se gane o se pierda, de jugar una Final de Copa Libertadores. Eso es algo indescriptible, te lo juro que de jugador lo valoraba, obviamente, pero a la distancia ahora veo y no es nada fácil, está complicado”, asevera.

Y es que para el Guadalajara no fue sencillo el camino. En la Copa Libertadores 2010 entró directo a Octavos de Final, pues un año antes el equipo había sido excluido de la competencia, pues se vivía en México la epidemia de influenza AH1N1, algo que llevó al Rebaño Sagrado a vivir situaciones muy complicadas en Sudamérica.

“Nosotros llevábamos tres Libertadores. En la primera hubo algo de Selección y quedamos fuera, después entre 2006 y 2010 jugábamos el torneo, Concacaf y Libertadores, la verdad me tocó vivir las mieles de lo mejor qué hay en torneos internacionales. Para la segunda fue cuando pasó esto de la influenza que nos sacan, ya sabes que nos sacan de manchados, se enojaron”, recuerda Edgar Mejía.

En aquel momento, Chivas viajó a Chile para enfrentar al Everton y la experiencia fue muy poco agradable. “Si les cuento lo qué pasó como mexicanos... llegamos al hotel, te subes al elevador, la gente se sale y te ven como apestado. Te volteaban a ver, se tapaban la nariz y se salían del elevador. Era un hotel cinco estrellas y todo. Los meseros a regañadientes sirviéndote la comida, casi te la aventaban. Los de recepción para las llaves”, relata el hoy entrenador.

De dicho episodio en Chile, es recordado el incidente de Héctor Reynoso, quien fingió escupir sobre un adversario. “Ahí ya fue la culminación, lo que ustedes vieron, pero cuando llegamos al estadio ponían una cabeza de puerco, todos con tapabocas y diciéndonos ‘mexicanos, sucios, puercos’, lo de apedrear el camión equis, porque era normal, pero las pancartas de ‘mexicanos, puercos, apestosos, cochinos’. Estaba muy bravo y por más que seas profesional, lo tomas personal porque es como contra el país”, recuerda.

“Como en ese momento estás representando al país, era muy duro. Nos sacan de esa Copa, nos invitan otra vez. Nos agarraron enojados, nos agarraron con un equipazo, que ya nos entendíamos de memoria, nos agarraron con los de Selección a su mejor nivel, después del torneo que logramos las ocho victorias seguidas”, concluye Édgar “Chore” Mejía.