CHIVAS

Día histórico para Chivas: exporta una futbolista por primera vez

Rubí Soto es la primera jugadora formada en el Rebaño Sagrado que dará el salto a Europa

Día histórico para Chivas: exporta una futbolista por primera vez

Un día histórico para Chivas. Por eso, el propio presidente, Amaury Vergara, acude a la sala de prensa del estadio rojiblanco, desde donde ofrece una videoconferencia. El motivo: anuncia la primera exportación de una futbolista del Guadalajara femenil. Rubí Soto jugará con el Villarreal, que milita en la Segunda División de España.

“Hace 10 años, este club hizo el anuncio del ‘Chicahrito’ (vendido al Manchester United) y fue un gran logro exportarlo. Hemos retomado los esfuerzos y reiteramos el compromiso de Chivas para seguir enviando representantes mexicanos que sigan destacando y se conviertan en ganadores, gente de éxito en el futbol”, explica el presidente del Rebaño Sagrado.

“Tengo un nudo en la garganta, Rubí. Sabes que te hemos acompañado en todo este proceso con el club. Para mí, de corazón, es un gran honor como presidente tener a nuestra primera jugadora formada en Chivas que emigra a Europa. No creo en las coincidencias, creo que alguien allá arriba te está cuidando y te está ayudando a que logres esto”, añade el dirigente rojiblanco.

Apenas el 3 de junio pasado, la madre de Rubí Soto falleció. “Me siento muy identificado contigo, yo también tengo alguien muy especial que partió hace poco y siento que me está cuidando como a ti. Representa muchísimo que seas un ejemplo para las jugadoras que vienen de tras de ti. Te felicito, te deseo éxito y que la rompas allá. Chivas siempre tendrá las puertas abiertas para ti. Si un día quieres regresar, esta es tu casa y aquí tendrás un lugar con nosotros. Felicidades, que tengas mucho éxito”, sentencia Amaury Vergara.

Por su parte, Nelly Simón, directora deportiva de Chivas, también expresa su felicidad por este hecho histórico. “Es muy complicado poder decirle a Rubí lo que significa para la institución que sea la primera jugadora hecha en un equipo de la Liga MX Femenil, sin haber tenido una convocatoria a Selección, que parta al extranjero. Sabes lo que te aprecio, admiro y respeto. Te lo dije alguna vez que el carácter, la honradez, la disciplina y persistencia con que trabajas en tu vida te iba llegar lejos. Lo platiqué contigo y me acuerdo que se te llenaron los ojos de lágrimas”, afirma.

“Hoy quiero que sientas emoción, pero también responsabilidad de llevarte al futbol mexicano y a Chivas, con los valores que inculca. Éxito, lo vas a tener, te vamos a extrañar, pero estamos muy orgullosos de que te vayas, conquistes tus sueños y hay alguien muy grande que te está cuidando, llévatela en el corazón. Estoy muy orgullosa de lo que estas consiguiendo, esto hará que tus compañeras y todas las jugadoras en México vean que se puede. Rubí, muchas felicidades, sé feliz, disfruta y sonríe”, agrega.

Se va entre lágrimas

No es fácil la partida y más cuando se vive en medio de un duelo. Cuando Rubí Soto toma la palabra en la sala de prensa del Estadio Akron, le toca despedirse entre lágrimas. Enfrente está sentado su padre, Martín Soto, pero le falta una parte fundamental: su madre. Por eso, el adiós de Chivas, su segunda familia, es entre lágrimas.

“Primero que nada agradecerle a tantas personas que han estado a mi lado en todo este proceso. Inicié mi sueño a los 15 años, llegué a este club, el equipo de mis amores que siempre tuvo confianza en mí. Gracias por estar en los peores momentos que he pasado, les agradezco porque nunca me soltaron. Estoy agradecida con todo el club. No sería posible esto sin mi familia, me falta un pilar muy importante, pero por ella voy a salir adelante y por ella lograré muchas cosas. Es la persona más importante y estará orgullosa de verme triunfar”, afirma entre lágrimas y con la voz permanentemente cortada.

“A mis compañeras y mi familia, gracias por siempre confiar en mí, dentro y fuera del campo. Más a Tania (Morales, capitana del equipo) gracias por arroparme desde el primer día, mereces todo mi respeto, eres una gran líder, te quiero mucho y voy a extrañar a cada una. Ojalá nunca me olviden y un día pueda regresar al club. Gracias al profe ‘Chito’ (Ramón Villa Zevallos, técnico), he aprendido de cada entrenador, pero él me explotó, confió en mí y me dio las oportunidades que necesitaba. Gracias profe por confiar en mí, por siempre motivarme y regañarme cuando hacía algo mal, para mejorar en el futbol y como persona. Espero pronto volver a jugar con ustedes, los quiero”, concluye.