MUNDIAL 2022

Catar 2022 se inaugurará en una ciudad de 31,000 habitantes

El Estadio Al Bayt, con capacidad para 60,000 aficionados, casi duplica la cantidad de habitantes de Jor. Será la sede más pequeña en albergar la inauguración de un Mundial.

Catar 2022 se inaugurará en una ciudad de 31,000 habitantes
HANDOUT REUTERS

La semana pasada, la FIFA publicó el calendario oficial de la Copa del Mundo de Catar 2022, la primera en el Oriente Medio y el mundo árabe y la segunda en Asia. La inauguración será el 21 de noviembre de 2022 en el Estadio Al Bayt, en Jor; y la final que definirá al campeón del mundo se realizará el 18 de diciembre, en el Estadio Lusail. La disposición de las sedes arrojó una curiosidad: Jor será la ciudad más pequeña en acoger la inauguración de un Mundial. Solo viven en ella 31,547 habitantes, según FIFA; casi la mitad del aforo del Estadio Al Bayt (60,000).

Hay cuatro antecedentes truculentos que merecen explicación para concluir la unicidad de Jor. En Uruguay '30, Montevideo, ciudad que entonces superaba el medio millón de pobladores celebró dos partidos inaugurales simultáneos: México vs. Francia, en el Estadio Pocitos; y Estados Unidos vs. Bélgica; en el Parque Central. Italia '34 no tuvo una inauguración per sé; dio paso directamente a la fase de octavos de final, que se desarrollaron a la misma hora en ocho distintas sedes el 27 de mayo. El primer día de actividades de Suiza '54 también contempló cuatro partidos en paralelo el 16 de junio: Yugoslavia vs. Francia (en Lausana); Brasil vs. México (en Ginebra), Austria vs. Escocia (en Zúrich) y Uruguay vs. Checoslovaquia (en Berna). Chile '62 repitió el formato de los helvéticos con duelos simultáneos el 30 de mayo en Santiago (Chile vs. Suiza), Rancagua (Argentina vs. Bulgaria), Arica (Uruguay vs. Colombia) y Viña del Mar (México vs. Brasil). 

Si descartamos estas cuatro ediciones mundialistas, y consideramos a Solna, sede de la inauguración de Suecia '58, como parte de la zona metropolitana de Estocolmo, Jor será, con diferencia, la ciudad más pequeña en abrir una Copa del Mundo. A partir de Inglaterra '66, todas las ciudades que albergaron el primer partido de la máxima cita del balompié (excepto Francfort, en 1974) ya superaban el millón de habitantes al día del evento: Londres (1966), Ciudad de México (1970 y 1986), Buenos Aires (1978), Barcelona (1982), Milán (1990), Chicago (1994), París (Saint-Denis, 1998), Seúl (2002), Múnich (2006), Johannesburgo (2010), Sao Paulo (2014) y Moscú (2018).

Vista aérea del Estadio Al Bayt

Una ciudad portuaria

Jor es un pequeño puerto ubicado a 60 kilómetros al norte de Doha, la capital de Catar. Es una bahía de tres kilómetros de largo y una de las ciudades más antiguas del país. Actualmente, Jor opera como dormitorio para los empleados del puerto y de la empresa petrolífera Qatargas, cuyo complejo industrial, llamado Ras Laffan (el corazón económico del emirato) se ubica a media hora de trayecto en automóvil. Su principal atracción turística es el Museo Arqueológico, que documenta la historia marítima de la ciudad como un antiguo foco comercial y pesquero de importancia para el Golfo Pérsico.

La embajada de Catar en México informó a AS que el número de habitantes de Jor no variará en demasía durante los próximos dos años. El gobierno local no tiene presupuesto expandir el volumen demográfico de la ciudad. No hay proyectos residenciales para incentivar el éxodo a Jor de cara al Mundial de 2022. En cambio, las autoridades del emirato sí invirtieron en 2019 en la remodelación y ampliación de la zona de la bahía para acoger a los cientos de miles de visitantes que se esperan para la Copa. Más pasos peatonales, más parques, más espacios verdes. "Es una ciudad turística, no es de comercio, ni de trabajo. Habrá muchos hoteles para recibir a todos", respondió la representación oficial del país a solicitud de este medio.

El Estadio Al Bayt, una joya arquitectónica con capacidad para 60,000 aficionados, tuvo un costo aproximado de $849 millones de dólares, de acuerdo al portal especializado Design Build. La estructura de la techumbre está inspirada en los refugios utilizados por los pueblos nómadas de la región del Golfo. El recinto, cuya inauguración está programada para 2020, está ubicado a un costado de la autopista que conecta Doha con Jor, una ciudad que cabría entera dentro del Al Bayt.