ORGULLO LGTB

La AnadeLGTB, la asociación que sobrevive al menosprecio de las autoridades deportivas

Daniel Bistrain es uno de los miembros fundadores de este organismo que vela por la seguridad y derechos de los deportistas de la comunidad LGTB+.

La AnadeLGTB, la asociación que sobrevive al menosprecio de las autoridades deportivas

Hicieron reunión en auditorio de la escuela, yo estaba sentado hasta atrás, había chicos de otro grupo que antes me habían visto jugar futbol y durante, toda la plática, estuvieron golpeando el asiento por la parte de atrás con las piernas y diciéndome ‘puto’, lo más triste es que había una maestra y no les dijo nada, tuve que aguantar, eso me marcó mucho”. Éste es el relato de Daniel Bristrain, pero, la verdad, puede ser el de cualquier otra persona que ha sido víctima de homofobia en el mundo.

Como el mismo Daniel lo comparte, capítulos como éste, terminan por marcar la vida de quien los sufre. Hay quien no encuentra la fortaleza para superarlos, y hay otros que deciden tomarlos como bandera para plantar la cara y comenzar la lucha.

Daniel, es de estos últimos:“Siempre fui deportista de deportes individuales porque era muy retraído, no tenía noción de que era homosexual hasta después de que empecé a jugar futbol, y de ahí me gustó. En 2014 es cuando tengo mi primer acercamiento con la comunidad LGTB, nunca había escuchado de eso, no sabía que había otros jugadores gays, fue magia, hay un prejuicio sobre si este tipo de futbol puede ser demasiado femenino, que si no iba a tener nivel adecuado y mi sorpresa fue que hay gente con mucho talento, que son excelentes jugadores más allá de su orientación sexual”, señala.

La AnadeLGTB, la asociación que sobrevive al menosprecio de las autoridades deportivas

Y justo en la cancha fue donde Bistrain comenzó, no solo a hacer conciencia, sino también a conocer personas con los mismos ideales, objetivos y sueños para darle visibilidad pero, sobre todo, seguridad a la comunidad deportiva LGTB+.

Fue así como Daniel, Iván Lara y otros chavos le dieron vida a la Asociación Nacional del Deporte LGTB+ (AnadeLGTB).

“Hay muchísimos deportistas de la comunidad que no se sienten seguros en un espacio para practicar deporte, ¿por qué?, porque hemos sido victima de bullying. Para mí no era seguro acercarme a jugar con personas heterosexuales porque me daba miedo el rechazo y la burla. Si es necesario que exista esa parte del deporte LGTB, no porque nos queramos separar, de hecho, a futuro, la idea es integrarnos, pero ahorita si es necesario porque hay mucho retraso en materia social, por eso en la asociación trabajamos en dar ese espacio seguro a la gente de la comunidad que quiere practicar un deporte y no sabe dónde hacerlo. Es sentirse cobijado por otros deportistas de la comunidad, que los haga sentirse seguros para comenzar a practicar deporte, que vayan a un nivel alto, sin ser discriminados. Y también buscamos visibilidad, que el deporte LGTB crezca tanto que las empresas, los equipos grandes, comiencen a voltearnos a ver”, explica el subsecretario general de la asociación.

La AnadeLGTB, la asociación que sobrevive al menosprecio de las autoridades deportivas

Sin apoyo

La AnadeLGTB ha sobrevivido, prácticamente, de milagro. La Conade, las federaciones deportivas, los Institutos del Deporte no han querido brindar apoyo a esta organización y cada día resultar más difícil no tirar la toalla.

La AnadeLGTB, la asociación que sobrevive al menosprecio de las autoridades deportivas

“Ha sido muy complicado, el tema de la comunidad si bien ha tenido avances en la sociedad, aún hay mucho que recorrer. La visibilización la hemos tenido desde hace ya, prácticamente, 10 años, con torneos, que traemos medallas, la última vez en París, en los Gay Games, fueron mas de 30 medallas sin apoyo de nadie, nosotros con nuestros recursos, de a mochilazo nos vamos."

"Sí nos hemos acercado con Conade, pero nos remiten a las federaciones, nos preguntan que por qué deberían de considerarnos como una comunidad deportiva aparte. Alguna vez, el Indeporte de la Ciudad de México nos proporcionó unos pants, aunque fue de los que le sobraban, porque eran pants extra grandes todos, pero bueno, nos lo dieron. El problema, lo deben de entender, es que el apoyo es más para el deporte que a la comunidad”, subraya Daniel.

Bistrain agradece que en junio, considerado el mes de la comunidad LGTB+, las empresas y organizaciones se sumen a campañas, pero… “Este junio, por la pandemia, muchas empresas que regularmente se suben al tren, no lo hicieron, es algo que se agradece que un mes al año pongan la banderita en la puerta, pero hay que hacer cosas que trasciendan a más, que no solo sea un mes con la foto bonita y los otros 11 meses se olviden. No hay seguimiento a lo que queremos hacer. En año y medio no hemos tenido un solo peso, nosotros somos los hace todo, el dinero que se utiliza es nuestro, sí hay momentos en que nos desalentamos, pero, de repente, pasa algo padre y seguimos”, confiesa.

La AnadeLGTB, la asociación que sobrevive al menosprecio de las autoridades deportivas

La meta inmediata de la AnadeLGTB es obtener fondos para garantizar la participación de la delegación mexicana en la próxima edición de los Gay Games, algo así como los Juegos Olímpicos de la comunidad, que se realizarán en Hong Kong en el 2022.

Hong Kong 2022 es nuestra principal meta, captar la mayoría de deportistas, queremos encontrar apoyo de las empresas para poder viajar y comenzar a becar a nuestros atletas, queremos tener esa asociación que además de hacer sentir seguros a sus atletas, los pueda reconocer y apoyar en su preparación”, concluye.