LNBP

La LNBP no corre riesgo de suspensión de FIBA

La suspensión de la Asociación Deportiva Mexicana de Basquetbol disparó los rumores sobre el futuro inmediato de la LNBP. Sin embargo, la liga no será afectada.

La LNBP no corre riesgo de suspensión de FIBA
LNBP

La crisis que enfrenta la Asociación Deportiva Mexicana de Basquetbol (Ademeba) ante la Federación Internacional (FIBA) no afectará a la Liga SiSNova LNBP. Así lo ha confirmado la misma FIBA a solicitud expresa de AS. La jurisdicción del órgano regente del baloncesto a nivel mundial se remite a las competiciones internacionales, como las Copas del Mundo masculinas y femeninas y los torneos olímpicos, apunta la dirección de comunicación de FIBA. En tanto la LNBP es una competición constituida dentro del ámbito local, independiente de Ademeba, escapa a cualquier efecto de la sanción original.

El 10 de febrero de 2020, FIBA decretó la suspensión de Ademeba por "incumplir sus estatutos y sus obligaciones federativas" ante el organismo. Las irregularidades denunciadas por FIBA tienen apuntan al proceso electoral que llevó a Xóchitl Lagarda a la presidencia de la Asociación. El meollo del asunto estriba en dos temas centrales: la opacidad con la que Lagarda resultó electa, supuestamente apoyada por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade); y el desconocimiento de los estatutos que regían a Ademeba antes del 23 de marzo de 2019, es decir, el día de la votación presidencial. FIBA levantaría el castigo el pasado 31 de marzo si Ademeba cumplía con un listado de seis puntos estipulados en una carta, enviada desde las oficinas de la Federación en Suiza, de la que AS posee una copia.

Los requisitos para que la Junta Central de FIBA accediera a regualizar la situación de Ademeba como miembro afiliado eran el registro de los estatutos de 2019, certificar que todo el personal que trabaja en Ademeba había sido nombrado de acuerdo a los estautos aprobados por FIBA, levantar la suspensión de asociaciones estatales actualmente castigadas (Tamaulipas y Sonora), transparentar su información financiera (brindar los más recientes reportes de auditoría interna, detallar el presupuesto de 2020 y revelar los recursos obtenidos desde Conade durante 2017 y 2018), y proveer sus contratos de colaboración vigentes con NBA y LNBP. Ademeba no atendió el ultimátum y la sanción fue ratificada el 27 de marzo de 2020.

La Asociación Mexicana, no obstante, aún continúa afiliada a FIBA y, de momento, sus representativos nacionales están autorizados para participar en competiciones oficiales. Se desconoce si esta decisión permanecerá hasta 2021, cuando el calendario FIBA se reactive en su totalidad, incluido el torneo preolímpico en Croacia que contaría, en teoría, con la participación de los '12 Guerreros'. Si FIBA escalará hasta la desafiliación definitiva de Ademeba es aún un misterio. Por ahora, sus derechos federativos permanecen suspendidos; estos implican los siguientes puntos, consagrados en el artículo 8.1 de los estatutos generales de la Federación: derecho a voto en el Congreso; realizar propuestas de inclusión en la agenda del mismo; nominar candidatos a presidente, tesorero y otros miembros de la Junta Central; nominar candidatos para las comisiones, participar en las competiciones de FIBA; beneficiarse de los programas de desarrollo, educación y asistencia ofrecidos por la oficina regional; y ejercer cualquier otro derecho surgido desde los estatutos generales. Sea cual sea la evolución de la trama, la LNBP no sufrirá las consecuencias.

¿Por qué LNBP estaba 'en riesgo'?

Un rumor en redes sociales, previo a la confirmación de la temporada 2020 de la LNBP el pasado 1 de julio, había dado por hecho que FIBA había retirado su reconocimiento oficial a la Liga Nacional. Esto habría afectado las transferencias de jugadores hacia el máximo circuito del baloncesto nacional, pues se habrían realizado fuera del sistema y las directrices FIBA, sin amparo ni regulación oficial. Por ende, la integridad de la competición se habría comprometido sobremanera. La LNBP, a través de su comisionado general, Alonso Izaguirre, desmintió el bulo en entrevista con AS.